Los hombres de 31 y 35 años de edad fueron vinculados a proceso por los delitos de usurpación de identidad y uso indebido de documentos.

Ciudad de México, 7 de abril (SinEmbargo).– Con las manos y todo el rostro cubierto, así acudieron disfrazados a un centro de vacunación de Coyoacán, Ciudad de México, los jóvenes de 31 y 35 años de edad que fueron detenidos luego de hacerse pasar por adultos mayores para recibir dosis contra la COVID-19, de acuerdo con fotografías difundidas por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Las imágenes de la dependencia muestran que los hombres llevaban guantes morados para cubrir sus manos, además de cubrebocas y una gorra con careta que no dejaba ver sus rostros.

En las fotografías difundidas se observa que al menos uno de ellos acudió en una silla de ruedas. Los hombres también se habrían pintado canas y las cejas.

Los hombres tienen 35 y 31 años. Foto: SSC.

Los hombres llevaban guantes morados para cubrir sus manos. Foto: SSC.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México detalló que una servidora pública federal sospechó de ellos porque actuaron de forma “inusual” después de que fueron vacunados y se encontraban en el área de observación.

Ambos acudieron el pasado 27 de marzo a un centro de vacunación COVID-19 instalado en Calzada de la Virgen, colonia Alianza Popular Revolucionaria. Esta tarde, la Fiscalía capitalina informó que los jóvenes fueron vinculados a proceso por su probable participación en los delitos de usurpación de identidad y falsificación o alteración y uso indebido de documentos.

Al menos uno acudió en silla de ruedas. Foto: SSC.

Los hombres detenidos llevaban una gorra con careta que no dejaba ver sus rostros. Foto: SSC.

De acuerdo con la dependencia, un Juez de control dictaminó que deberán permanecer con la medida cautelar de prisión preventiva justificada; además, fijó el plazo de un mes para el cierre de la investigación complementaria.

 La Fiscalía capitalina comenzó una investigación contra los imputados porque habrían presentado actas de nacimiento y CURP que corresponderían a dos de sus familiares directos.

Uno de ellos, estimó la dependencia, habría llevado documentación que corresponde a su padre, mientras que otro entregó los de un tío.

La Jefa de Gobierno de la capital, Claudia Sheinbaum Pardo, informó hoy sobre este caso luego de que se le cuestionara si se han detectado nuevos casos de influyentismo para que personas y servidores públicos a quienes aún no les corresponde reciban la vacuna.

Sheinbaum Pardo comentó que aún no se sabe si se les aplicará la segunda dosis del biológico inmunizador, ya que resulta una falta y además un delito al suplantar otra identidad.

“No sé, el tema aquí es que en todos los casos que no se siguen los criterios que deben seguirse, pues se trata como un delito, sobre todo si hubo usurpación de identidad”, consideró.