Yanin, Roxana y Karina tienen en común que las tres fueron captadas por una red de tratantes y narcomenudistas que dirigía Seth Israel Vázquez Arvizu alias “El Seth”, quien controló entre 2016 y 2019 parte de la venta de drogas en la zona de Tehuacán y municipios vecinos. El modus operandi de “El Seth” era utilizar a mujeres jóvenes en bares como tiradoras de drogas y algunas de ellas también eran prostituidas entre miembros de las bandas delictivas e incluso algunos políticos de la región.

Por Edmundo Velázquez

Tehuacán, Puebla, 7 de octubre (Periódico Central).– Además del feminicidio de Yanin Ramírez, el ex militar Francisco N., detenido el jueves 3 de octubre pasado, está siendo investigado por las desapariciones de Karina Yazmin Alducin, de quien no se sabe nada desde el 21 de agosto de 2016, y de Roxana Saraí Sánchez, quien también desapareció el 31 de enero del 2017.

Yanin, Roxana y Karina tienen en común que las tres fueron captadas por una red de tratantes y narcomenudistas que dirigía Seth Israel Vázquez Arvizu alias “El Seth”, quien controló entre 2016 y 2019 parte de la venta de drogas en la zona de Tehuacán y municipios vecinos. El modus operandi de “El Seth” era utilizar a mujeres jóvenes en bares como tiradoras de drogas y algunas de ellas también eran prostituidas entre miembros de las bandas delictivas e incluso algunos políticos de la región.

Las desapariciones de Karina y Roxana ocurrieron justo cuando “El Seth” se encontraba en apogeo y tenía incluso mayor control del mercado en el centro de Tehuacán, hasta que fue ejecutado el 10 de junio del 2019. “El Seth” recibió 6 balazos en la cabeza y el tórax cuando se encontraba a bordo de su camioneta Renault tipo Kangoo, de color blanco.

Según información a la que tuvo acceso Periódico Central, Yanin y Roxana se conocían desde el año 2014. Fuentes anónimas entregaron fotografías en donde aparecen departiendo Yanin y Roxana en 2016 cuando ambas ya laboraban como escorts a servicio de la red de “El Seth”. De acuerdo a estas mismas fuentes Yanin incluso vio a Roxana unos días antes de su desaparición, reportada el 31 de enero del 2017.

Las desapariciones de Karina y Roxana ocurrieron justo cuando “El Seth” se encontraba en apogeo. Foto: Periódico Central

LA DESAPARICIÓN DE YAZMÍN

El sábado 21 de agosto de 2016, Yazmín Alducin estaba con unos amigos en el antro “Imperio”; desde ahí envió un último mensaje a su madre, Paloma Rodríguez, para decirle que su pareja, Oscar Martínez Lezama pasaría a recogerla a 1:30 horas de la madrugada. El domingo 22 de agosto alrededor de las 10:00 horas, Paloma mandó un mensaje a Karina para saber cómo estaba, pero nunca contestó. Para ella resultaba sospechoso ese silencio pues siempre se mantenían comunicadas.

Paloma se comunicó con Oscar para preguntarle si su hija se encontraba bien, a lo que respondió que no sabía dónde estaba porque, cuando la fue a recoger, la vio besándose con otro hombre y se fue. También le dijo que Karina nunca lo vio a él. Sin embargo, en un video del bar “Imperio” confirma que la joven salió con Oscar nunca entró al antro, pues se quedó “escondido en un árbol”. Karina se despide de sus amigas, “manda besos”, toma su bolso y camina junto a Oscar. Dan vuelta en una calle y se pierden de las cámaras de vigilancia, el vídeo marca las 1:30 horas. Después no se supo nada más de Karina.

Yazmín Alducin estaba con unos amigos en el antro “Imperio”; desde ahí envió un último mensaje a su madre. Foto: Periódico Central

Paloma mantiene una intensa búsqueda de su hija e incluso ha notado el bloqueo de las autoridades de la Fiscalía General del Estado. También ha recibido amenazas y llamadas anónimas en donde le han dicho que su hija “está trabajando” y que “si sigue chingando la van a regresar en pedacitos”.

LA DESAPARICIÓN DE ROXANA

Roxana Saraí Sánchez, creció en el Infonavit “El Riego” de Tehuacán, en donde conoció a Yanin Ramírez desde el año 2014. Sus amigos y familiares la definen como una persona “muy movida, muy buena para las relaciones públicas y que le encantaba hacer negocios”.

