Los reflectores del seguimiento a las macro redes de corrupción en México están puestos hoy en la Corte de Brooklyn, Nueva York, donde el exsecretario de Seguridad Pública federal Genaro García Luna, quien fuera el hombre más poderoso en el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, comparecerá como acusado por primera vez en una audiencia pública.

–Con información de Daniela Barragán.

Ciudad de México, 7 de octubre (SinEmbargo).- La fecha decisiva para llevar a Genaro García Luna al banquillo de los acusados ha llegado. Hoy se celebra la primera audiencia en su contra y, hasta el día de ayer, no había indicios de un acuerdo entre el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la defensa del alto exfuncionario mexicano, por lo que se espera que sea el punto de partida hacia un juicio sobre el cual hay muchas expectativas.

Los reflectores del seguimiento a las macro redes de corrupción en México están puestos en la Corte de Brooklyn, en Nueva York, donde comparecerá por primera vez en una audiencia pública quien fuera el hombre más poderoso del mandato del expresidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012). La acusación es simple: El Departamento de Justicia de Estados Unidos lo culpa de haber servido a un grupo criminal, el Cártel de Sinaloa, al tiempo que era un alto funcionario mexicano, el principal operador de la llamada “Guerra contra el Narcotráfico”.

De acuerdo con la periodista mexicoamericana, Dolia Estévez, la audiencia es para plantear el estado en el que se encuentra la acusación contra Genaro García Luna, de tal manera que aún “no está completamente decidido si habrá juicio”.

De existir un juicio, el proceso judicial tratará sobre un individuo, pero las expectativas sobre éste se miden con vara alta: se espera que se revele información valiosa para que la administración de Felipe Calderón y él en sí mismo, no sólo sean juzgados social y mediáticamente, sino judicialmente. Aunque la duda persiste: ¿Dará el juicio herramientas o evidencias suficientes para que las autoridades, ya sea estadounidenses o mexicanas, sigan la investigación formal para procesar al exmandatario mexicano?

Algunos analistas, como el periodista Ricardo Ravelo Galo, consideran que habría evidencia suficiente para hundir al llamado “súper policía de Calderón”. Otros expertos, como Guadalupe Correa-Cabrera, profesora asociada en la Universidad de George Mason, prefieren ser cautelosos ante las especulaciones y aguardar a lo que se exhiba durante el juicio.

“Esperamos que realmente se muestren las pruebas que dicen tener las autoridades de Estados Unidos. Con lo que han dicho acerca de las evidencias, pareciera que no hay posibilidad de que pudiera salir libre de esta situación”, expresó Ravelo, quien desde hace 30 años se ha especializado en temas relacionados con el crimen organizado y la seguridad.

El pasado jueves 29 de septiembre se dio a conocer que los fiscales de Estados Unidos entregaron un paquete de evidencias que incluye grabaciones producto de “comunicaciones interceptadas”, “archivos de la policía mexicana” e incluso “libros mayores y registros comerciales y financieros”.

Dolia Estévez dijo que los fiscales estiman que el juicio contra García Luna dure de dos a tres meses y que han entregado 189 mil páginas y “voluminosas” intercepciones.

“Próximamente darán datos del celular y de la computadora del acusado. García Luna ha revisado ‘material no protegido’ en computadoras, pero aún no ha visto ‘material protegido’, es decir, el secreto”, detalló la periodista en su cuenta de Twitter.

Genaro García Luna, Secretario de seguridad pública de México entre 2006 y 2012 llega hoy al banquillo de los acusados en Estados Unidos. Foto: Cuartoscuro

De acuerdo con Guadalupe Correa, una de las cartas fuertes que utilizan las autoridades estadounidenses en los juicios es justo el factor sorpresa.

Al menos 17 grabaciones –que serían producto de una detallada comunicación que el exfuncionario mantuvo con altos mandos del Cártel de Sinaloa– fueron presentadas el mes pasado por la Fiscalía estadounidense para procesar al exsecretario de Seguridad Pública en México, de acuerdo con RíoDoce.

“Ni el abogado de García Luna, Cesar De Castro, ni los fiscales quisieron comentar sobre la nueva evidencia, aunque según expertos, sería un punto clave para hundir a García Luna en la cárcel”, detalló el diario sinaloense el pasado 22 de septiembre.

Por su parte, una periodista argentina, Olga Wornat, afirma haber visto un video en el que aparece el exfuncionario recibiendo dinero. Pero no hay más allá que eso.

“Yo no he visto ninguna de estas evidencias, lo único que tenemos hasta ahora es una declaración de un narcotraficante, del hijo de El Mayo Zambada en el juicio en contra de Joaquín “El Chapo” Guzmán. [Aunque] Me parecería que sería muy arriesgado por parte de las autoridades estadounidenses haber arrestado a una persona de tal nivel sino tuvieran evidencias. Hoy por hoy, vamos a ver qué es lo que sucede en las audiencias en el juicio de García Luna”, expresó la catedrática de la Universidad de George Mason.

