La turista de 35 años de edad fue multada con seis mil dólares y citada a declarar a la sede del Instituto Chico Medes de Biodiversidad por sus acciones consideradas como delitos ambientales.

Ciudad de México, 8 de febrero (SinEmbargo).– Una turista que se encontraba en una playa del archipiélago Fernando de Noronha en el estado de Pernambuco, Brasil, pagó de manera cara el sacar a una cría de tiburón del agua para tomarse una foto, pues, en su intento, el escualo le mordió la mano derecha provocándole una aparatosa herida.

En un video difundido a través de redes sociales se observa cómo la mujer sujeta de la cola al tiburón que nadaba cerca de la orilla. En su afán por defenderse, el escualo logró girar su cuerpo y mordió la mano de la mujer, quien de manera inmediata trató de liberarse.

La bañista intentó liberar su mano por varios segundos, pero sus esfuerzos fueron en vano. Un grupo de turistas que se encontraban en el lugar se acercó y ayudó a la mujer quien al final volvió a tomar al tiburón y lo arrojó .

De acuerdo con el Diario de Pernambuco, la turista de 35 años de edad fue trasladada al Hospital de Sao Lucas en donde le fueron colocadas cuatro puntadas en uno de sus dedos. Además, fue multada con seis mil dólares citada a declarar a la sede del Instituto Chico Medes de Biodiversidad por sus acciones consideradas como delitos ambientales.