Aeroméxico planteó que para seguir las negociaciones debe también cumplir ciertos compromisos y objetivos requeridos por sus fondeadores bajo el financiamiento preferencial garantizado (DIP Financing) que obtuvieron el 30 de junio al iniciar un “proceso voluntario de reestructura” bajo el Capítulo 11 de la ley de bancarrota de Estados Unidos.

“En consecuencia, Aeroméxico ha solicitado una extensión al plazo previsto en el Contrato de Crédito, a fin de poder cumplir con las condiciones y obligaciones bajo el DIP Financing, misma que ha sido otorgada hasta el 27 de enero de 2021”, aseguró la empresa.

Ciudad de México, 8 de enero (SinEmbargo).- Aeroméxico anunció que las negociaciones con los sus trabajadores, a través de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México (ASSA) y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) continúa para generar diálogo sobre los Contratos Colectivos de Trabajo.

“Si bien se han tenido avances significativos en las negociaciones”, destacó la aerolínea, requiere tiempo para realizar ajustes necesarios que permitan enfrentar los efectos adversos provocados por la pandemia de la COVID-19 sobre la industria aérea, que aún no se han concluido “conforme a los objetivos requeridos para acceder a los financiamientos contratados”.

Aeroméxico planteó que para cumplir con los acuerdos pendientes es necesario para que la compañía pueda cumplir con ciertos compromisos y objetivos requeridos por sus fondeadores bajo el financiamiento preferencial garantizado —el Senior Debtor in Possession Credit Facility o DIP Financing— que obtuvieron después de solicitar, de manera voluntaria, la reestructura financiera de la aerolínea.

El 30 de junio Grupo Aeroméxico anunció a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que inició un “proceso voluntario de reestructura”. Apenas el 19 de junio la empresa negó estar en un proceso de solicitud de acogida bajo el Capítulo 11 de la ley de bancarrota de Estados Unidos, sino que identifica fuentes adicionales de financiamiento para fortalecer sus flujos operativos.

“En consecuencia, Aeroméxico ha solicitado una extensión al plazo previsto en el Contrato de Crédito, a fin de poder cumplir con las condiciones y obligaciones bajo el DIP Financing, misma que ha sido otorgada hasta el 27 de enero de 2021”, aseguró la empresa.

Aeroméxico aseguró que continuará trabajando de forma coordinada con las representaciones sindicales para cumplir con las condiciones necesarias que permitan realizar el siguiente desembolso del Tramo 2 del DIP Financing. “Es indispensable para preservar el negocio en marcha y evitar incumplimientos en sus obligaciones con los acreedores financieros bajo el DIP Financing”, explicó.

La empresa continuará aprovechando las ventajas del procedimiento de Capítulo 11 que le permite fortalecer su situación financiera y liquidez, además de proteger y preservar la operación y activos, así como implementar ajustes para enfrentar el impacto derivado de la COVID-19.