Martha Biviana Martínez Sánchez fue asesinada de un disparo de arma de fuego en el cuello. La joven fue atacada presuntamente por su propio esposo y frente a dos de sus tres hijas: una pequeña de cinco años que atestiguó el crimen y una bebé de tres meses, a la que cargaba en brazos al momento de ser asesinada.

Ciudad de México, 8 de julio (SinEmbargo).- Martha Biviana Martínez Sánchez, de 32 años edad, cargaba en brazos a su bebé de tres meses de nacida cuando fue asesinada con un arma de fuego presuntamente por su propio esposo en San José del Rincón, Estado de México. Una niña de cinco años, la segunda de sus hijas, atestiguó el crimen cometido.

“¡Ya me tienes hasta la madre!”, gritó José a Martha tras una discusión, luego sacó un arma y le disparó, de acuerdo con el relato de la pequeña replicado por Leticia Martínez, hermana de la víctima.

Pepe, señalado como el presunto responsable, huyó después de llevar el cuerpo –ya sin vida– al hospital de la localidad, explicaron familiares de la víctima, quienes ahora claman por su pronta captura y justicia para la joven madre.

“Pedimos que se haga justicia. A él no le importaron sus hijas porque estaban ahí. Lo hizo con todo el dolo del mundo. Nosotros queremos que pague, que pague con cárcel. Que lo capturen. Que se haga justicia para ella”, dijo en entrevista con SinEmbargo Leticia Martínez Sánchez, hermana de la víctima.

De enero a mayo del presente año se han cometido al menos mil 503 asesinatos contra mujeres, de los cuales, 369 han sido catalogados como feminicidios. Del total de asesinatos, al menos 197 ocurrieron en el Estado de México, la entidad que por años ha sido catalogada como la más letal para ser mujer. De los 197 asesinatos de mujeres ocurridos en Edomex, solo 38 son investigados como feminicidio.

“Bivi”, como la nombraban de cariño, tenía 32 años de edad, era la menor de siete hermanos. Desde hace 13 años estaba casada con José “N”, alias Pepe, con quien tuvo tres hijas, la más pequeña de tan sólo tres meses de edad.

Pepe tenía un taller de motos y la joven madre se dedica a apoyar a su esposo en el negocio. “Ella era una persona muy alegre, siempre muy contenta, se desenvolvía con facilidad”, contó su hermana.

La familia no imaginó el infierno que vivía la joven y que sufría de violencia hasta el día de su muerte, de acuerdo a lo delatado por sus allegados.

EL ASESINATO

El pasado 13 de junio Martha sostuvo una discusión con su esposo Pepe cuando ambos se encontraban en el taller ubicado en la comunidad San Juan Palo Seco, dentro del municipio San José del Rincón en Estado de México.

Leticia señaló que la discusión al parecer habría sido por una presunta infidelidad de Pepe, pues comentó que –de acuerdo con el relato de la menor– la pareja comenzó a discutir entre las 12 y la 1 de la tarde, y a esa hora era cuando él se salía de la casa con la mujer que les rentaba el taller y con quien presuntamente tenía una relación extra marital.

“La niña nos dice que su mamá se peleó con su papá y él le dijo ‘¡Ya me tienes hasta la madre!’, que sacó la pistola y le dio un balazo en el cuello”, relató Leticia.

Biviana cargaba a su bebé de tres meses en ese momento.

“La niña nos dice que la bebé cayó y hasta se pegó, y que a su mamá le salía mucha sangre del cuello”, agregó.

La joven madre no fue llevada de inmediato al hospital, de acuerdo al testimonio de la pequeña.

“Todavía pasó mucho mucho tiempo para que llevaran a su mamá al hospital, que al parecer porque él estaba esperando a un amigo, a sus tíos”, explicó la entrevistada.

La familia de Martha Biviana exige justicia para la joven y reparación integral del daño para las pequeñas. Foto: Especial.

“PEPE YA COMETIÓ UNA PENDEJADA”

Los hermanos de Biviana se enteraron del crimen alrededor de las 5 de la tarde cuando uno de los cuñados de Pepe llamó y uno de los sobrinos de Martha recibió el mensaje.

–Pepe ya cometió una pendejada– dijo el pariente político de Pepe al sobrino de la víctima. El joven le informó a su madre y ella le llamó a Leticia.

–Algo le pasó a Bivi. Véte con Marco (hermano y mi sobrino de la víctima), le expresó otra de las hermanas a Leticia.

