Artes de México

El último mar. Siete Cartas más una, de Jean-Claude Carrière

07/11/2021 - 12:02 am

Siete cartas más una reúne ocho textos del puño de Jean-Claude Carrière dedicados a Iris y Kiara, sus dos hijas. Sumado al registro epistolar, cada párrafo es un manifiesto del amor filial y humano.

Por Sabina Orozco

Ciudad de México, 7 de noviembre (SinEmbargo).- Pocas personas aún escriben cartas. Escribirlas equivale a una ofrenda: regalar al destinatario un fragmento de vida en el que una se sienta a mirar la página, en el papel o la computadora, pensando en otros ojos que repasarán nuestras palabras. En un planeta donde los mensajes tardan segundos en enviarse y exigen ser respondidos de la misma manera, las cartas se convierten en un medio que transgrede estándares de comunicación hegemónicos. En ellas se vierte una parte de quien teclea o usa la pluma, leerlas de nuevo revive los afectos y permite apreciar la fuerza del tiempo.

Siete cartas más una reúne ocho textos del puño de Jean-Claude Carrière dedicados a Iris y Kiara, sus dos hijas. Sumado al registro epistolar, cada párrafo es un manifiesto del amor filial y humano. Las cartas son enunciadas en lugares definitivos para el escritor francés apelan al asombro, el arte, la cultura y la preocupación ante un mundo en decadencia.

Siete cartas más una. Foto: Artes de México

Las páginas de esta publicación mantienen cercanía con los libros de viaje y las confesiones. Sin embargo, también son un testimonio de la mirada de Carrière. La proyección de espacios y situaciones se subordina a una sensibilidad plástica envidiable. Por ejemplo, se menciona:

Es muy impresionante que la India deteste la línea recta. Aquí todo es curvas, desde el cuerpo de las danzantes hasta las ideas. ¿De dónde viene esta predilección por lo ondulado, por lo sinuoso y lo flexible? ¿Esta geometría particular que elige el camino más largo?

Lo anterior evidencia la necesidad de consagrar la mente y, por qué no, el espíritu a otras cosmovisiones. Asimismo, en la siguiente carta, encontramos: “La fuerza del ritual inmutable está en ser un desafío a la conducta común del turista. San Juan de la Cruz, que conocía el lugar, dijo ‘No viajemos para ver, sino para ver’. Así viajábamos con Buñuel, nos movíamos en la ciudad con los ojos casi cerrados para no dejarnos distraer por alguna belleza ocasional y para buscar, casi sin hablar, algo en nosotros. Ir a Toledo para no ver Toledo. Ejercicio difícil”.

Carrière señala que los silencios y la oscuridad son imprescindibles en el conocimiento de los mundos que existen en el mundo. La identidad se moldea por la multiplicidad, contraria a las ideas del individuo definido por conductas excluyentes.

Siete cartas más una. Foto: Artes de México

Por otra parte, Siete cartas más una representa un documento histórico que narra acontecimientos culminantes del siglo XX y XXI: la guerra, el nacimiento de París como uno de los epicentros del cine, el movimiento Peace and Love o la creciente violencia en México.
En cuanto documento estético, el libro plantea principios de creación. Carrière insiste en explorar la otredad para el desarrollo de proyectos artísticos y personales. Su amplio conocimiento del Mahabarata o del poema persa El coloquio de los pájaros muestra su fascinación por realidades que trascienden las improntas de Occidente. Además, lo sagrado resulta fundamental en su concepción del mundo: “Me basta mirar la Mezquita Azul para que se me salgan las lágrimas, y no porque sea creyente, estoy lejos de serlo. La presencia cercana de la belleza, de la pura y simple belleza, sin explicaciones, nacida de manos humanas, me afecta instantáneamente muy a fondo, [escribe]”.

El poema persa, referido por el autor, declara la existencia de siete valles que corresponden a la Búsqueda, el Amor, el Conocimiento, el Desapego, la Unidad, el Asombro y la Muerte. Tales sitios hallan ecos en Colombières, París, Irán, India, Toledo, Nueva York y México. Dicha categorización conduce a preguntarnos por nuestros propios valles al saber los de otro. Los países que Carrière elige forman un mosaico que apunta a un carácter interesado en la esencia de las cosas, aunque ésta no sea siempre visible porque, como señala él, “las imágenes […] nos esconden con frecuencia la verdad que se supone nos muestran”.

Siete cartas más una. Foto: Artes de México

Hacia el final de El coloquio de los pájaros, se menciona la disolución del individuo en una totalidad comparable a la belleza del océano. Que Carrière retome una y otra vez aquel poema sugiere la vocación de encontrarse a través de lo plural. Relatarse desde varios puntos y épocas invita a los lectores a hacer lo mismo, sabiendo que todos, después de la vida, confluiremos en ese último mar.

Consigue el libro Siete cartas más una a través de la página de la editorial https://catalogo.artesdemexico.com/productos/siete-cartas-mas-una-jean-claude-carriere/

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas