De acuerdo a la DEA, los opiáceos sintéticos que han tomado el mercado de Estados Unidos es el fentanilo, el carfentanyl, y el acetyl, que son consumidos por los adictos en la costa Este de ese país, y que estudios revelan que es 50 veces más potente que la heroína tradicional, y por consiguiente, más fácil de transportar.

Sinaloa/Ciudad de México (Ríodoce/SinEmbargo).- Los cárteles mexicanos podrían estar enfrentando una nueva recomposición criminal, luego que la demanda de drogas opiáceas está siendo sustituida por drogas sintéticas en Estados Unidos, lo cual significa que a mediano y largo plazo, los grupos criminales que dependen de la goma de opio busquen otra forma de tener ingresos.

“Puede ser secuestro, o extorsión, o robo de hidrocarburos, sobre todo en zonas como Guerrero y Sinaloa, que son los territorios donde más amapola se siembra”, consideró Alejandro Hope, analista de seguridad.

La observación de Hope parece tener más resonancia tras una investigación de campo hecha por Ríodoce, en la sierra de Badiraguato, en donde campesinos reconocieron que los precios de la goma cayeron aparatosamente, de 34 mil pesos que vendían el kilo finales de 2016, a 11 mil pesos que se vende en la actualidad.

“Y eso quien logra venderla, porque a muchos se les está quedando (la goma), y nosotros creemos que es porque los gringos ya no están comprando chiva original, sino ese mentado Fentanilo que le llaman, y por eso ya no hallamos que hacer”, observó un campesino que vive en los alrededores de Bacacoragua, en Badiraguato.

De acuerdo a la DEA, los opiáceos sintéticos que han tomado el mercado de Estados Unidos es el Fentanilo, el Carfentanyl, y el Acetyl, que son consumidos por los adictos en la costa Este de ese país, y que estudios revelan que es 50 veces más potente que la heroína tradicional, y por consiguiente, más fácil de transportar.

Según documentos del Departamento de Justicia de Estados Unidos (USDOJ), los cárteles de la droga en México traficaban hace unos años hasta 110 toneladas de heroína a su territorio cada año, pero recientemente la demanda de la heroína original bajó hasta un 80 por ciento, lo que ha provocado que los precios en que la vendían los campesinos, cayeran aparatosamente.

“Y como es una droga mucho más potente, muchos adictos murieron al principio, pero ahora parece que han hecho ajustes, y por ello el Fentanilo y sus derivados se han convertido en la nueva demanda en Estados Unidos, lo que está haciendo que la base social del narcotráfico en México se achique”, observó Hope en entrevista telefónica.

El analista consideró que la base más afectada serán los campesinos que siembran amapola, los cocineros de heroína, y quienes dependan de ellos, aunque no descarta una vinculación más estrecha de la mafia china, con la mexicana, debido a que el Fentanilo tiene márgenes de ganancias más grandes que un teléfono iPhone.

Este cambio en el consumo de drogas en Estados Unidos, estaría costando a los cárteles mexicanos cerca de 4 mil millones de dólares, considerando que un kilo de heroína se vende a 45 mil dólares en el mercado negro de Estados Unidos, y que en el último año, los cárteles mexicanos dejaron de traficar 88 toneladas de heroína.

Juan, un cocinero de heroína blanca que radica cerca de Angostura, confirmó que “cada vez tiene menos chamba”, pues de 20 a 30 kilos de “chiva”, que cocinaba en temporada alta, ahora hay meses que no le cae nada.

“A mí me llegaron a caer jales de cocina hasta 40 kilos de puro chiva blanca, pero ahora ya no está cayendo nada, y es porque los gringos le están poniendo más a la chiva sintética”, dijo el cocinero, quien pidió ser identificado con el nombre de Juan.

Ello ha contribuido a una proliferación de laboratorios de Fentanilo, que tanto el ejército como la PGR, han encontrado y destruido en los alrededores de Culiacán, incluyendo uno de los más grandes localizados en la república, en el poblado de El Barreal, donde se aseguraron 182 litros de químicos opiáceos con que se elabora el Fentanilo, además de 40 kilos de una sustancia sólida para su elaboración.

