Las compañías y plataformas online deberán acatar las nuevas reglas, que también deberán servir como “guía” para los padres.

Madrid, 7 noviembre (ElDiario.es).- Los menores de 18 años no podrán jugar a videojuegos online entre las 10 de la noche y las 8 de la mañana, y verán restringido su uso a 90 minutos por día entre semana, franja que se amplía a tres horas durante sábados y domingos. Son las dos medidas más importantes que acaba de aprobar el gobierno chino para combatir la adicción a los videojueos, la cual “está dañando la salud física y mental de los menores”.

La nueva legislación, que ha entrado en vigor este 5 de noviembre, también regula el gasto en juegos online a un máximo de 200 yuanes (29 dólares) por mes para aquellos que tienen entre 8 y 16 años, y 400 yuanes (57 dólares) para quienes se encuentran entre los 16 y 18 años. Los menores también deberán proporcionar sus nombres y números de identificación reales para jugar online.

La compañía lleva tiempo utilizando sistemas de limitación en varios juegos de móvil y ordenador. Foto: EFE

Este “toque de queda” implica un paso más en los esfuerzos del gobierno chino para controlar la industria de videojuegos online del país, una de las mayores del mundo. Las compañías y plataformas online deberán acatar las nuevas reglas, que también deberán servir como “guía” para los padres, según ha señalado un portavoz de la Oficina de Prensa y Publicación a la agencia de noticias estatal Xinhua.

El pasado marzo, la tecnológica Tencent, propietaria de WeChat, ya anunció que elevaría a 16 la edad mínima para jugar a su nuevo videojuego online. La compañía lleva tiempo utilizando sistemas de limitación en varios juegos de móvil y ordenador: los menores de 12 años necesitan la autorización de sus padres para acceder al juego, que solo pueden utilizar durante una hora durante el día, ya que desde las 9 de la noche hasta las 8 de la mañana no pueden entrar.

Según recoge The Guardian, algunos usuarios del microblog Weibo han expresado sus dudas sobre la eficacia de estas restricciones, pues los menores podrían utilizar los números de identificación de sus padres. Sin embargo, el Gobierno parece decidido a implementar con fuerza la ley: “Mejoraremos y enriqueceremos gradualmente las funciones del sistema de identificación para compartir datos de tiempo de juego entre plataformas, de modo que podamos conocer y restringir el tiempo total que cada menor pasa en juegos entre plataformas”, ha dicho el portavoz.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ElDiario.es. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.