Manchester, 8 Ene. (Notimex).- En un polémico derbi de Manchester, el United, donde milita el delantero mexicano Javier Hernández, sufrió en la recta final pero logró una ajustada victoria 3-2 sobre el City para eliminarlo en la tercera ronda de la FA Cup.

Luego de la goleada 6-1 que le propinaron los “Citizens” en la Liga Premier, los “Diablos rojos” se metieron al Etihad Stadium con sed de revancha y la primera parte fue suficiente para quedarse con la victoria.

Doblete de Wayne Rooney, a los minutos 10 y 40, el segundo tras fallar un penalti, y anotación de Danny Welbeck (30), mandaron al United con una cómoda ventaja al descanso, pero se complicaron la vida en el complemento y estuvieron cerca de llevarse una sorpresa.

El serbio Aleksandar Koralov, al minuto 48, y el argentino Sergio Agüero, al 65, recortaron distancias y presionaron al United, que pese a jugar con ventaja numérica desde el minuto 12 y con el 3-0 a su favor sufrió en el partido.

Un certero remate de cabeza de Rooney, que pegó en el travesaño y se anidó, puso en ventaja al cuadro del escocés Alex Ferguson al minuto 10, y al 12 llegó la polémica e injusta expulsión al belga Vincent Kompany, que ponía contra las cuerdas a su equipo.

Esta situación fue aprovechada por Welbeck y Rooney para vencer al portero rumano Costel Pantilimon y adelantar 3-0 al equipo visitante, que soñaba con una goleada para sanar las heridas de aquella que le propinó su vecino.

Pero en el complemento todo cambio y la escuadra del italiano Roberto Mancini mejoró notablemente. Con el ingreso del argentino Pablo Zabaleta y del montenegrino Stefan Savic se vio mejor y lo reflejó al 48, con el tanto de Koralov.

El “Kun” Agüero, al 65, puso el 2-3 y la afición soñaba con la histórica remontada o el empate para obligar a otro partido, pero el guardameta danés Anders Lindegaard evitó la sorpresa ante la insistencia de la ofensiva local y su equipo accedió a la cuarta ronda del torneo copero.

Paul Scholes regresó al Manchester United tras anunciar su retiro hace seis meses y jugó 31 minutos al ingresar por el portugués Nani; el “Chicharito” Hernández salió a la banca pero vio todo el partido ahí.