La noticias y fotografías fueron replicadas ampliamente a través de redes sociales y en cadenas de WhatsApp.

Por Marcos Martínez Chacón y Rafael Cabrera

Ciudad de México, 8 de enero (AP).- The Associated Press realizó un recuento semanal de las historias e imágenes más populares en redes sociales, pero que son falsas. El resumen incluye información sobre la toma del Capitolio y los efectos de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer en México.

VACUNA DE PFIZER CONTRA COVID-19 NO OCASIONÓ MUERTES EN MÉXICO

LAS AFIRMACIONES: En el estado mexicano de Nuevo León, al norte del país, 33 personas murieron después de recibir la vacuna desarrollada por Pfizer y la empresa alemana BioNTech contra el COVID-19.

LOS HECHOS: Una vocera de la Secretaría de Salud federal dijo a The Associated Press que es “absolutamente falso” que hayan muerto 33 personas tras recibir las dosis de la vacuna. Además, el Secretario de Salud estatal en Nuevo León informó recientemente que, de mil 950 vacunas aplicadas en el estado, sólo se registraron 13 casos de reacciones adversas “muy leves”.

El 23 de diciembre comenzaron a llegar a México las primeras dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech.

El Gobierno mexicano explicó que las primeras dosis serían aplicadas a personal médico encargado de atender a pacientes con COVID-19 al considerarse un grupo vulnerable por estar constantemente expuestos al nuevo coronavirus.

A partir del 24 de diciembre el Gobierno federal inició el plan nacional de vacunación contra el COVID-19 con las inoculaciones de médicos y enfermeras en un evento en la Ciudad de México.

Un trabajador de la salud recibe la vacuna Pfizer-BioNTech para COVID-19 en la base militar N-1 en la Ciudad de México. Foto: AP.

En un mensaje transmitido por YouTube el 2 de enero, el Presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador informó que de 56 mil 625 dosis que han llegado a México de esta vacuna se habían aplicado 32 mil 824 a personal médico.

En su mensaje del 2 de enero, el Presidente agregó que, a fines de enero, México contará con 1.4 millón de dosis y que, con estas vacunas, se concluirá el proceso de vacunación de los 750 mil médicos y enfermeras que atienden casos de COVID-19 en el país.

“Pensamos que no nos van a faltar las vacunas y esto va a ayudar mucho para salir de esta pesadilla, de esta crisis sanitaria, de esta pandemia que tanto dolor nos ha causado”, dijo el Presidente en su mensaje.

Una cadena que circula en WhatsApp afirma falsamente que 33 personas murieron después de recibir la vacuna en Nuevo León, pero Judith Coronel, del departamento de Comunicación Social de la Secretaría de Salud federal, dijo a AP en un mensaje de WhatsApp que es “total y absolutamente falso” lo que se afirma en la cadena.

Además, el Secretario de Salud estatal en Nuevo León, Manuel de la O, informó en su conferencia de prensa diaria el 2 de enero que de las mil 950 personas vacunadas hasta ese día en el estado sólo se habían registrado casos de reacciones “muy leves”.

Los síntomas que presentaron las 13 personas que padecieron reacciones incluyeron dolor de cabeza y molestias musculares, dijo el Secretario.

La cadena de WhatsApp también dice que en Nuevo León se registró recientemente un aumento del 76 por ciento en los contagios de COVID-19, pero ese porcentaje no coincide con los datos oficiales reportados por el gobierno estatal.

De acuerdo con datos oficiales, hasta el 3 de enero en Nuevo León se han reportado 125 mil 340 contagios y 6 mil 642 decesos por COVID-19, y aunque en los últimos días se ha registrado un aumento en los contagios, no ha existido un repunte del 76 por ciento, como afirma el mensaje que circula.

IIMÁGENES FALSAS DEL ASALTO AL CONGRESO DE ESTADOS UNIDOS 

LAS AFIRMACIONES: Cinco imágenes que circulan en las redes sociales muestran las movilizaciones multitudinarias organizadas el 6 de enero por simpatizantes del Presidente republicano de Estados Unidos, Donald Trump, alrededor del Capitolio en Washington, D.C.

LOS HECHOS: Dos de las cinco imágenes en la publicación sí corresponden a las protestas y disturbios del 6 de enero. Dos más corresponden a eventos distintos en la capital estadounidense en 2018 y 2020 y la quinta foto a una celebración por un triunfo deportivo en Cleveland en 2016.

El 6 de enero se registraron disturbios en al Capitolio de Estados Unidos, en la capital de ese país, durante protestas organizadas por simpatizantes del Presidente Donald Trump.

Seguidores del mandatario irrumpieron en el recinto legislativo mientras se llevaba a cabo el proceso de conteo del Colegio Electoral que previamente había confirmado la victoria del Presidente electo, Joe Biden, con 306 votos. Trump obtuvo 232, por debajo de los 270 necesarios para ganar la presidencia.

