Xenoblade Chronicles: Definitive Edition llega al Nintendo Switch con gráficos actualizados, música actualizada y con algunas mejoras dentro del juego que hacen más sencillo el recorrido a lo largo de las misiones del juego.

Ciudad de México, 7 de junio (SinEmbargo).- Xenoblade Chronicles es uno de los RPG’s más ambiciosos que llegamos a ver en el Nintendo Wii y aunque tuvo que pasar cierto tiempo y miles de peticiones por parte de fanáticos para que el juego llegará al continente americano en el año 2010, Monolith Soft, el estudio desarrollador de la franquicia, ha demostrado hasta la fecha, desde la entrega original hasta Xenoblade Chronicles 2, porqué la saga es una de las más importantes para Nintendo en su reciente historia y para las más recientse generaciones de consolas. Xenoblade Chronicles: Definitive Edition llega al Nintendo Switch con gráficos actualizados, música actualizada y con algunas mejoras dentro que hacen más sencillo el recorrido a lo largo de las misiones del juego.

El juego nos cuenta un poco del origen de Shulk, ya que, si llegaron a jugar directamente la segunda entrega, tal vez tengan ciertas dudas de los orígenes del personaje y la famosa espada del juego: la “Monado”. La historia nos regresa a los orígenes más antiguos del universo de Xenoblade, cuando dos titantes se enfrentaban entre sí, “Mechonis” y “Bionis” hasta que por fin terminó la batalla, el mundo actual vive entre los restos de “Bionis” y es atacado por una fuerza conocida como “Mechon”, estos entes robóticos y ancestrales que buscan destruir todo a su paso, pero las personas de “Colony 6”, algunas de las ciudades principales, tratan de defender el ataque gracias a uno de los personajes más importantes de la historia: Dunban, quien hasta ese momento es el único capaz de empuñar la famosa espada “Monado” y gracias a esto detener la amenaza “Mechon”, aunque eso casi les costó la vida y la mayor parte de su fuerza debido al desgaste que representaba empuñar el arma; de esta manera, Shulk se convierte en el sucesor de la “Monado” no sin antes aprender e investigar ciertos secretos que esconde el arma para liberar todo su potencial.

Gráficamente el trabajo realizado en este remake es bastante notorio. Foto: Especial

El sistema de combate del juego tal vez sea uno de los puntos más intactos que podemos encontrar, ya que, si bien podemos decir que es un combate por turno muy al estilo de Fire Emblem y algo similar a lo que vimos en Xenoblade 2,  no llegamos a tanta libertad de movimientos, podría parecer un tanto limitado, pero la realidad es que las batallas siguen siendo dinámicas y emocionantes, sobre todo por la cantidad de ataques que podemos realizar. Además, no siempre estaremos solos, ya que podremos formar un equipo con diferentes personajes que vayamos conociendo a lo largo de la historia del juego, tal vez si quisiéramos compararlo con algún juego reciente podría asemejarse un poco más a lo que vimos en el remake de Final Fantasy VII, un combate en equipo en turnos, pero a la vez con una mayor libertad de movimiento. Y claro, cada combate tendrá su recompensa ya que podrás adquirir experiencia para subir de nivel para adquirir mayor resistencia y fuerza en tus ataques, así como conocer nuevas habilidades.

Gráficamente el trabajo realizado en este remake es bastante notorio y muy bien logrado, para un juego que tiene diez años de existir en una consola como el Nintendo Wii, debemos reconocer que la actualización y mejora de escenarios, sobre todo de los personajes es un gran trabajo. Tal vez no está a la altura de lo que vimos en Xenoblade 2, sin embargo, es una gran manera de experimentar los inicios de la saga con mejores texturas y con una calidad musical mejor trabajada.

Xenoblade Chronicles es una de los RPG’s más ambiciosos que llegamos a ver en el Nintendo Wii. Foto: Especial

Uno de los mayores cambios de Xenoblade Chronicles: Definitive Edition es que añade un marcador dentro del mapa para rastrear tus misiones, contrario a su versión original la cual volvía este punto mucho más desafiante, sin embargo, con este cambio la experiencia cambia por completo y hasta cierto punto las personas podrán disfrutar aún más el juego en lugar de estresarse buscando puntos o misiones a lo largo del mapa.

Esta edición definitiva de Xenoblade Chronicles es de los pocos juegos que te garantizan un sinfín de misiones, tanto primarias como secundarias, por lo que el tiempo que le quieras dedicar al juego dependerá totalmente de cada persona y de qué tanto quieran adentrase en el juego. Sin duda, una de las mejores remasterizaciones hasta la fecha para el Nintendo Switch.