En Casa con Love Veg. Foto: Igualdad Animal / Animal Equality

Vivimos un tiempo de inflexión humana y animal que nos obliga a la resiliencia, a mirar atrás y reconocer que no queremos, que no debemos “volver a la normalidad”, esa normalidad que nos ha traído hasta aquí, devastándolo todo y poniendo en riesgo lo más preciado: vivir libres sin sufrimiento.

Hemos construido sistemas de producción que arrasan con todo a su paso, provocando la extinción de miles de especies, la contaminación del medio ambiente y la muerte de millones de personas y animales.

Hoy más que nunca necesitamos un “cambio transformador”, uno radical, pero esa radicalidad comprendida por Hannah Arendt, “el mal puede destruir el mundo, pero profundo y radical sólo puede ser el bien”, necesitamos un cambio profundo para construir la “nueva normalidad”, romper por completo con todas las cadenas, erradicar la violencia de la normalidad y romper los paradigmas que nos han llevado a la realidad que hoy vivimos y se han convertido en la mayor amenaza a para la salud, el medio ambiente y la sociedad entera.

La COVID-19, ha urgido un replanteamiento de nuestros hábitos de consumo a fin de evitar el surgimiento de futuras pandemias, debemos adoptar y optar por el menor daño posible hacia nuestra salud y el planeta, que no solo minimice los problemas de salud actuales, sino que prevengan futuras crisis.

Pero, ¿cómo comenzar una nueva normalidad?, la respuesta está mucho más cerca de nosotros de lo que creemos. La actual crisis de salud mundial ha puesto los reflectores en las diversas prácticas culinarias que involucran el comercio y el consumo de animales, y que han detonado en la humanidad una serie de enfermedades y está causando al planeta una muerte lenta. La ganadería industrial es el sistema más devastador que existe, la matanza de animales y su comercialización ha puesto en jaque al mundo, no solo por generar violencia al torturar animales o por acabar con los recursos naturales y ser responsable del calentamiento global, sino por dañar nuestra salud, lo más valioso que tenemos los seres humanos.

De un bocado podemos detener tanto daño, por eso hoy quiero platicarte de Love Veg, un programa de educación de Igualdad Animal que ha lanzado su reto “En Casa con Love Veg”, el cual busca generar nuevos hábitos a la hora de elegir lo que comemos, mediante un recetario gratuito con recetas basadas en vegetales que son compasivas con los animales, más saludables y que logran mitigar el gigante impacto medioambiental que ocasiona la ganadería industrial.

Al realizar este reto, aprenderás a preparar desayunos, comidas, cenas, postres y bebidas tradicionales en las mesas de los mexicanos pero en su versión vegetal, con lo que se demostrará, que al dejar a los animales fuera de nuestros platos no se pierde sabor, pues toda nuestra riqueza cultural y culinaria es posible a base de plantas.

View this post on Instagram

#Repost @igualdadanimalmexico (@get_repost) ・・・ ✍️ ¡Suscríbete, descarga el recetario y descubre lo sencillo que es ayudar a los animales y el planeta cocinando una receta libre de crueldad al día! 🥰❤️🌱 . Da clic en el link de la bio o directamente visita @loveveg_mx para inciar tu aportación para acabar con el maltrato animal y minimizar nuestro impacto en el planeta. . #lovevegmexico #veggie #vegan #vegano #proteinasvegetales #vegetariano #nutrition #eat #comida #mexico #mexican #alimentos #alimento #igualdadanimalmexico #climatechange #cambioclimatico #ecologia #sostenible #sustentable #sostenibilidad #sustentabilidad #agua #bosques #deforestación #pandemia #covid_19 #covid19 #futuro

A post shared by Come como nunca antes 🌱 (@loveveg_mx) on

Con esta simple acción de modificar tu alimentación estarás realizando cambios profundos que de una vez impactará positivamente en el mundo de tres formas:

ANIMALES. La ganadería industrial es la principal causante de maltrato animal en la historia. Cada año en México se matan más de mil 800 millones de animales para consumo humano, los cuales pasan toda su vida confinados en granjas, siendo sometidos a prácticas atroces y crueles y cuyo destino final es el matadero. A nivel mundial, según estadísticas de la ONU, cada año, se envían al matadero a un número de animales de granja equivalente a ocho veces la población humana del planeta Tierra.

PLANETA. Al mismo tiempo que esto sucede, el cambio climático que es la mayor amenaza que hoy enfrenta la humanidad se engrandece, pues nuestro actual sistema de producción de alimentos basados en la ganadería industrial tiene gran responsabilidad en esto: alrededor del 15 por ciento del total de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial son emitidos por ella. El sistema alimentario actual es insostenible. El impacto medioambiental que tiene una dieta cárnica y derivados de origen animal es altísimo y deja estragos y graves consecuencias a nuestra salud. Optar por alternativas vegetales es uno de los actos más revolucionarios que podemos hacer para mitigar esos impactos.

SALUD. Sin olvidar que los humanos nos vemos directamente afectados por nuestra alimentación actual, pues se estima que 3 de cada 4 enfermedades infecciosas nuevas o emergentes en las personas provienen de los animales (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). La evidencia científica a este respecto nos ha dado un indicio claro, la vacuna más eficaz para prevenir enfermedades que luego se pudieran convertir en pandemias, es optar por dejar a los animales fuera de nuestros platos y no alterar su ecosistema.

No hay tiempo que perder, te invito a que hagamos este reto de Love Veg e Igualdad Animal México, ingresa hoy mismo a https://loveveg.mx/en-casa-con-love-veg/ , generar nuevos hábitos colectivos a la hora de elegir lo que comemos, pausara de inmediato el daño causado a nuestro planeta.