México

La fachada del Patrick Miller, en la Roma, tiene un cartel: “SE RENTA”. La nostalgia recorre la Red

07/05/2021 - 6:08 pm

La publicación de fotografías de la puerta del famoso Patrick Miller con un letrero de “SE RENTA” ha generado pesar entre los usuarios de redes sociales, especialmente en Twitter, por el cierre de este icono de la diversión nocturna en la Ciudad de México, que hoy es considerado otra víctima de la COVID-19.

Ciudad de México, 7 de mayo (SinEmbargo).– La construcción sede del Patrick Miller, uno de los sitios más emblemáticos de la celebración y el baile en la Ciudad de México, está en renta, reportaron este viernes con enorme nostalgia los usuarios de redes.

La locación, situada en la calle Mérida número 17 de la no menos icónica colonia Roma, muestra en la entrada un letrero amarillo con letras negras que anuncian “SE RENTA”.

Las fotografías de la fachada han cargado de melancolía a los usuarios de las redes sociales, particularmente en Twitter, donde los capitalinos han mostrado el pesar de que el Patrick Miller se convierta en otra víctima de la COVID-19, a más de un año y dos meses de haber cerrado sus puertas por la pandemia.

El Patrick Miller es un símbolo de la celebración nocturna para la capital del país. Su leyenda urbana data de la década de los 80, cuando los DJ’s realizaban sus mejores selecciones musicales en espacios abiertos. Uno de esos disc jockey se hacía llamar Patrick Miller.

“Roberto Devesa es el nombre de aquel joven DJ al que promovía el Sonido Meteoro en 1983 bajo el pseudónimo de Patrick Miller. Hoy se le conoce como el señor Patrick Miller, a quien se le tiene un enorme respeto, y sigue tocando. Además de haber logrado enorme reconocimiento por presentarse en vivo, Miller es conocido por haber sido uno de los primeros productores de música electrónica en México”, detalla un reportaje publicado en revista192.com.

En aquella época ya no se hablaba de otra cosa que no fuera Patrick Miller, pues su destreza para seleccionar y mezclar temas para el público, iban más allá de los eventos programados en el número 8 de la calle Filomeno Mata, locación del Club de Periodistas, mejor conocido con el seudónimo del DJ.

“Basta con pasar una noche en el Patrick Miller y decir su nombre, para que decenas de los que frecuentan el lugar cuenten historias sobre lo buena persona que es. Durante 2012, un promotor consiguió que el Club de Periodistas presentara una noche de Patrick Miller. Desde luego, el evento fue un éxito: el lugar estaba a reventar; con dificultades se pudieron armar los círculos de baile”, cuenta Fabián Rodríguez, autor del texto.

La locación del Patrick Miller mudó luego de una década en el Club de Periodistas y desde los 90se encontraba la calle de Mérida.

“Cada noche de Patrick Miller se puede encontrar una larga fila de personas dispuestas a pagar la simbólica cantidad de 30.00 pesos para entrar. Ahí se puede encontrar a todo tipo de gente, todos son bienvenidos. Los asiduos se conocen bien entre ellos, se llaman a sí mismos patricios”, detalla Rodríguez en su escrito.

Para los patricios, cuenta el autor del reportaje, la fiesta gira en torno al baile, pues las bebidas sirven meramente para refrescarse, aunque, hay algunos patricios que destacan por lealtad a Miller; están quienes tienen tatuado el logo de la discoteca en el pecho o aquellos que visten cadenas o playeras con el mismo logo.

“Todos lucen sus tesoros con mucho orgullo. Otros patricios destacan por sus movimientos en la pista, como Flor y Úrsula, quienes imprimen un sello muy particular a los enfrentamientos de los que forman parte. La diversidad se fomenta y es una constante”, explica el reportero en el texto titulado “Larga vida al Patrick Miller”, y que este viernes recuperamos en SinEmbargo en honor de ese sitio icónico de la capital del país.

Con frases como “vuele pronto, querido” y “mi corazón no está listo”, internautas reaccionaron a la noticia de la renta del establecimiento: