El Canciller mexicano sostuvo que el problema “con las famosas tarifas” es que el efecto de esos aranceles, primero del 5 por ciento, “es que el primer impacto habría una importante caída en la inversión, una importante caída en el número de empleos, estimamos que más de 900 mil personas se podrían haber quedado sin trabajo”.

Ciudad de México, 8 de junio (SinEmbargo).– El Canciller de México, Marcelo Ebrard Casaubón, quien encabezó la delegación mexicana para las negociaciones con Estados Unidos, destacó este sábado, desde el acto de Unidad en Tijuana, que México no ganó todo, pero que sí salió “con la dignidad intacta”.

“No ganamos todo, pero sí ganamos que no tengamos tarifas”, sostuvo el funcionario mexicano esta tarde frente al Presidente López Obrador, funcionarios federales, gobernadores, legisladores, representantes empresariales y la población en general.

“No hay tarifas, Presidente y salimos con la dignidad intacta”, dijo Ebrard, sobre cómo le dio el reporte del trabajo de la delegación mexicana en Washington a López Obrador.

“Vengo llegando de Washington y si me notan un poco cansado es porque estuvimos muchas horas trabajando para tratar de evitar (como finalmente se logró) que nos impusieran tarifas a México el día lunes”, dijo.

Detalló que el problema “con las famosas tarifas” es que como efecto de esos aranceles (primero del 5 por ciento) habría una importante caída en la inversión, habría una importante caída en el número de empleos, estimamos que más de 900 mil personas se podrían haber quedado sin trabajo”.

Ebrard sostuvo que también se vendría un aumento de precios, “y lo más grave”, que las tarifas podrían haber hecho inviable un tratado de libre comercio con EU.

El mitin se realizará en la Zona Centro de la ciudad Fronteriza. Desde temprana hora decenas de simpatizantes se comenzaron a reunir previo al evento. Foto: Omar Martinez/Cuartoscuro

Por ello, recalcó, “la instrucción fue hacer todo lo posibles, ser pacientes y no por ello dejar de plantear las preocupaciones y argumentos de México”.

“El Presidente estaba muy preocupado por los empleos que se iban a perder y porque se podía perder la posibilidad de ratificar el tratado de Libre Comercio con EU y Canadá. Así la gravedad de las cosas”, añadió.

“Al final del día, no podemos decir que ganamos todos los puntos que México planteó, porque eso no sería honesto. Sí logramos cosas, sí logramos lo más importante; que el lunes no va a haber tarifas”, destacó.

“Desde ese punto de vista se ha tenido éxito. Pero no quiere decir con ello que no debamos estar vigilando y estar muy aplicados en la relación México-EU”.

El Canciller mexicano previó que durante los próximo meses se tendrá que trabajar muy fuerte para mantener la relación.

El acuerdo más importante para México, recalcó, es que ya no se aplique la tarifa. Señaló que México ofreció que las personas migrantes que pasen por territorio nacional tengan que registrarse; se explicó que el Gobierno de México, con el apoyo del Congreso, se dispuso que se instituyera la Guardia Nacional.

Anunció que Estados Unidos decidió devolver a 8 mil personas a México para que esperen aquí la resolución de su solicitud de asilo. Aquí, aseguró, tendrán protección del Gobierno mexicano.

El canciller Ebrard con AMLO durante el mitin en Tijuana. Foto: Presidencia de México

“Dijimos que la única solución al flujo migratorio es que la gente tenga opciones donde vive”, sostuvo. Señaló que “es difícil lograr que un Gobierno como el de Estados Unidos actual reconozca que lo que está diciendo México es correcto”. Y recordó que en la declaración conjunta se recalcó el acuerdo para el progreso del sur de México y de Centroamérica.

Amalia Tello Torralba, representante de las comunidades indígenas, destacó que en Tijuana, donde comienza la frontera con EU, se juntaron cientos de personas para celebrar la amistad con dicho país. Destacó que el evento “representa un llamado a la paz y respeto a nuestra dignidad”.

Queremos enviar un mensaje de hermandad. “La buena vecindad no se debe de intimidación, la amenazas ni desestimar las genuinas aspiraciones de desarrollo que han unido a nuestros pueblos por muchos años”, dijo.

LA NEGOCIACIÓN

Ayer, el Presidente Donald Trump anunció la suspensión indefinida de los aranceles a los productos mexicanos que entrarían en vigor el 10 de junio tras alcanzar un acuerdo con México para “reducir considerablemente o eliminar” el flujo migratorio. El acuerdo se alcanzó luego de tres días de arduas negociaciones entre la delegación mexicana, encabezada por el Canciller Marcelo Ebrard, y altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos.

“Me complace informarles que los Estados Unidos de América han llegado a un acuerdo firmado con México. Las tarifas programadas para ser implementadas por los Estados Unidos el lunes contra México, quedan por la presente suspendidas indefinidamente. México, a su vez, ha acordado tomar medidas sólidas para detener la marea de la migración a través del país, y a nuestra frontera sur”, anunció el mandatario estadounidense.

La mañana de este sábado, Trump ha reiterado que México comprará “grandes cantidades de productos agrícolas” a Estados Unidos.

Mientras, el Presidente López Obrador, a su arribo hoy a Tijuana, dijo que “fue un buen acuerdo, lo más importante es que no se aplican los aranceles el lunes y reconoce que deben atenderse las causas que originan la migración”.

Marcelo Ebrard durante el discurso del Presidente López Obrador. Foto: Presidencia de la República.

Ayer mismo, el Canciller mexicano dijo que México aceptó acelerar el control de su frontera sur, mientras que Estados Unidos compró el plan para desarrollar el sur y Centroamérica. Detalló que la Guardia Nacional se desplegará en todo el territorio nacional, en especial de la frontera sur de México; se atacará frontalmente la trata de personas y que México recibirá a los migrantes que soliciten asilo a Estados Unidos y aguardarán aquí a que sus peticiones sean respondidas.