Durazo señaló que a partir de la aprehensión de “El Marro” hubo una baja considerable en el índice de homicidios dolosos en la entidad, pero que, aun así, están atentos ante cualquier respuesta violenta del grupo criminal.

Ciudad de México, 7 de agosto (SinEmbargo).- A cinco días de la captura de José Antonio Yépez Ortiz “El Marro”, Afonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, afirmó que tras la detención del líder del Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL), los homicidios dolosos en Guanajuato cayeron un 50 por ciento.

Al ser entrevistado en Baja California al concluir la conferencia del Presidente López Obrador, el funcionario federal señaló que a partir de la aprehensión del Yépez Ortiz hubo una baja considerable en el índice de homicidios dolosos en la entidad, pero que, aun así, están atentos ante cualquier respuesta violenta del grupo criminal.

“Obviamente atentas todas las fuerzas federales y por supuesto en coordinación con el Gobierno del estado ante cualquier reacción, en este momento, afortunadamente no se ha visto nada y si podemos resaltar sin que ellos hable de una tendencia de a partir de este evento hay una baja sensible en los homicidios dolosos en el estado de Guanajuato, alrededor del 50 por ciento”, expresó.

“Estamos hablando de sólo cuatro días y esto no necesariamente es indicativo de la situación en el estado, pero es alentador registrar cualquier dato de homicidios dolosos a la baja”, explicó.

El Secretario también señaló que el traslado de “El Marro” al penal del “Altiplano, en el Estado de México, garantizan una mayor seguridad en su retención, pues permanecer en Guanajuato significaba un riesgo de escape, dada la red de complicidades que construyó.

“Fuera del estado y en un penal federal es mayor la seguridad que se tiene respecto a la detención de esta persona. Los riesgos de su permanencia Guanajuato evidenciaba los riesgos a su seguridad toda vez que encontrándose en el estado donde ha construido una red de complicidades era más fácil o hacia vulnerable su estancia en un penal de mediana seguridad”, afirmó.

Esta mañana, Durazo, informó que José Antonio “N”, alias “El Marro”, identificado por autoridades federales como el líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, fue ingresado al Centro Federal de Readaptación Social número 1 del Altiplano.

El hombre fue trasladado desde el penal de Puentecillas en Guanajuato. “Esta madrugada, José Antonio Y, alias El Marro, presunto líder del cartel Santa Rosa de Lima, fue ingresado al Cefereso número 1, Altiplano, procedente del penal de Puentecillas, Guanajuato”, dijo el Secretario en su cuenta de Twitter.

El funcionario detalló que Yépez Ortiz será puesto a disposición de un Juez federal para que siga una audiencia por los delitos de delincuencia organizada y robo de combustible.

El pasado 5 de agosto, un Juez imputó por secuestro y tentativa de homicidio a José Antonio Yépez al calificar de legal su captura en el estado de Guanajuato.

Adicionalmente, la Fiscalía General de la República tiene una orden de aprehensión pendiente en contra del “Marro” por los delitos federales de delincuencia organizada y robo de combustibles, señalaron fuentes judiciales.

“El Marro”, señalado como uno de los criminales más buscados en México, fue detenido este 2 de agosto en Santa Cruz de Juventino Rosas, municipio de Guanajuato, junto con otros cinco presuntos integrantes de su organización.

El cártel de “El Marro” protagoniza una sanguinaria batalla contra el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) por el control territorial de Guanajuato, entidad que desde el 2018 es la más violenta de México.

José Antonio Yépez Ortiz fue hasta el 2 de agosto uno de los hombres más perseguidos por las autoridades de México por liderar el Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL), el grupo criminal responsable de la creciente violencia que desde hace más de un año azota al estado de Guanajuato.

La búsqueda para capturar a “El Marro” se intensificó este sexenio, cuando el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador emprendió una lucha en contra del robo de combustible (huachicoleo) en Petróleos Mexicanos (Pemex). Pero “El Marro” no sólo era perseguido por el Gobierno, también por su rival, Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), también le seguía los pasos.