Durante el juicio al capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, celebrado a fines de 2018 e inicios de 2019 en Nueva York, el jurado escuchó al exmiembro del Cártel de Sinaloa, Jesús Zambada, testificar que entregó personalmente por lo menos seis millones de dólares a García Luna en pagos clandestinos a nombre de su hermano mayor, el jefe del cártel, Ismael “El Mayo” Zambada.

“Yo considero que esta investigación vino a madurar a partir del juicio en contra de Guzmán Loera, donde los narcotraficantes que incriminaron al Chapo también sacaron a relucir información sobre cómo operaban en México y fue evidente que operaban con protección oficial y ahí que aparece el nombre de García Luna y ahora otros relacionados con estas tareas de proteger los intereses de Sinaloa”, expresó Ricardo Ravelo.

Durante la primera audiencia en contra de García Luna, explicó Guadalupe Correa, se estima que primero se exponga un resumen de lo que presuntamente pasó y posteriormente se empezarán a mostrar las evidencias, que serán valoradas por el juez.

“Al principio, sería de manera general y conforme vayan desahogándose las pruebas y el debate entre ambas partes, vamos a ir viendo cuales son las evidencias que tienen los fiscales y cuáles de la defensa de Genaro García. Vamos a ver las dos versiones y después de eso vamos a ver cómo se van desarrollando las cosas”, expresó la especialista.

¿LLEGARÍA HASTA CALDERÓN?

De exhibir las pruebas contra García Luna, eso inferiría la responsabilidad del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, consideró Ricardo Ravelo. Eso significa que la campaña militarizada fue, si se le haya culpable, un enorme y costoso operativo (en términos económicos y humanitarios) para mantener en la cúspide al Cártel de Sinaloa.

“Se espera que esto [juicio contra Genaro García Luna] pueda llegar incluso al expresidente Felipe Calderón porque me parece que es una pieza clave de toda esta madeja importante (de la red de corrupción) que hasta ahora se ha mencionado, pero no se han centrado los reflectores de la justicia estadounidense en los expresidentes. Sobre Calderón no ha habido un señalamiento directo, pero se infiere que García Luna no pudo haber operado sin la anuencia de él. Me parece que, aunque él [Calderón Hinojosa] lo niega con un profundo cinismo, hay más de una evidencia de que sirvió para proteger al narcotráfico del 2006 al 2012”, destacó Ravelo Galo.

García Luna fue el encargado de diseñar y conducir la estrategia de Calderón Hinojosa supuestamente “contra los cárteles mexicanos”. De acuerdo con la Fiscalía de Estados Unidos, lo que el exsecretario de Seguridad Pública federal hizo en esos años fue favorecer al Cártel de Sinaloa, una de las organizaciones criminales más sanguinarias; también se cree que cuidó los intereses de Joaquín Archivaldo “El Chapo” Guzmán Loera; de Ismael “El Mayo” Zambada y de Héctor Beltrán Leyva.

Felipe Calderón, expresidente de México, y su entonces Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, en 2012.

Felipe Calderón, expresidente de México, y su entonces Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, en 2012. Foto: Iván Stephens, Cuartoscuro

Para Ravelo Galo resulta muy difícil e “infantil” considerar que el expresidente no estuviera enterado.

“Desde mi punto de vista, Calderón fue (sino es que el artífice) el cómplice de una gran red para brindar protección al Cártel de Sinaloa y que la guerra fue una mera simulación para abrirle espacio a Sinaloa, pero también para llevar a cabo el saqueo de recursos naturales de zonas estratégicas del país, donde la guerra fue un instrumento para lograr un desplazamiento humano que permitiera disponer de estos territorios”, aseguró.

García Luna se ha declarado inocente de las acusaciones de los fiscales, quienes alegan que recibió enormes cantidades de dinero por parte del cártel de Joaquín “El Chapo” Guzmán a cambio de permitir que éste traficara cocaína a sus anchas.

Es el primer Secretario de Estado en ser sometido a un juicio en Estados Unidos por complicidad con narcotraficantes y, hasta el momento, no ha negociado un acuerdo con el Departamento de Justicia, lo que significa que los fiscales tratarán de hundirlo.

Además, será presentado ante un juez severo: Brian Cohan, quien trajo el caso de Joaquín “El Chapo” Guzmán y quien finalmente lo metió a prisión de por vida. Cohan es considerado un letrado experto en temas vinculados a crimen organizado y bandas del narcotráfico en México y está empapado del tema: una élite de criminales ya declaró en su corte para hundir a “El Chapo” y se cree que varios de ellos incluso podrían repetir como testigos contra García Luna en busca de una reducción de su condena.