A través de un comunicado la Procuraduría General de la República (PGR) informó que “investiga hechos probablemente constitutivos de delitos Electorales”, al referirse a la denuncia presentada por el actual Gobierno estatal, encabezado por Javier Corral Jurado sobre las presuntas retenciones salariales a más de 700 servidores públicos por parte de la administración de su antecesor para apoyar las labores del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ciudad de México, 7 de diciembre (SinEmbargo).- La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) anunció que investiga el presunto diezmo cobrado a los empleados del Gobierno de Chihuahua durante la administración de César Duarte Jáquez.

A través de un comunicado la Procuraduría General de la República (PGR) informó que “investiga hechos probablemente constitutivos de delitos Electorales”, al referirse a la denuncia presentada por el actual Gobierno estatal, encabezado por Javier Corral Jurado sobre los presuntas retenciones salariales a más de 700 servidores públicos por parte de la administración de su antecesor para apoyar las labores del Partido Revolucionario Institucional (PRI)

La PGR explicó que “estos hechos podría constituirse el delito Electoral establecido en el Artículo 11, Fracción V, de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, que sanciona a aquel servidor público que solicite a sus subordinados aportaciones de dinero o en especie para apoyar a un precandidato, candidato, partido político, coalición o agrupación política”.

 

Y aseguró que los  Ministerios Públicos de la Federación, asignados al caso, en Funciones de Fiscal Federal, así como personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), iniciaron una Carpeta de Investigación, en coordinación con los elementos de la Policía Federal Ministerial, con el fin de recopilar las pruebas que acrediten el delito Electoral.

Hace dos días, la Secretaría de la Función Pública estatal presentó la denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), a fin de que se investiguen penalmente los hechos. Informó que se adjuntó evidencia documental, que acredita cómo los descuentos ilegales, realizados por la Secretaría de Hacienda a más de 700 servidores públicos, fueron entregados al secretario de Administración y Finanzas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Chihuahua, quien recibió en efectivo como ‘aportaciones del Ejecutivo para el PRI Estatal’, dijo el Gobierno de Chihuahua en un comunicado.

De acuerdo con la actual administración, tan solo de enero a diciembre del 2015, y únicamente considerando las retenciones de la Administración Pública Estatal centralizada, el monto asciende a 14 millones 617 mil 881 pesos. En tanto que el total retenido al sector centralizado, y entregado al PRI durante la administración 2010-2016, supera los 79 millones de pesos.

La Fiscalía General del Estado de Chihuahua integra hasta 15 carpetas de investigación de hechos relacionados con probables desvíos de recursos del Gobierno del priista detectados en gran parte de las secretarías del Poder Ejecutivo, incluyendo la oficina del Ministerio Público.