Cuando se dio la noticia de que la tarifa del Metro de la CdMx aumentaría 2 pesos se ofreció a cambio meter el dinero recaudado a un fideicomiso que administrara proyectos que mejorarían el servicio de los usuarios. A cinco años de distancia, ninguno está concluido; solo uno tiene un avance del 81 por ciento, el resto de 16 o 30 por ciento.

Ciudad de México, 8 de abril (SinEmbargo).- Derivado del aumento en la tarifa del Metro, que pasó de 3 a 5 pesos, se recaudó en cinco años un total de 13 mil 187 millones de pesos, de los cuales, el 78 por ciento se invirtió en siete proyectos de los cuales ninguno se ha concluido.

De acuerdo con la información del libro blanco del Fideicomiso Metro (Fimetro), hasta el momento se han celebrado 219 contratos por 10 mil 367 millones de pesos en siete proyectos, de los cuales ninguno tiene un avance del 100 por ciento, de acuerdo al cierre a octubre de 2018.

El Fimetro fue creado luego de la implementación en el aumento de la tarifa y se hizo con el fin de concentrar ahí el dinero que saliera de ese fin y destinarlo a obras que mejoraran el servicio. De acuerdo con la presentación que se hizo en octubre de 2014, las obras que financiaría el dinero del aumento serían para rehabilitación, actualización, sustitución y mantenimiento de trenes e instalaciones fijas del Sistema de Transporte Colectivo (STC).

Sin embargo, la experiencia de los usuarios del Metro aún es negativa: asaltos, inseguridad, comercio ambulante, retrasos y el colapso de la red en horas pico y en época de lluvias.

Registro de marcha lenta en al menos nueve de las líneas, intentos de sucuestro afuera y dentro de las estaciones, puertas que abren del lado equivocado, desalojo de vagones, acoso, hombres que no respetan el espacio exclusivo de mujeres y policías que no actúan al respecto, pasillos destinados al comercio ambulante, goteras, escaleras eléctricas que han provocado accidentes… esas son las fallas más recientes que los usuarios del Metro han denunciado a través de redes sociales.

La experiencia de los usuarios del Metro aún es negativa: asaltos, inseguridad, comercio ambulante, retrasos y el colapso de la red en horas pico y en época de lluvias. Foto: María José Martínez, Cuartoscuro.

La nueva Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, ha señalado que rehabilitar el sistema de transporte público de la Capital y en específico del Metro, contempló la rehabilitación de 10 trenes y reincorporar 35. Las estimaciones hechas por el SCT indican que recuperar un tren cuesta entre 200 mil hasta 6 millones de pesos.

En 2013, las autoridades capitalinas, bajo el mando de Miguel Ángel Mancera, anunciaron el aumento en la tarifa del Metro derivado de un “rezago histórico” que no permitía la “adecuada operación, mantenimiento y crecimiento”.

Luego, con la creación del Fimetro, se anunciaron objetivos con lo recaudado por el aumento de dos pesos:

1. La compra de 45 trenes nuevos para la Línea 1.
2. Dar mantenimiento mayor a los 54 trenes de la Línea 2.
3. Mejorar los tiempos de recorrido en las Líneas 4, 5, 6 y B mediante la modernización del sistema de tracción-frenado de 85 trenes.
4. Renivelación de la Línea A.
5. Reparar 105 trenes que están fuera de servicio.
6. Reincorporar 7 trenes férreos en la Línea A.
7. Adquisición de 12 trenes más para la Línea 12, que además se ampliará.
8. Renovar íntegramente la Línea 1.
9. Modernizar el sistema de torniquetes y generalizar el uso de tarjeta.
10. Sustituir 50 escaleras eléctricas.
11. Comprar 3 mil 705 ventiladores para vagones y 258 compresores.
12. Incorporar mil 200 policías adicionales.
13. Adquirir un nuevo sistema de radiocomunicación para trenes, estaciones y personal operativo.

Estos puntos incluso se compartieron en folletos a los usuarios para que participaran en una encuesta que diría si la gente apoyaba o no el aumento. El resultado fue por el sí.

Cinco años después, de acuerdo con la información oficial, la contratación de los policías, la sustitución de escaleras y la compra de ventiladores, se hizo con otro dinero, por lo que la información sobre si se cumplieron al 100 por ciento no.

Los proyectos 1, 2, 3, 4, 6 y 8, tienen un avance del 30, 55, 81, 75, 16 y 16 por ciento de avance, respectivamente.

De acuerdo con la información del libro blanco del Fimetro, el proyecto en el que más dinero se ha invertido –3 mil 062 millones de pesos­– es el 3, que pretende “mejorar los tiempos de recorrido en las Líneas 4, 5, 6 y B mediante la modernización del sistema de tracción-frenado de 85 trenes” y es el que tiene un avance de 81 por ciento.

Le sigue el 2, con 2 mil 333 millones, que plantea el mantenimiento de 54 trenes y tiene un avance del 55 por ciento. Sobre el proyecto 5, que es de reparar 105 trenes, no se tiene información sobre su avance, aunque es por el que se han celebrado más contratos, un total de 141 por 2 mil 194 millones de pesos.

Los que van más rezagados son el 6 y 8. Ambos tienen un avance del 16 por ciento e inversiones por 145 millones 189 pesos y 792 millones 782 mil pesos, respectivamente, que van para reincorporar 7 trenes férreos en la Línea A y renovar íntegramente la Línea 1.

Sobre el proyecto 9, que es para la modernización del sistema de torniquetes y el 7, que es para la adquisición de 12 trenes más para la Línea 12, no se tiene información de inversión o avance.

Actualmente en el Fimetro hay disponibles 2 mil 819 millones de pesos, que tendrían que ser distribuidos para terminar de pagar contratos que aún se adeudan o para iniciar nuevos proyectos.

La nueva directora del STC Metro, Florencia Serranía, anunció el pasado 6 de marzo la presentación de denuncias por casos posibles casos de corrupción en la asignación de contratos que no habían sido solicitados o que no estaban vigilados en la administración pasada; aseguró que se hallaron diversas irregularidades, como proveedores improvisados.

En septiembre del año pasado, una parte de la luminaria ubicada en el transborde de la Línea 8 del Metro cayó dejando dos personas lesionadas. Foto: Armando Monroy, Cuartoscuro.

Agregó que se definió que 22 estaciones que están en situación crítica y enfatizó en que se pondría orden y se retomarían los espacios.

Añadió que a finales del 2019 se contará con 35 trenes recuperados, así como un plan para destinar más convoyes a las estaciones 1,2 y 3; así como la compra de 509 cámaras de vigilancia para 22 estaciones, que son las consideradas como las más críticas.