Esta compilación de 17 textos es un esfuerzo de Elpidia García y los integrantes del taller juarense de escritura “Viva la Vida”, para rendir homenaje a la vida y trabajo de Patricia Cabrera, quien se despidió prematuramente a causa de la COVID-19.

Además de fomentar el arte y la cultura en la industria maquiladora, Cabrera poseía un gran talento para escribir. El último vuelo nos recuerda el poder irrebatible de las tragedias, que lo cambian todo de manera repentina, y sin embargo nos alienta a perseguir nuestros sueños hasta donde alcance la vida.

Por María Rascón

Ciudad Juárez, 7 de noviembre (SinEmbargo).- El último vuelo es un esfuerzo de Elpidia García y los integrantes del taller de escritura “Viva la Vida”, dirigido principalmente a trabajadoras de la maquila, para rendir homenaje a la vida y trabajo de Patricia Cabrera, quien, además de fomentar el arte y la cultura en la industria maquiladora, poseía un gran talento para escribir. En la plaquette se encuentran reunidos 17 textos que Cabrera envió por correo electrónico a García a lo largo de casi un año de taller.

Tras su prematura partida a causa de la COVID-19, el relato que da nombre a la compilación, “El último Vuelo”, adquiere, en palabras de Elpidia García, una relevancia asombrosa. He aquí un fragmento: “Las nubes se mueven muy rápido, pero siguen siendo hermosas. Mis hijos, estén tranquilos. No tengo miedo de morir. Los aviones se caen, pero la vida sigue. Dios es bueno, no pierdan la fe.”

La premisa que trabajaron en ese momento fue: ¿Qué escribiríamos antes de ocurrir un acontecimiento imprevisto en el que nuestra vida está en riesgo?

Sobre la participación de Patricia Cabrera en el Taller “Viva la vida”, Elpidia García nos comparte: “Me di cuenta de que era muy entusiasta para animar a la gente a leer y a escribir historias. Convivimos (…) cada sábado, a lo largo del 2018, en las instalaciones de su empresa. En ese año, planeamos un proyecto de libro, una antología con los relatos de los trabajadores, y hasta empezamos a juntar dinero para concretarlo. Con su partida, el proyecto quedó inconcluso”.

Las historias de El último vuelo se sitúan en escenarios juarenses, como el Museo del Chamizal y Samalayuca. Muestran personajes separados de los destellos dorados, seres curtidos por el sol que sueñan con ser los hijos de una familia rica y miran las revistas de la gente opulenta, comparando con resignación sus pocos recursos con los vestidos brillantes y las casas glamorosas.

Las mujeres dejan de ser pacientes y sumisas. Hay madres agotadas que se marchan, dejando todo atrás, incluyendo a sus hijos, y esposas que no se detienen ante el recuerdo de una boda para ir a encontrarse con sus amantes. La infidelidad golpea y sorprende como “un tren a toda velocidad que no se detiene en la estación, aunque haya pasajeros esperando”.

Es importante recordar que Patricia Cabrera fue coautora del libro El Silencio que la Voz de Todas Quiebra / Mujeres y Víctimas de Ciudad Juárez, que buscaba superponer la verdad ante los mitos difundidos por las autoridades para ensuciar la memoria de las mujeres asesinadas. Este libro marcaría en lo sucesivo su escritura. Elpidia García nos cuenta: “Siempre tuvo esa congruencia con sus ideales, tanto en su discurso, como en su conducta”.

El último vuelo pone sobre la mesa el poder divino e irrebatible de las tragedias, que lo cambian todo de manera repentina: un golpe en la cabeza, el anuncio de una enfermedad inesperada; y sin embargo nos alienta a perseguir nuestros sueños hasta donde alcance la vida (o la suerte).

Despedimos a Patricia Cabrera recordándola en la voz de Elpidia García: “Su personalidad era afable y siempre tenía una sonrisa al encontrarnos; era solidaria y altruista En una ocasión la vi llorar de indignación por el acoso laboral que sufría una trabajadora; muy cariñosa con su familia; incansable, pues siempre estaba trabajando en diferentes proyectos, del tipo de personas que sientes que conoces de toda la vida, que quieres imitar por su entrega y dedicación”.

Para conseguir un ejemplar de El último vuelo, contacta a Elpidia García a través de su cuenta de Facebook.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LAS CARTAS DE AMORA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.


María del Carmen Rascón Castro es escritora, investigadora y activista. Estudió Literatura Hispanomexicana y ha tomado diversos diplomados literarios del INBAL, HarvardX y el CCL Xavier Villaurrutia. Es fundadora del blog de literatura feminista Las cartas de Amora. Su primera novela, Apenas Hombre, será publicada en 2020 por Crisálida Ediciones.