En los videos compartidos por varios programas de televisión se observa a Bolsonaro muy cerca de los reporteros declarando que se encontraba bien a pesar de ser recién diagnosticado.

Ciudad de México, 7 de julio (SinEmbargo).- Jair Bolsonaro, Presidente de Brasil, informó que tiene COVID-19 en un mensaje a medios locales, sin guardar distancia y retirándose el cubrebocas.

El mandatario resultó positivo al nuevo coronavirus, por lo que medios brasileños acudieron a entrevistarlo luego de que desde el inicio de la pandemia se declarara escéptico.

En los videos compartidos por varios programas de televisión se observa a Bolsonaro muy cerca de los reporteros declarando que se encontraba bien a pesar de ser recién diagnosticado.

Jair Bolsonaro sostuvo que “el virus no puede ser eliminado” y que a la población le toca regresar a trabajar para que la economía no colapse. Añadió que la gente no debe entrar en pánico y recalcó que se debe volver a la normalidad.

Segundos después, el mandatario brasileño comenzó a moverse hacia atrás de los periodistas y les pidió que se alejaran un poco más. Luego de los pasos retrocedidos, Bolsonaro se quitó el cubrebocas y aseguró que se encuentra muy bien y en paz.

Agradeció a las personas que piden a Dios por él y dijo que aquellos que lo critican pueden seguir haciéndolo, pues existe la libertad de expresión.

Pidió a la población que se cuide y que extreme cuidados sobre los niños, adultos mayores y personas con comorbilidades.

“Nos vemos en una semana si Dios quiere”, concluyó.

Al finalizar, tomó su cubrebocas y se lo colocó de nuevo para acercarse a entregar el micrófono que utilizó durante la declaración.

BOLSONARO DA POSITIVO A CORONAVIRUS

El Presidente brasileño, Jair Bolsonaro, de 65 años y uno de los más escépticos del mundo sobre la gravedad del coronavirus, informó este martes que dio positivo por COVID-19 y comenzó a ser tratado con cloroquina.

“Comenzó el domingo con una breve indisposición”, dijo el propio mandatario a periodistas en su residencia oficial, quien aseguró que se siente “perfectamente bien”.

El Presidente de Brasil se negó en múltiples ocasiones a usar cubrebocas. Foto: AP.

Durante los últimos meses, Bolsonaro ha desafiado casi a diario al virus, al que llegó a calificar de “gripecita”, circulando por las calles en plena cuarentena, al asistir a actos públicos sin la máscara preceptiva, abrazando y besando a partidarios sin cuidado alguno y con un desdeño constante frente a la enfermedad.

La alarma sobre el estado de salud del mandatario saltó ayer lunes cuando Bolsonaro comentó a sus seguidores, a la llegada a su residencia, que se había realizado una placa en los pulmones y se iba a hacer un test de la COVID.

“Estoy bien, estoy normal, en comparación a ayer, estoy bien. Estoy hasta con ganas de caminar, pero por recomendación médica no la haré”, dijo Bolsonaro, quien añadió que la fiebre había bajado a 36 grados, frente a los 38 que presentó el 6 de julio.

El Presidente se está tratando con hidroxicloroquina, un fármaco del que es un fiel defensor a pesar de que no se ha comprobado su efectividad para combatir el virus.

-Con información de EFE y RT