Desde 2011 el oro no cotizaba en niveles cercanos a los 1 mil 900 dólares por onza. Analistas del sector consideran al metal como refugio en momentos de incertidumbre económica.

Ciudad de México, 8 de julio (SinEmbargo).- A media semana la incertidumbre llegó a los mercados de materias primas, llevando el precio del oro a su mayor punto desde 2011. Al inicio de la sesión, el metal se apreciaba 0.51 por ciento.

Al arranque de las cotizaciones la onza se vendió hasta en 1 mil 804.3 dólares, con lo que acumuló un avance anual de 18.94 por ciento.

“El máximo histórico del oro se ubicó en 1 mil 921.18 dólares por onza el 9 de septiembre de 2011″, recordó Gabriela Siller, analista de Banco Base.

El precio del oro, uno de los activos considerados refugio en épocas de incertidumbre, hacia el cierre de la sesión europea, el oro cotizó hasta los 1 mil 815 dólares.

El analista de IG Diego Morín argumenta que la incertidumbre renovada en los mercados está provocando “un gran movimiento de capital hacia el metal precioso”, y considera que “tiene vía libre” para alcanzar los 1 mil 900 dólares”.

Asimismo, explica que los inversores han incrementado sus posiciones en el oro debido a las dudas que existen sobre la recuperación económica, y más, ante los nuevos rebrotes del coronavirus que se registran en todo el mundo, sobre todo, en EU.

Apenas el 18 de mayo el precio del oro se situó cerca de nuevos máximos desde 2012, al cotizar en mil 762 dólares por onza. En concreto, según los datos de mercado recogidos por Efe, el 11 de octubre de 2012, el oro cerró a mil 764.20 dólares.

Pese a ser considerado un activo refugio, a mediados de marzo, el precio llegó a caer hasta los mil 400 dólares ante la búsqueda de liquidez por parte de los inversores que vendían cualquier tipo de activo ante las turbulencias del mercado generadas por el coronavirus.

-Con información de Efe