En general, la PGR aseguró mil 300 laboratorios de Fentanilo, 2008 a 2017, la mayoría de ellos en Sinaloa, Sonora y Jalisco, y de acuerdo a las investigaciones, todos esos laboratorios pertenecieron a integrantes del cártel de Sinaloa y al Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Según reportes de la DEA, los ingredientes para procesar el Fentanilo vienen desde China, y son descargados en los puertos del Pacífico, principalmente Mazatlán, Guaymas, y Puerto Vallarta. Una vez que pisan tierra, son tres las actividades que se desarrollan en territorio nacional: se trafica a EU donde, o es vendido haciéndolo pasar por heroína; o es mezclado con heroína para agregarle potencia.

Se reciben los ingredientes para procesarlo, y es cuando los cárteles de la droga se lo procesan en sus propios laboratorios, o bien lo comprimen en píldoras que falsifican con etiquetas de medicamentos que van a Estados Unidos.

Esta explicación la habría dado el fiscal de Estados Unidos Jeff Sessions, quien aseguró que los cárteles mexicanos tienen desde 2014 produciendo en sus laboratorios el Fentanilo.

“Por ello, estamos trabajando para endurecer las penas contra los traficantes de Fentanilo y sus derivados, y que en la actualidad se puede sentenciar hasta con 30 años de cárcel a quienes trafican o poseen este tipo de droga”” anunció Sessions en un comunicado del USDOJ.

Alejandro Hope. Recomposición criminal para obtener ingresos. Foto: Río Doce.

Tan potente es el Fentanilo, que en los primeros años en tan sólo unos años causó la muerte de miles de personas en la costa Este de Estados Unidos, incluyendo el deceso del cantante Prince, y del actor Philip Seymour Hoffman.

De hecho, tan sólo el año pasado, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos reportó 64 mil muertes por sobredosis de opiáceos, entre ellos el Fentanilo, es decir, más que las muertes provocadas por accidentes de tráfico o de armas.

De acuerdo a expertos, el Fentanilo genera más ingresos que la cocaína, la mariguana y la heroína, ya que es más barato de elaborar, y no requiere grandes territorios para su elaboración, ni tampoco mucha mano de obra, además que es relativamente fácil de transportar, ya que en un sobre puede caber un kilo de la droga, con el cual puede drogarse a un población entera, y hacer rico a quien lo comercialice.

Es tanto su rendimiento, que de un kilo de Fentanilo puede hacerse un millón de pastillas de un miligramo, la cual llega a venderse en 10 dólares cada uno, o en 20 dólares, según el mercado.

“Es decir, ese kilo de Fentanilo puede generar ingresos de hasta 20 millones de dólares. En comparación, su costo de producción es ínfimo”, precisan reportes publicados por la DEA.

Hasta el momento, ningún capo mexicano extraditado a Estados Unidos ha sido juzgado por tráfico o posesión de Fentanilo, ni siquiera Joaquín el Chapo Guzmán, que será procesado en una corte del Distrito Este de Nueva York, aunque reportes de la DEA sugieren que los sitios donde se ha decomisado Fentanilo son, en su mayoría, operados por el cártel de Sinaloa, o el CJNG.

Periodistas consultados por este semanario, tanto en Tijuana, Mexicali, y Ciudad Juárez, sugieren que una de las razones por las que la violencia se ha disparado en esas ciudades fronterizas, se debe a que el CJNG intenta adueñarse de plazas que eran operadas por el Cártel de Sinaloa.

“Ha llegado mucha gente del Cártel de Jalisco, y la cosa se está poniendo fea”, dijo Miguel Perea, periodista.

Venda Felbab Brown, investigadora en temas relacionados con crimen organizado en México, explicó en uno de sus artículos que el CJNG estaría retando al de Sinaloa ante el surgimiento del mercado del Fentanilo, “que tiene el potencial de eclipsar a todas las otras drogas traficadas”.

“Se debe penalizar aún más a quien trafica con esta droga, pues tenemos que entender que prácticamente quien la vende está cometiendo un homicidio”, sostuvo la investigadora del Centro de Seguridad del Siglo 21, del Instituto Brookings, de Washington DC.

Según las autoridades mexicanas, y la propia DEA, en México no existe propiamente un mercado para el Fentanilo, sino que todo lo que llega al país tiene como destino final Estados Unidos.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Ríodoce. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.