POP LAB

Sin prestaciones ni pensión para su familia, Sergio, médico de Guanajuato, muere de COVID-19

08/01/2021 - 7:24 pm

Hasta el 6 de enero de este año, a casi 10 meses de los primeros contagios en la entidad, habían sido contagiados 10 mil 87 trabajadores del sector salud, de los cuales, al menos 89 ya han fallecido. Los afectados representan casi la mitad del total del personal de salud en el estado.

Guanajuato, 8 de enero (PopLab).-  El doctor Sergio Jacinto Ruiz, quien prestaba atención por contrato en la UMAPS Loza de los Padres, en León, falleció por COVID en la indefensión laboral, sin prestaciones sociales, dejando a su familia sin pensión. Fueron sus compañeros y amigos quienes debieron salir a buscar apoyo económico para la familia del joven médico de la Jurisdicción Sanitaria Número 7, padre de dos hijas pequeñas y su único sostén económico, ante el desamparo en que quedó por parte de la Secretaría de Salud de Guanajuato.

A la exposición que el personal de salud tiene frente a la pandemia, mayor al promedio de la gente, se suma la incertidumbre en la que viven casi 7 mil trabajadores, responsabilidad que el gobierno del estado resuelve a cuentagotas.

Su fallecimiento ocurrió el pasado 3 de enero y en los siguientes días, el gremio se solidarizó en búsqueda de apoyo económico para su familia.

Las circunstancias laborales en que se dio el hecho provocaron indignación entre el personal de salud, tanto basificado como bajo contrato, que se ha movilizado para cubrir lo que la Secretaría de Salud de Guanajuato, en este como en otros casos, quedó debiendo.

Aunque la SSG hizo pública una esquela con condolencias, nada dijo de que otorgara algún apoyo o respaldo a su familia.

En redes sociales, reprobaron la muerte de los profesionales de la salud a causa del virus. Foto: Captura de pantalla.

Mientras, en algunos nosocomios del ISAPEG, como el Hospital General de León, por la sobrecarga de trabajo y “ante el incremento de la sintomatología de PB COVID”, el personal fue informado que aunque tenga síntomas de COVID “se queda a trabajar” la jornada completa, se le proporcionará careta y mascarilla N-95 y seguirá en funciones hasta que pueda comprobar el diagnóstico impreso de la prueba; además la incapacidad debe ser obligatoriamente otorgada por el ISSSTE.

Pese al riesgo que eso implica tanto para sus colegas como para los pacientes, ese fue el protocolo que se estableció de manera oficial.
https://twitter.com/ramirezfr09/status/1345990415682514946?s=20

Hasta el 6 de enero de este año, a casi 10 meses de los primeros contagios en la entidad, habían sido contagiados 10 mil 87 trabajadores del sector salud, de los cuales, al menos 89 ya han fallecido. Los afectados representan casi la mitad del total del personal de salud en el estado.

Tanto el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo como el secretario de Salud, Daniel Díaz, han elogiado al personal que enfrenta la pandemia, sin brindarle a todos sus integrantes la protección que necesitan.

“HÉROES QUE INSPIRAN”

Antes de laborar en la Unidad Médica de Atención Primaria para la Salud (UMAPS) Lomas de los Padres, Sergio Jacinto Ruiz estuvo asignado en la UMAPS 8 de Marzo. A lo largo de su carrera se ganó el respeto y en muchos casos, el cariño y la admiración de pacientes y colegas.

Sergio no ha sido el único médico que ha muerto en el estado. Foto: Captura de pantalla.

Un respetado médico en la comunidad guanajuatense, Luis Gerardo Casillas, colega de Sergio, publicó un video donde exhorta a la unión y la solidaridad del gremio, realizando algún apoyo económico para su familia.

Estos fueron algunos de los comentarios que se leyeron en la esquela y en publicaciones donde se mencionó la muerte del doctor Sergio: “Su página llena de Esquelas y un semáforo que no sirve para nada. Gran ser humano y médico”, “Una gran pérdida. Ojalá que ahora se otorgue una pensión a su familia y que se nos regularice a todos los que estamos por contrato”, “¡Un médico de contrato! ¡Sin prestaciones laborales! ¡Muere en la lucha! Atendiendo pacientes, negándosele vacaciones y todas las prestaciones que por ley le corresponden. ¡¡Qué poca VERGÜENZA tienen!!”, “…muy hospital covid, muy «Guanajuato todo lo puede» y manda en primera línea carne de cañón. No tienen alma”, “Así es, somos reemplazables, dicen que somos familia y no tenemos nada de empatía”.

