Los hechos se registraron en el Panteón Municipal Topo Chico, donde fue encontrada por una persona que visitaba la tumba de un familiar, en la Colonia CNOP.

Monterrey, 8 de julio (La Opinión).– Una persona que visitaba la tumba de un familiar se llevó una impactante sorpresa al encontrar el cadáver de un bebé dentro de una bolsa que fue tirada en un panteón del estado norteño de Nuevo León.

Cuando la persona, que no fue identificada, se acercó a la tumba de su familiar vio una bolsa negra, lo que le llamó la atención y al abrirla se llevó tremendo susto, al ver en su interior el cuerpo de un bebé.

Los hechos se registraron en el Panteón Municipal Topo Chico, donde fue encontrada por una persona que visitaba la tumba de un familiar, en la Colonia CNOP.

El hallazgo se reportó alrededor la tarde del domingo en el panteón ubicado en el cruce de las calles Frontera y Rangel Frías.

Personal de Fuerza Civil aseguró el perímetro luego de que localizó la bolsa negra de plástico de donde salía la mano de un bebé.

Hasta el momento, las autoridades no han dado a conocer el sexo del bebé.

La policía de la localidad puso en marcha un operativo para dar con los responsables del crimen del bebé.

Algunas personas refieren que una pareja que viajaba en moto se internó en el cementerio y después de un recorrido rápido por las lápidas, abandonaron el panteón; presuntamente ambos tienen el cabello teñido de color verde grisáceo.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.