Sedesol garantiza el abasto de productos básicos a la población

07/09/2012 - 12:00 pm

México, 7 Sep. (Notimex).- La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) aseguró que las 25 mil 468 tiendas rurales que conforman la red de abasto más grande de América Latina y que llega a 23 mil 217 comunidades apartadas y de difícil acceso en el país garantizan el abasto de productos básicos a las familias más pobres.

La dependencia federal aseveró que las tiendas rurales ofrecen productos de la canasta básica, cuyos precios representan un ahorro de hasta el 20 por ciento.

Estas acciones, agregó, benefician a 43 millones de personas, de las cuales el 75 por ciento se encuentran en comunidades rurales de alta y muy alta marginación.

Apuntó que con ese propósito se incrementó la red de tiendas comunitarias de 22 mil 312 en 2006 a más de 25 mil 468 en el presente año.

Además se cuenta con 167 tiendas móviles, que hacen más efectiva la distribución de productos de primera necesidad, como: harina de maíz “Mi Masa”, pasta para sopa “Mi Sopa”, chocolate en polvo, lentejas, aceite, sardina, atún, mermelada, granos, jabón de pasta y productos de limpieza, entre otros.

Para ayudar a la nutrición de la población indígena, con la asesoría del Instituto Nacional de Nutrición, “Salvador Zubirán”, el Programa de Abasto Rural Diconsa mejoró la calidad de los productos de marca propia, fortificándolos y enriqueciéndolos con vitaminas, minerales y proteínas.

Las tiendas rurales ofrecen, además de los productos de la canasta básica, servicios como la entrega de los apoyos directos de los programas Oportunidades y de Apoyo Alimentario y recibe los pagos de consumo de energía eléctrica.

Con los servicios financieros en las tiendas rurales, ya no es necesario desplazarse largas distancias, por lo que la población ahorra tiempo, recursos y esfuerzo.

En los últimos cinco años, Diconsa ha renovado su parque vehicular, con la finalidad de brindar un mejor servicio con más de cuatro mil unidades.

Además, Diconsa representa una importante opción para el desarrollo de la mujer, toda vez que 60 por ciento de las tiendas comunitarias son administradas o atendidas por este sector de la población.