Creo que queremos que eso dependa un poco del público. La chaqueta y el bate están tan fuertemente asociados con las peores cosas que Negan ha hecho”, dijo la showrunner Angela Kang a EW. “Es icónico ese aspecto, y ese fue el Negan que vimos cuando entró en nuestro mundo y mató a dos personajes queridos, ese impacto aún llega hasta el día de hoy, muchos años después”, reveló la showrunner. 

Madrid, 7 de noviembre (Europa Press).– El episodio 10×05 de The Walking Dead siguió a Negan después de su fuga de la cárcel de Alexandria. El ex líder de los Salvadores, llevando de nuevo su chaqueta de cuero y su bate, se encontró con Beta y los Susurradores, a los que trata de unirse dejando en el aire si el villano ha vuelto o si se trata de una estrategia para ayudar a Alexandria.

“Creo que queremos que eso dependa un poco del público. La chaqueta y el bate están tan fuertemente asociados con las peores cosas que Negan ha hecho”, dijo la showrunner Angela Kang a EW. “Es icónico ese aspecto, y ese fue el Negan que vimos cuando entró en nuestro mundo y mató a dos personajes queridos, ese impacto aún llega hasta el día de hoy, muchos años después”, reveló.

“Negan tiene mucho que hacer. Hay todo tipo de pensamientos en su cabeza y sabremos más sobre esto a medida que avanza. Ciertamente lo estamos viendo abrazar un cierto lado de sí mismo que tal vez se vio obligado a dejar atrás, pero eso abre la pregunta de si el viejo Negan está completamente de vuelta. ¿O nunca se había ido realmente?”, dejó caer Kang.

“Sabe que va a entrar en ese territorio y sabe que, en algún momento, se encontrará con los Susurradores. La intención es que probablemente esté tratando de ser encontrado, pero divirtiéndose un poco con los zombies en el camino”, añadió la showrunner.

“Se va a sorprender como no se imaginan”, dijo Jeffrey Dean Morgan sobre su personaje. “Ya sean cosas buenas o francamente horribles, esa es la belleza de él. No sabes lo que vas a tener”, agregó.