El presunto feminicida se resistió al arresto, intentó enfrentar a los uniformados y desarmarlos; incluso, amenazó con quitarse la vida. Sin embargo, Óscar fue sometido y puesto bajo custodia de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Ciudad de México, 7 de diciembre (SinEmbargo).- Óscar llevaba un vida normal. La semana pasada asistió al Knot Fest en la Ciudad de México. Este viernes, mientras comía una torta en las inmediaciones del Instituto Politécnico Nacional (IPN), fue sorprendido por policías que lo rodearon con la intención de detenerlo.

El hombre se resistió al arresto, intentó enfrentar a los uniformados y desarmarlos; incluso, amenazó con quitarse la vida. Sin embargo, Óscar fue sometido y puesto bajo custodia de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGEM) como el presunto responsable de una serie de feminicidios, cuyas víctimas fueron halladas al interior de su casa en Toluca.

De acuerdo con información revelada por el periodista Carlos Jiménez, la detención del llamado “Monstruo de Toluca” se llevó a cabo este viernes 6 de diciembre, alrededor de las 3:30 de la tarde. El señalado se encontraba en la zona escolar del IPN, muy cerca del Casco de Santo Tomás.

El motivo principal que lo llevó a su detención fue que Óscar conectó su dispositivo móvil a redes WiFi públicas. La primera vez que lo hizo fue en el Knot Fest, un festival de música que se realizó cerca de la estación Oceanía, del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, en la Ciudad de México, el pasado fin de semana.

A partir de este hecho, la Coordinación de Inteligencia y Análisis de la Fiscalía pudo tener acceso a algunos de sus movimientos, por lo que este jueves, al conectarse a la red pública del IPN, los agentes obtuvieron su localización y fueron tras de él.

Según lo informado, fue posible llegar hasta él gracias a que Óscar utilizaba su cuenta de Facebook y su correo electrónico.

El motivo principal que lo llevó a su detención fue que Óscar conectó su dispositivo móvil a redes WiFi públicas. Foto: @FiscaliaEdomex

Cuando los elementos de seguridad arribaron al lugar, el presunto feminicida se encontraba comiendo una torta. En el momento en que los agentes lo rodearon, inmediatamente, el hoy detenido puso resistencia e incluso trató de desarmar a uno de los elementos. Sin embargo, al verse rodeado de seis investigadores comenzó a agredirlos, por lo que fue sometido.

Tras ello, el presunto responsable de la muerte de al menos tres mujeres, al ver que no tenía escapatoria, sacó de entre sus pertenencias algunos dulces y amenazó con comerlos, pues aseguró que contenían veneno. Al momento en que el sujeto intentaba ingerir un caramelo, los policías se lo impidieron y lo subieron a una unidad policiaca.

Las autoridades informaron que Óscar “N” fue trasladado a las instalaciones de la Fiscalía de Justicia del Estado de México en Toluca y por la noche lo enviaron al penal mexiquense.

USÓ REDES SOCIALES ADVIRTIENDO OTRO FEMINICIDIO

Mientras estaba en libertad y prófugo de la justicia, el señalado utilizó sus redes sociales para advertir a las autoridades del Estado de México que si no le regresaban a sus mascotas, volvería a matar a una mujer.

“En fin, siendo claro, o dan información de qué fue de mi gato y tres perros o el próximo mensaje será sobre el cadáver de una mujer. No me voy a detener”, escribió el sujeto en su perfil personal de Facebook.

PUBLICÓ LAS FICHAS DE BÚSQUEDA DE SUS VÍCTIMAS

El 28 de octubre, días antes de que la Fiscalía del Estado de México ofreciera 300 mil pesos de recompensa a quien diera información que permitiera dar con su paradero, el sujeto compartió en su muro las fichas de búsqueda de las tres mujeres que fueron localizadas sin vida en su domicilio de Toluca.

El sujeto compartió en su muro las fichas de búsqueda de las tres mujeres que fueron localizadas sin vida en su domicilio de Toluca. Foto: Especial

De igual manera, compartió en redes sociales detalles sobre los crímenes que cometió.

“Por cierto, le fui a dejar flores al panteón donde está Jessica, no se amarguen para estas fechas, todos cometemos errores”, dice uno de los mensajes.

JESSICA, UNA DE LAS VÍCTIMAS

Jessica Guadalupe salió de su casa a finales de octubre pero no volvió. Su cuerpo fue encontrado con huellas de estrangulamiento en la casa de Óscar “N”, con quien mantenía una relación sentimental, en la zona de Santín en Toluca, Estado de México.

Cuando los agentes aseguraron el domicilio e iniciaron las investigaciones, no solo encontraron el cadáver de Jessica, sino también el de dos mujeres jóvenes.