De acuerdo con Houts era hacerle una broma a su mascota para grabarla y posteriormente difundirla entre sus seguidores. Su idea era poner un nailon transparente en una puerta y llamar a “Sphinx” desde el otro lado, para captar su reacción.

Ciudad de México, 8 de agosto (SinEmbargo).- Una youtuber de Estados Unidos fue objeto de críticas al compartir por error en sus redes sociales un video en el que se aprecia maltratando a su perro.

Se trata de Brooke Houts. quien accidentalmente subió un video a sus redes sociales en el que empuja, grita y escupe a “Sphinx”, su perro de la raza Doberman, quien se ha hecho famoso al aparecer en otros videos.

De acuerdo con Houts era hacerle una broma a su mascota para grabarla y posteriormente difundirla entre sus seguidores. Su idea era poner un nailon transparente en una puerta y llamar a “Sphinx” desde el otro lado, para captar su reacción.

Sin embargo, en el video se observa una actitud agresiva por parte de la joven, que contrasta con su conducta tranquila y carismática que ha mostrado en Youtube.


De inmediato, sus seguidores emitieron críticas en contra de la chica por agredir a su mascota; por lo que minutos después tuvo que explicar los hechos y ofrecer disculpas en sus redes sociales.

“No soy alguien que abusa de los perros o animales en ninguna manera o forma. Cualquiera que haya sido testigo o escuchado el verdadero maltrato animal podrá verlo claramente. Mi perro, en ninguna manera fue lastimado por cualquier acción que yo haya hecho en el vídeo”, argumentó.

El perro de Houts aparece de forma regular en su canal de YouTube y en imágenes de redes sociales, con dinámicas contrarias a las que se puede observar en el video subido por error.

Minutos más tarde, Brooke Houts borró el video y subió uno nuevo ya editado, aunque luego también lo eliminó.

Por su parte, la organización animalista PETA expuso el caso a través de su cuenta de Twitter y le solicitó a YouTube que clausurara su canal.

“Los perros merecen respeto. Si no puedes tratar bien a los perros y, en su lugar, los golpeas, no los recibas”.