Desde que el 7 de noviembre The Associated Press y otros medios reportaron que, de acuerdo con el conteo de votos en los estados, Biden derrotó a Trump, el republicano y sus simpatizantes denunciaron sin evidencia que se había cometido un “fraude”. A partir de las denuncias infundadas, sus seguidores organizaron movilizaciones que culminaron con las violentas protestas del 6 de enero.

Aunque el proceso de confirmación en la sesión bicameral fue suspendido momentáneamente por los hechos violentos, el conteo de votos se reanudó y concluyó el 7 de enero con la certificación de la victoria de Biden.

Simpatizantes del Presidente Donald Trump escalan un muro del Capitolio federal. Foto: AP

Cuatro personas murieron en los disturbios en la capital de Estados Unidos, entre ellas una manifestante abatida por la policía. Tras los hechos violentos, el Departamento de Defensa estadounidense autorizó el despliegue de 6 mil 200 elementos de la Guardia Nacional en la capital, reportó la AP.

Una publicación que circula en Facebook que incluye cinco imágenes afirma erróneamente que las multitudes en las fotografías muestran las movilizaciones del 6 de enero, pero sólo dos corresponden a las protestas de ese día. Una de ellas muestra a un grupo de manifestantes mientras suben por una barda que rodea la sede del Congreso estadounidense y la segunda muestra a una multitud de simpatizantes de Trump sobre la explanada del Monumento a Washington.

Las imágenes restantes corresponden a eventos distintos en años pasados. Una de ellas muestra a una multitud congregada en la zona del centro de Cleveland, Ohio, durante una celebración por el triunfo del equipo de basquetbol Cavaliers en 2016. Otra muestra la movilización masiva organizada el 24 de marzo de 2018 en Washington D.C. tras la masacre del 14 de febrero de ese año en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, donde murieron 17 personas.

La tercera fotografía muestra a elementos de la Guardia Nacional estadounidense frente a la Casa Blanca durante protestas organizadas tras la muerte del afroestadounidense George Floyd a manos de un oficial blanco el 25 de mayo de 2020 en Minneapolis, Minnesota.

FAUCI, PRINCIPAL INFECTÓLOGO DE EU, NO ENFRENTA CARGOS 

LAS AFIRMACIONES: Un fiscal especial nombrado por el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentó una acusación criminal en contra del doctor Anthony Fauci, principal infectólogo en ese país, por traición a la patria, conspiración con el enemigo y fraude.

LOS HECHOS: The Associated Press no encontró indicios en registros judiciales ni periodísticos de que Fauci, miembro del Grupo de Trabajo del Gobierno federal contra la pandemia de COVID-19, enfrenta una acusación criminal. Además, un vocero del Departamento de Justicia estadounidense dijo a la AP que la afirmación no es ni “remotamente factual”.

Durante la campaña Presidencial el Presidente Trump criticó en repetidas ocasiones a Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas estadounidense.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos. Foto: AP.

El 19 de octubre, por ejemplo, en una llamada con su equipo de campaña, Trump calificó a Fauci de “desastre”.

Incluso, al referirse a los científicos como Fauci que advertían sobre el riesgo de un repunte en el número de contagios en Estados Unidos, el Presidente llamó a los expertos “idiotas”.

Las críticas de Trump contra Fauci se dieron mientras el Presidente sostenía que Estados Unidos pronto superaría la pandemia de COVID-19, pese a que en ese momento los expertos alertaban sobre el riesgo de un repunte de contagios y hospitalizaciones.

El repunte sobre el que hablaban los científicos finalmente ocurrió en noviembre y diciembre, particularmente después de las celebraciones del Día de Acción de Gracias.

Una publicación que circula en Facebook afirma erróneamente que un fiscal especial nombrado por Trump presentó una acusación criminal contra Fauci, que incluye cargos por traición a la patria, conspiración con el enemigo y fraude.

La publicación contiene un enlace a un texto en el sitio tierrapura.org, que previamente ha diseminado información falsa. El texto en ese portal también dice falsamente que los cargos fueron presentados después de que se encontró evidencia a través de intervenciones telefónicas de que Fauci conspiró con el expresidente Barack Obama para que el infectólogo le diera consejos equivocados a Trump sobre el manejo de la pandemia.

Pero Marc Raimondi, director interino adjunto de Asuntos Públicos del Departamento de Justicia estadounidense, dijo a la AP en un correo electrónico que la afirmación en el texto no es ni “remotamente factual”.

En la página del Departamento de Justicia, en la que usualmente se dan a conocer los detalles de las acusaciones criminales presentadas por fiscales federales en contra de individuos, no existen registros de una acusación como la mencionada en la publicación.

Además, la atribución para nombrar a un fiscal especial a través del Departamento de Justicia recae en el fiscal general, no en el presidente.

Tampoco existen registros periodísticos de que el Departamento de Justicia haya autorizado el nombramiento de un fiscal especial para investigar al doctor Fauci por los delitos que menciona el texto.

Desde el inicio de la pandemia, en las redes sociales han circulado afirmaciones falsas sobre Fauci y Obama, como el que ambos conspiraron para crear el virus de COVID-19 en un laboratorio de Wuhan, en China, donde se reportaron los primeros casos del nuevo coronavirus.