Según escribió Slater, una vez que su ex novio le regaló un Fitbit para Navidad, ella, encantada, lo sincronizó con el de su pareja. Todo fue bien hasta que un día el hombre desapareció a las 4:00 de la mañana y ella detectó, a través de ese dispositivo, que sus niveles de actividad física se aceleraron de una manera considerable.

Estados Unidos, 7 de diciembre (RT).– Una mujer estadounidense compartió con los internautas cómo descubrió la infidelidad de su ex novio gracias a un Fitbit, un dispositivo para monitorear la actividad física. Jane Slater compartió este miércoles su historia en Twitter, donde recibió casi 400 mil “me gusta” y múltiples comentarios y consejos al respecto del incidente.

Según escribió Slater, una vez que su ex novio le regaló un Fitbit para Navidad, ella, encantada, lo sincronizó con el de su pareja. Todo fue bien hasta que un día el hombre desapareció a las 4:00 de la mañana y ella detectó, a través de ese dispositivo, que sus niveles de actividad física se aceleraron de una manera considerable.

“Alerta de spoiler: no estaba inscrito en una clase de OrangeTheory (programa de entrenamiento) a las 4:00 am”, comentó la mujer en su propio tuit.

Los internautas no tardaron en reaccionar y compartir sus propias experiencias con Slater. Así, una mujer relató que vivió un episodio similar con su exmarido.

“¡Jane! Mi ex marido quedó atrapado en una aventura porque llevaba puesto el reloj de entrenamiento y el monitor de latidos que mi madre le compró para Navidad, mientras estaba “corriendo”. ¡Fue el aumento de la frecuencia cardíaca de menos de un minuto lo que me confirmó las cosas!”.

Por su parte, Slater confesó que ya ha superado la historia y ahora prefiere reírse de la situación.

“Una vez me dijo una amiga: ‘Algún día nos reiremos de eso’, cuando estaba llorando descontroladamente en el coche. Ahora tengo muchos jajajaja”, tuiteó la mujer.

HISTORIA “PELOTON”

Una de las curiosidades de esta historia consiste en que el tuit de Jane Slater fue inicialmente una respuesta a otra publicación difundida por un hombre, Albert Breer. El usuario hizo un comentario sobre un anuncio de la empresa de entrenamiento físico Peloton, que generó amplia polémica en las redes en los últimos días al intentar promocionar una bicicleta estática de alta gama como un regalo perfecto para las próximas fiestas.

“Le compré a mi esposa un Peloton hace tres años. Ella no se ofendió”, escribió Breer.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.