#MetaDatos: Los llamados a la acción de miles de usuarios en Twitter para protestar en contra de la intensificación del conflicto armado entre Irán y Estados Unidos se mantienen latentes. Mientras los ciudadanos condenan la violencia, la misma plataforma se ha convertido en una trinchera mediática entre ambas naciones para exponer sus posicionamientos, al punto que algunos tuits han sido sustituidos por comunicados.

Ciudad de México, 8 de enero (SinEmbargo).– La escalada del conflicto entre Estados Unidos e Irán tuvo a Twitter como uno de sus principales frentes de batalla. Entre el 3 y 7 de enero se registró un intenso intercambio de tuits entre Donald Trump, Presidente de los Estados Unidos, Hassan Rouhani, Presidente de Irán, Javad Zarif, Ministro de Relaciones Exteriores entre otros diplomáticos de ambas naciones.

El 3 de enero, fuerzas estadounidenses atacaron el vehículo en el que se transportaba Qasem Soleimani, general iraní. De acuerdo con Robert O’Brien, asesor de la Casa Blanca, el atentado fue ejecutado bajo la sospecha de que Irán planificaba un ataque en contra de diplomáticos miembros de las fuerzas armadas estadounidenses que se encontraban en la región árabe.

Entre el 3 y 7 de enero, miles de usuarios de Twitter de todo el mundo se movilizaron en contra de la intervención armada de EU y en favor de la paz, en tanto que el conflicto diplomático continuó extendiendo el clima hostil desde la misma plataforma en la que se impulsaron etiquetas como #NoWarInIran (No a la guerra en Irán) o #TrumpWarOfMassDistraction (Trump arma de distracción masiva).

En la muestra se extrajeron cuatro conversaciones que interactuaron con los hashtags de mayor impacto sobre el tema de Irán. En color azul se visualiza la conversación en la implicación de la campaña electoral de Trump. En color morado se visualiza la conversación que vinculó a la región árabe. En amarillo lo TT que alcanzaron trascendencia global. Gráfico: SinEmbargo.

Entre los intercambios tuiteros más ásperos destacó el que se generó entre Trump y Javad Zarif y Trump el 5 de enero. Luego de que Parlamento iraní acordó solicitar la expulsión de tropas estadounidenses de su territorio, Trump emitió un comunicado en Twitter en el que notificó que ante cualquier ataque de Irán, Estados Unidos respondería “rápida y completamente, y tal vez de manera desproporcionada”. Horas después, el Ministro de Relaciones Rxteriores de Irán respondió a las amenazas y llamó a su Gobierno un #RogheRegime, término anglosajón empleado para referir a los gobiernos que atentan contra la paz mundial.

“@realDonaldTrump amenaza a Irán con violaciones de la ley internacional, incluso crímenes de guerra como el uso de la fuerza, la “respuesta desproporcionada” y el bombardeo de sitios culturales. El pueblo iraní respondió hoy. ¿Todavía espera asustarlos? ¿O te das cuenta de que ha convertido a Estados Unidos en un #RogueRegime?,” respondió el diplomático iraní, mientras que en su tuit compartió una captura de pantalla del tuit de Donald Trump donde subrayó la frase “de manera desproporcionada”, días más tarde respondería a esta frase con un nuevo tuit.

Captura de pantalla publicada por Zarif para condenar el comunicado de Donald Trump. Foto: Twitter

El 7 de enero, Zarif retomó las palabras de Trump tras el ataque que esta nación llevó a cabo en dos bases militares estadounidenses. A través de un tuit en el que refirió que Irán había tomado y concluido “medidas proporcionadas” contra EU.

“Irán tomó y concluyó medidas proporcionadas en defensa propia en virtud del artículo 51 de la base de objetivos de la Carta de la ONU desde la cual se lanzó un cobarde ataque armado contra nuestros ciudadanos y altos funcionarios. No buscamos la escalada o la guerra, sino que nos defenderemos de cualquier agresión,” expresó.

Mientras Donald Trump respondía los tuits de Zarif con la frase: “¡Todo está bien!” se convertía en el protagonista de miles de tuits en su contra sobre todo desde EU, la región arábica.

REVÉS PARA TRUMP

El hashtag #TrumpWarOfMassDistraction fue una sátira que miles de usuarios de Twitter emplearon para mostrar escepticismo sombre las medidas represoras que el Primer Mandatario estadounidense lanzó contra Irán.

Inmerso en una campaña electoral que no le ha dado los resultados esperados, Trump ha sido señalado por emplear este operativo militar como una medida para hacerse publicidad ante la posibilidad de una derrota en las próximas elecciones presidenciales en las que contienden por una reelección.

La etiqueta se mantuvo como trending topic en EU por más de 10 horas continuas. La sátira estuvo acompañada por numerosas críticas, entre ellas, que en el 2012 Trump señaló que el ex Presidente de EU Barack Obama sería capaz de iniciar una guerra en Irán para lograr ser reelegido, acción de la que estaría siendo partícipe el magnate norteamericano.

Esta mañana se emplearon etiquetas relacionadas con Donald Trump que arrojaron que con este tema se ha conectado una fuerte tendencia de corte electoral en la que han salido a relucir nombres como la ex candidata presidencial Hillary Clinton, entre miles de usuarios que condenaron las acciones de Trump señalando que ellos habían sido votantes de la también ex Primera Dama estadounidense.

A pesar de que Twitter no es una red social popular en la región Árabe, las etiquetas provenientes de estos países se vincularon estrechamente en las discusiones que se generaron en esta red social donde también trascendió que la emergencia y las noticias de último minuto sobre Irán se han mantenido como una fuerte tendencia a lo largo de la semana, misma que refleja el clima de tensión que producido a raíz de que surgió el conflicto.

La frase “tercera guerra mundial” ha surgido en Twitter con dispersión, tuits de todo el mundo se entrelazan a través de diversas etiquetas como #WWIII (World War III), #WorldWar3, y otras más que se han originado en diversas partes del mundo donde se comenta de manera intensa el posible inicio de un conflicto armado de dimensiones mayores. A través de estos tuits se asoma la preocupación y una intención latente de organizar una respuesta cívica de alcance global con fines pacíficos.