Un usuario de Facebook recordó que en su calidad de trabajador por contrato “…Hemos tenido que solventar nuestros gastos médicos de nuestras propias enfermedades así el COVID haya sido contagiado de manera intrahospitalaria (…) Estamos en pie de lucha por el respeto a nuestros derechos laborales y a la No discriminación y exigimos resultados”.

El sentir de muchos de los expresaron sus condolencias, podría resumirse en otro mensaje ahí compartido: “La única manera y la más importante de ellas es honrar a este médico con la protección económica de su familia de por vida, una esquela sólo es protocolo, queremos ver realidad estas peticiones para él y para todos los que dan su vida al frente de esta enfermedad.”

PRECARIEDAD LABORAL

Alrededor de una tercera parte de los profesionales de la salud en el estado son trabajadores sin base, es decir, bajo contrato.

A mediados de año, la Secretaría de Salud de Guanajuato afirmó que en el ISAPEG el personal sanitario goza de vacaciones, aguinaldo, bono de trabajo por la pandemia, capacitaciones, pases de salida, horario de guardería, días inhábiles por maternidad o paternidad, descanso intermedio para alimentos durante la jornada, espacio y tiempo de lactancia materna, días de descanso obligatorio, licencias, días económicos y beneficio en actividades que comportan riesgos, resultando una cascada de 500 comentarios y cientos de reacciones en redes sociales por parte de personal afectado, respondiendo que ello solo era propaganda oficialista.


Y aunque el pasado 15 de octubre el gobernador Diego Sinhue Rodríguez hizo la promesa de que al término de su sexenio Guanajuato habrá otorgado, de manera paulatina, la anhelada base a todos los profesionales sanitarios en la entidad, unos 7 mil continúan en la incertidumbre laboral.

Muchos de ellos se expresaron a través de un comunicado, evidenciando cómo “Es incongruente trabajar para la Secretaría de Salud y no contar con seguridad social (ISSSTE), en caso de enfermedad debes acudir a un particular”.

A la presión de enfrentarse día a día a un riesgo mayor de exposición al virus del SARS-CoV-2, causante del COVID-19, se suma el hostigamiento laboral, la reducción de su sueldo y la exclusión de bonos COVID.

Trabajadores con contrataciones tipo Anexo IV y U013 entrevistados previamente por POPLab aseguran que incluso se les ha pedido firmar una renuncia previa como condición para la firma de un nuevo contrato, y de esa forma poderles dar de baja sin finiquito.

Incluso, un comentario dejado en la esquela del doctor Sergio Jacinto recordó que “de los casi 7 mil empleados [el Gobernador] solo ha dado 400 bases (aún no sabemos quién eligió el personal pero fueron contadas las que se otorgaron por antigüedad), se tendría que basificar a más de mil por año para poder alcanzar la meta, que va sumamente lenta”.

SACAN LA CASTA; PIERDEN LA VIDA

El caso de Sergio Jacinto Ruiz no es único: POPLab abordó hace unas semanas el de Gilberto Báez Rangel, otro de los 7 mil trabajadores de la salud en Guanajuato sin acceso a derechos laborales por no estar basificados.

El doctor Gil padecía diabetes y sobrepeso y fue obligado a soportar excesivas cargas de trabajo durante la pandemia, mientras siguen los señalamientos de que trabajadores con base laboral y comorbilidades sí han tenido el resguardo debido. Tras presuntamente contagiar a su familia, el médico falleció por COVID. El Centro de Salud de Pueblo Nuevo, que pertenece al ISAPEG, ha dicho entre su personal que Gilberto murió por causas ajenas a su trabajo.

Hasta el domingo, esa dependencia informaba que han fallecido por esta causa en el sector salud de la entidad 38 integrantes. Puesto que oficialmente no se informan sus identidades, solo los lugares donde fueron atendidos, se conoce que las bajas han ocurrido: 28 en el IMSS, 11 en el ISSSTE, 4 en el Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío, uno en Pemex, 3 en sanatorios privados y 2 en domicilio particular.

TRIPLE ESQUELA… FUERON CUATRO
¿Qué hay de los otros trabajadores del gremio que murieron por las mismas fechas que el doctor Sergio Jacinto Ruiz?

Una fue la enfermera Emma García Falcón, quien se desempeñaba en el área de Cuidados Intensivos del Hospital General de León, mientras que Rogelio Montoya Aguilar, paramédico del Sistema de Urgencias del Estado (SUEG) asignado a Celaya, era conocido como ‘Delta-154’.

Además de ellos, el gremio sufrió la pérdida de Josué López Rodríguez, subdirector médico de jornada acumulada nocturna del Hospital General León, el pasado 26 de diciembre.

-Con información de Alonso Merino Lubetzky.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE POP LAB. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas