San Pedro Tlaquepaque se ubica a 25 minutos de Guadalajara y es ideal para realizar turismo cultural y gastronómico, pues alberga un sin número de galerías propiedad de famosos diseñadores, restaurantes de cocina internacional, museos y esculturas al aire libre.

Ciudad de México, 8 de enero (SinEmbargo).- Jalisco cuenta con bellos lugares para visitar y maravillarse, uno de ellos es el Pueblo Mágico de San Pedro Tlaquepaque, reconocido a nivel nacional e internacional por sus artesanías y la elaboración de productos de alta calidad, en especial el trabajo artesanal con el vidrio soplado y el barro cocido.

San Pedro Tlaquepaque se ubica a 25 minutos de Guadalajara y es ideal para realizar turismo cultural y gastronómico, pues alberga un sin número de galerías propiedad de famosos diseñadores, restaurantes de cocina internacional, museos y esculturas al aire libre. A continuación compartimos cinco datos de este Pueblo Mágico.

Tlaquepaque es conocido por sus artesanías. Foto: Cortesía

Al entrar a Tlaquepaque las personas son recibidas por su colorido andador Independencia, una calle peatonal donde encontrarás reconocidos establecimientos con una gran variedad de artesanías hechas de latón, madera, cerámica, barro y plata. Los admiradores de Sergio Bustamante y Rodo Padilla pueden conseguir algunas de sus esculturas o simplemente tomarse divertidas instantáneas con los clásicos “gorditos de Tlaquepaque” que adornan el andador.

Andador en Tlaquepaque. Foto: Cortesía

El Centro Cultural El Refugio es una edificación icónica y un ejemplo de arquitectura regional. Originalmente fue edificado como convento y por ello lo inundan las leyendas de aparecidos y eventos paranormales aunque hoy su vocación es la de espacio para eventos, exposiciones, talleres y la realización del Premio Nacional de la Cerámica, donde se exhiben anualmente las mejores piezas de las diferentes tradiciones de barro. No se debe olvidar de visitar sus catacumbas que cuentan su historia como hospital y sus cúpulas, las cuales brindan una de las mejores vistas.

El Parían es la mejor opción para quienes gustan del mariachi, con su colorido patio central y sus 19 cantinas, es uno de los centros turísticos más importantes de Jalisco, siendo su principal atractivo los innumerables conjuntos de mariachi que ofrecen sus canciones mesa por mesa o en el kiosco central.

El Parían. Foto: Cortesía

La bebida tradicional son las cazuelas, que consisten en un plato de barro con refresco y cítricos acompañados de tequila, cuya combinación resulta en un trago refrescante, acompáñalo con una tradicional torta ahogada o birria jalisciense, platillos típicos de la zona.

Las cazuelas consisten en un plato de barro con refresco y cítricos acompañados de tequila. Foto: Cortesía

La parte gastronómica de Tlaquepaque es muy variada, se pueden encontrar famosos restaurantes de comida mexicana fusión como Casa Luna, Real San Pedro, El Patio o el Abajeño, hasta los ubicados en el Parián de comida mexicana o bien un antojito en el Jardín Hidalgo. Incluso degustar algún dulce típico en la conocida tienda Nuestros Dulces, con una gran gama de dulces tradicionales como mazapán, dulce de arrayán, tamarindo o de leche, sin duda una tentación difícil de superar.