A Roxana la veían también muy seguido en el bar “Imperio”, de donde desapareció Karina Yazmín Alducin. Ambas se conocieron cuando Roxana abrió un negocio de pollos enchilados en el fraccionamiento “Los Frailes”. Ambas se volvieron muy amigas y Roxana invitó a Karina a ayudarla con un bar que abrió y que administraba conocido como “Las Juanas”. En este sitio era común ver a “El Seth” y otros miembros de su banda.

Sus amigos y familiares la definen como una persona “muy movida, muy buena para las relaciones públicas y que le encantaba hacer negocios”. Foto: Periódico Central

Después de la desaparición de Karina Yazmín Alducin, Roxana fue señalada de captarla en una red de tratantes y circularon fotografías en donde aparecía en camionetas e incluso portaba armas de grueso calibre, R15 y AK47.

El 28 de enero del 2017, Roxana viajó a Oaxaca para festejar su cumpleaños del cual sus amigos y familiares supieron a través de Facebook. Varias amigas, incluida Yanin, la vieron de regreso en Tehuacán. Sin embargo, desapareció el 31 de enero del 2017. Desde entonces se desconoce su paradero.

LA DESAPARICIÓN Y ASESINATO DE YANIN

Dos años después, Yanin otra joven ligada a esta red de tratantes de personas y narcomenudistas en Tehuacán, desapareció para ser encontrada sin vida unos días después sobre la carretera a Cañada Morelos.

Yanin abordó el 20 de septiembre del 2019 un taxi en la zona del Infonavit “El Riego”, pero su familia no dio más detalles al respecto. Cuando su familia se percató que la joven nunca llegó a su casa horas después y tampoco pudieron comunicarse con ella, de inmediato compartieron su fotografía en redes sociales e iniciaron la búsqueda.

El domingo 22 de septiembre, se informó que sobre la carretera Cañada Morelos-Tehuacán se localizó el cuerpo de una mujer. La víctima estaba atada, envuelta en una cobija, tenía en la cabeza en una bolsa de plástico y fue abandonada junto a un paradero del transporte público.

EL EX MILITAR

Por poseer un automóvil con reporte de robo el pasado jueves 3 de octubre fue detenido Francisco V. M., un ex militar que también trabajaba medio tiempo en un bachiller de Cañada Morelos. Al sujeto se le relacionó con la muerte de Yanin, ya que se le identificó como su novio y padrote.

Aunque hasta el momento no se le ha iniciado un proceso por el delito de feminicidio tras la muerte de la joven de 28 años de edad, sí tiene abierta una carpeta de investigación por el delito de secuestro agravado y por la portación del auto robado.

La noche del pasado viernes 4 de octubre se realizó una audiencia de control de detención en la Casa de Justicia de Tehuacán en la que a Francisco V. M. se le declaró legal su detención. La defensa de este presunto responsable del feminicidio de Yanin solicitó 144 horas de extensión en el plazo para la vinculación a proceso por lo que será hasta el jueves que se defina su situación legal.

Fuentes de Periódico Central en la región de Tehuacán, señalaron que Francisco tenía relación de amistad con “El Seth” hasta su ejecución. El ex militar mantenía relación con algunos miembros de la banda la cual ha venido perdiendo poder en Tehuacán a raíz de la muerte de la cabecilla quien era conocido por controlar el narcomenudeo principalmente en la zona centro del municipio.

¿UN CUARTO CASO?

Un caso más, el de Katlín América Calderón Mondragón, de 25 años, cuyo cuerpo fue encontrado la mañana del 29 de noviembre del 2017 en la carretera estatal Tehuacán-Santiago Miahuatlan, cuenta con características similares.

El cadáver fue tirado cerca del Centro de Salud y Servicios Ampliados de Santiago Miahuatlán según el reporte de las autoridades. La causa de muerte, fue un brutal golpe en la cabeza, lo que le provocó una hemorragia según consta en la necropsia realizada por el médico legista adscrito a la Fiscalía General del Estado.

La mujer vestía una blusa azul floreada, suéter gris y pantalón de mezclilla azul claro. Era de tez blanca, estatura mediana, vestía un pantalón de mezclilla, un top azul marino. También tenía un par de tatuajes en la espalda, uno en forma de estrellas juntas y un código de barras, así como un par de nombres inscritos.

Los tatuajes permitieron identificarla como una joven proveniente de San Pedro Cholula quien también era escort y había sido buscada por para participar en una fiesta en Tehuacán. Hasta el momento las investigaciones sobre su muerte no han avanzado, pero fuentes de la zona de Tehuacán no descartan que también tenga una conexión con las desapariciones de Karina y Roxana, así como el feminicidio de Yanin.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PERIÓDICO CENTRAL. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.