A finales de marzo la tasa de desempleo alcanzó su mayo dato al alcanzar 6.9 millones de despidos sólo en una semana. Sin embargo, el dato es asombroso, pues e algunas entidades de la unión americana más de una cuarta parte de la fuerza laboral no tiene trabajo, de acuerdo con el periódico The New York Times.

Ciudad de México, 7 de mayo (SinEmbargo).– En siete semanas 33 millones de personas en Estados Unidos se han quedado sin empleo. Sólo en la semana anterior se sumaron 3.2 millones a las filas del desempleo, producto del impacto del nuevo coronavirus sobre las economías mundiales.

A finales de marzo la tasa de desempleo alcanzó su mayo dato al alcanzar 6.9 millones de despidos sólo en una semana. Sin embargo, el dato es asombroso, pues e algunas entidades de la unión americana más de una cuarta parte de la fuerza laboral no tiene trabajo, de acuerdo con el periódico The New York Times.

Ayer, un reporte de la compañía de nóminas ADP mostró la trágica profundidad y la magnitud de pérdidas de trabajos que no perdonó a sector alguno de la mayor economía del mundo. Estimó que las empresas estadounidenses eliminaron un total sin precedentes de 20.2 millones de empleos en abril, un colapso épico derivado del cierre de oficinas, fábricas, escuelas, sitios de construcción y tiendas que impulsan la economía.

Las pérdidas casi seguramente continuarán todo el mes de mayo, con una recuperación de las contrataciones probable en los meses subsiguientes, dijo Mark Zandi, principal economista de Moody’s Analytics.

De acuerdo con ADP, el sector de hotelería, restaurantes y esparcimiento perdió 8.6 millones de empleos el mes pasado. Comercio, transporte y servicios públicos perdieron 3,4 millones. Las firmas de construcción eliminaron 2.5 millones, mientras que los manufactureros aproximadamente 1.7 millones.

Este viernes el Departamento de Trabajo de EU dará a conocer las cifras oficiales de desempleo en el mes de abril, que analistas consultados por NYT por estiman se encuentre cerca de 15 millones de personas, un nivel observado sólo en épocas de depresión económica

Las medidas de distanciamiento social, requeridas para frenar la propagación de la enfermedad COVID-19,  obligaron a empresas a parar sus operaciones  los sectores más afectados resultaron ser el restaurantero y turístico que fueron las primeras industrias en despedir a sus trabajadores

Sin embargo, empresas tecnológicas como Uber y Airbnb también han debido deshacerse de 3 mil 700 y mil 900 empleados, respectivamente, debido a las pérdidas económicas que su rubro de trabajo requieren: la transportación y el hospedaje

Gregory Daco, economista en jefe para EU de Oxford Economics afirmó que se observa una ola enorme de pérdidas en la economía estadounidense, en la que la cifras de desempleo son la segunda ola de la recesión generada por el nuevo coronavirus.

-Con información de AP