Mazatlán/Ciudad de México, 8 de marzo (Noroeste/SinEmbargo).- En la comunidad de Miravalles ubicada al noreste de Mazatlán, entre brechas y terrenos escondidos se han localizado, en los últimos días, 21 cuerpos en fosas clandestinas, lo que ha convertido a esta zona en “la gran fosa de Mazatlán”.

Sólo este año, autoridades y mujeres rastreadoras, han encontrado 21 cuerpos, entre hombres y mujeres, todos víctimas de muertes violentas.

Los hallazgos han sido constantes y en distintas cavidades, pero todos hallados en un mismo polígono, en brechas que llevan a otras comunidades, donde parece que la seguridad no llega.

Foto: Noroeste

El 7 de febrero pasado autoridades y rastreadoras encontraron nueve cuerpos, la mayoría de las víctimas tenía reporte de desaparición forzada, de acuerdo con información de la Vicefiscalía Regional de la zona sur.

Los cuerpos fueron llevados al Semefo, pero la zona quedó igual que antes: desprotegida, con esos caminos libres. Y esta semana encontraron más cuerpos.

Los últimos hallazgos fueron restos de 12 personas, dos mujeres entre las víctimas. Los cuerpos fueron localizados en menos de 48 horas, entre el pasado miércoles y jueves.

Con estos últimos cuerpos y los hallazgos en febrero, suman 21 personas encontradas sólo en Miravalles, una comunidad al noreste de Mazatlán, a unos 15 kilómetros del Centro del puerto.

Los reportes oficiales indican que, en esta zona, hay 68 viviendas, todavía existen carencias de tuberías para excusado, falta electricidad en algunas casas, y en muchos hogares no reportan televisión, lavadora, o radio.

En esas condiciones Miravalles puntea las zonas de fosas en el Estado.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE NOROESTE. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.