Más de 13 mil accionistas y socios de empresas recurren a la evasión fiscal a través del esquema de asimilados a salarios evadiendo el pago de al menos 30 mil millones de pesos en impuestos, informó el Servicio de Administración Tributario.

Para evadir impuestos, las empresas utilizan a trabajadores que ya están muertos o que están registrados en hasta 27 empleos. El SAT tiene un registro de 33 millones de trabajadores a través de los cuales las empresas evaden sus obligaciones fiscales.

Por Laura Quintero

Ciudad de México, 7 de noviembre (EconomíaHoy/SinEmbargo).– El Servicio de Administración Tributario (SAT) detectó que más de 13 mil accionistas y socios de empresas, de todos los tamaños, recurren a la evasión fiscal a través del esquema de asimilados a salarios mediante el cual no han pagado por lo menos 30 mil millones de pesos en impuestos.

“Este tipo de acciones la realizan las empresas de todos los tamaños, desde las más grandes hasta las más pequeñas. Hay comercializadoras, prestadoras de servicios, medios de comunicación. Hay de todo, puedo decirles que hay políticos y grandes empresarios”, destacó Samuel Arturo Magaña Espinosa, administrador central de Normatividad de Auditoría Fiscal Federal del SAT.

El funcionario detalló que para evadir impuestos recurren a utilizar a trabajadores que ya están muertos o trabajadores que están registrados en hasta 27 empleos. El SAT tiene un registro de 33 millones de trabajadores a través de los cuales las empresas evaden sus obligaciones fiscales.

“Aunque la práctica de evasión no es nueva, el de asimilados a salarios, sí”, aseguró el funcionario.

En conferencia de prensa indicó que a través de empresas fantasma se está pretendiendo evadir el pago de impuestos, subcontratan servicios de empresas fantasma creadas ex profeso para defraudar el fisco. “Se están beneficiando los socios y dueños de las empresas para no pagar”, advirtió.

Hay más de 600 mil empresas riesgosas a través de las que se realiza la evasión. Dijo que actualmente hay procesos de carácter penal abierto y que en un solo caso se pagó hasta 161 millones de pesos, además de que han recuperado 400 millones de pesos.

“Las prestadoras de servicios, no realizan pagos en efectivos de retenciones, debido a la autogeneración de saldos a favor, aplicaciones y acreditamiento de subsidios ficticios”. explicó.

De acuerdo con el SAT se trata de un esquema “novedoso” y agresivo de simulación que involucra a empresas fantasmas que evitan el entero de las contribuciones a su cargo, aplicando en su beneficio el crédito al salario, deducciones y compensaciones improcedentes.

Sobre los procesos penales, Magaña Espinosa detalló que han enviado algunas cartas a los involucrados y en caso de no responder a ellos se les podría darle seguimiento por los delitos de evasión fiscal o lavado de dinero.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍAHOY VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.