Los parientes Bivi, que se encontraban en Toluca, se trasladaron hasta el taller de Pepe.

“Cuando llegamos había varias camionetas de policías, pero no nos dijeron nada. Ahí es cuando sentimos que algo malo había pasado”, recordó Leti.

Los familiares se dirigieron al Hospital Regional de San José donde vieron a tres familiares de Pepe, una hermana, un hermano y el cuñado de él, este último es quien había avisado a la familia.

Un vigilante comentó a los hermanos de Martha que la habían trasladado al Ministerio Público en Atlacomulco.

Biviana es recordada como una personas alegre, cariñosa y que se dedicaba de lleno a sus hijas. Foto: Especial.

“Yo pensé que la había golpeado a algo, entonces le pregunté al vigilante qué había pasado, pero solo nos dijo ‘la persona llegó sin signos vitales y trasladaron el cuerpo a Atlacomulco”, recordó la hermana de la víctima.

Al salir del hospital, los familiares de la víctima cuestionaron a los hermanos de Pepe lo ocurrido y fue cuando reconocieron que el esposo había atacado a Bivi, comentó Leticia, quien citó la respuesta de los allegados a su cuñado.

“Estamos conscientes de lo que hizo Pepe. Nosotros nos vamos a encargar de entregarlo”, expresaron los hermanos de Pepe a la familia de Martha.

Los allegados de la víctima se dirigieron al Ministerio Público de Atlacomulco donde les negaron información bajo el argumento que el cuerpo aún estaba en el lugar de los hechos “cosa que no era cierto porque nosotros ya habíamos pasado al taller antes”, comentó Leticia.

Fue hasta la noche, cuando uno de los hermanos de la víctima reconoció el cuerpo. En ese instante fue cuando les informaron que el hombre que había llevado a la víctima al hospital. Pepe había dejado el cuerpo y después huyó.

Leticia comentó que después llamaron a otros familiares para que recuperaran a las pequeñas, las hijas de la víctima, que el hombre había dejado en casa de una de sus primas. “Cuando mis hermanos pasaron por las niñas ya no estaban los carros que él tenía, que era una camioneta y dos autos”.

Familiares de la joven piden ayuda a la ciudadanía a que si tienen información del sospechoso de aviso a las autoridades. En la imagen se tapan las ojos para no afectar el debido proceso penal. Foto: Especial.

JUSTICIA PARA BIVI

Leticia comentó que las autoridades mexiquenses hasta el momento los han tratado bien, sin embargo, desconocen a detalles las diligencias o información del avance del caso y de las investigaciones.

“Nosotros estamos en espera de saber qué avances llevan las investigaciones. Sabemos que ya se hicieron algunas declaraciones”, detalló.

La carpeta de investigación por feminicidio inició en Atlacolmulco, pero ya fue turnada al Ministerio Público de Toluca para que continúen con la indagatoria, platicó Leticia.

La familiar también desconoce a detalle si la orden de aprehensión ya fue girada. “Todavía no se nos confirma si ya está la orden de aprehensión. Ahorita estamos en espera”.

La familia demandó una captura inmediata del asesino de Martha Biviana: “¿Por qué tenemos que pasar por tantas burocracia para su detención. Queremos que sea detenido pronto”.

Leticia consideró que Biviana jamás mencionó a sus familiares que su esposo la violentaba por temor a que sus hermanos tomaran acciones contra él “o le hicieran algo”. Por ese motivo, la afectada también lanzó un mensaje a las mujeres que sufren de violencia para que denuncien a sus agresores.

“A las mujeres decimos que no nos callemos, que no se callen si son violentadas. Las mujeres tenemos familia, que recuerden que tienen a quien acudir, que siempre habrá alguien que las ayuda, que no se queden calladas, que sepan que hay quien les extenderá la mano”, exhortó Leticia.

La joven no había mencionado a su familia que era víctima de violencia doméstica. Foto: Especial

En México se han registrado, de enero a mayo del presente año, al menos 117 mil 593 llamadas de emergencia que reportan un incidencia de violencia de pareja donde la víctima es mujer. El Estado de México, pese a ser la entidad en donde más se matan mujeres, son pocas las denuncias que se realizan ya que de los más de 117 mil reportes, solo 847 se generaron en Edomex.

En relación a llamadas por violencia familiar, se han registran al menos 283 mil llamadas de emergencia de enero a mayo de 2019, de las cuales, el Estado de México sólo registró 2 mil 582 reportes.