Como todo buen proyecto, AUA provino de una coincidencia. La historia de esta nueva propuesta nació hace cinco años cuando por casualidad Alter Tewel se encontró a Sabo Romo en el elevador del edificio que ambos habitan.

Ciudad de México, 7 septiembre (SinEmbargo).- ¿Qué sucede cuándo la música y la medicina se juntan? En primera instancia parecería que este par de ramas no tienen nada en común, sin embargo AUA, el nuevo proyecto de Sabo Romo, bajista de Caifanes, y Alter Tewel, el alter ego de un médico especialista, deja ver que la fusión de ambas profesiones es capaz de ofrecer un sonido original dentro de la industria musical.

Como todo buen proyecto, AUA provino de una coincidencia. La historia de esta nueva propuesta nació hace cinco años cuando por casualidad Alter Tewel se encontró a Sabo Romo en el elevador del edificio que ambos habitan. Tal como lo describen ellos, AUA “es una historia de vecindades”.

El par de melómanos forjó una gran amistad. Comenzaron a platicar, a compartir vinilos, CD’s, hasta que un buen día Alter Tewel le reveló a Sabo que estaba trabajando en un par de maquetas musicales y fue así como AUA dio sus primeros pasos dentro de la industria.

Sabo Romo y Alter Tewel durante la conferencia de prensa de AUA. Foto: Eréndira Quintero, SinEmbargo

“AUA es un proyecto audiovisual que va circulando en el género del rock, pero con elementos de muchas otras cosas: electrónica, psicodelia, dance, pop, balada, contempo, vals, hasta score cinematográfico”, señaló Alter Tewel durante conferencia de prensa. “AUA es una obra como se estilaba en los grandes discos de los 70 y 80”, agregó.

La ópera prima de este proyecto musical, que también lleva por nombre AUA, trata de representar los sueños de los seres humanos, los componentes que definen a cada uno como persona, los elementos básicos de los que a veces se tiene conciencia como los miedos, el enajenamiento, los problemas de comunicación, las pérdidas, los duelos y las obsesiones, en 10 canciones que en conjunto tienen una duración de 50 minutos.

Alter Tewel confesó ser un maniático del estudio de la física, razón por la que decidió estudiar física acústica para entender cómo funcionaban las amplitudes y qué pasaba con las ondas sonoras, para modificarla de un manera científica.

En contraste, Sabo Romo, con toda la experiencia dentro de la industria, reveló que en todos estos años como músico nunca se había encontrado con un proyecto similar al de AUA, que “lo hiciera remontar a la parte de su gusto por el rock progresivo de los 60 y 70”.

“Acantilado”, el primer sencillo de AUA grabado en 5/4, contó con la colaboración de Aarón Cruz, reconocido bajista de jazz que se unió a la grabación de este primer sencillo por la excesiva carga de trabajo con la que contaba Sabo Romo.

“Bueno la historia con Aarón Cruz es maravillosa. Sabo se va de gira y al ver que el tiempo pasa decido buscar a un bajista que pudiera tocar ese track también y por azares de la vida llega Aarón Cruz”, contó Alter Tewel. “Un día suena mi teléfono y me dicen ‘darling soy Sabo y aquí tengo el single’ y de repente tenía dos líneas de bajo”, añadió.

El próximo 19 de septiembre, el Lunario del Auditorio Nacional será testigo del “nacimiento” de AUA. “Va a ser una experiencia en la cual todo el espectáculo musical va ir acompañado con la parte cinematográfica y además, inyectado con este rock inmersivo que va a estar dado por el sonido surround”, comentó Alter sobre la primera presentación de este proyecto.