Weinstein proponía que un detective privado lo siguiera las 24 horas del día y viajara con él para vigilarlo, y usar un dispositivo GPS, pero sus  argumentos no convencieron al juez del caso y tampoco a la fiscalía, que se opuso al viaje de negocios de última hora cuando queda apenas un mes para el arranque de su juicio.

Nueva York, 8 de agosto (EFE).– Un juez de Nueva York rechazó la petición del otrora poderoso productor de Hollywood Harvey Weinstein de viajar a España e Italia para la producción teatral de la película Cinema Paradiso, a falta de un mes para el comienzo del juicio en su contra por abusos sexuales y violación.

“La petición para un cambio en las condiciones de la fianza es rechazada”, fue la resolución del juez James Burke, sin mayores explicaciones, según publican medios locales.

El abogado defensor Arthur Aidala había requerido en una carta un permiso especial que permitiera al productor volar a Europa entre el 12 y el 22 de agosto para negociar el proyecto y reunirse en persona con otros de los involucrados en la realización.

“Su trabajo en Italia consistiría en reuniones en persona con el compositor Ennio Morricone, que tiene más de 90 años y es incapaz de viajar, y el director de cine y socio de negocios Giuseppe Tornatore”, argumentaba la carta de Aidala.

La carta, además, detallaba que en España Weinstein se encontraría con diseñadores, directores e inversores.

Como parte de su puesta en libertad bajo fianza, el productor tuvo que entregar su pasaporte y llevar una tobillera de vigilancia, además del pago de un millón de dólares.

“Este viaje es esencial para la capacidad del señor Weinstein de ganar dinero para pagar, entre otras cosas, sus considerablemente costosos gastos legales, ya que ha sido incapaz de trabajar en Estados Unidos los dos últimos años”, sigue la misiva.

Weinstein proponía que un detective privado lo siguiera las 24 horas del día y viajara con él para vigilarlo, con un equipo de dos personas, así como un dispositivo GPS.

Los argumentos no convencieron al juez del caso y tampoco a la fiscalía, que se opuso al viaje de negocios de última hora cuando queda apenas un mes para el arranque de su juicio, el 9 de septiembre.

La abogada de la defensa, Donna Rotunno, que asumió el caso hace menos de un mes, insistió en que Weinstein debería contar con la presunción de inocencia y que, además, ha cumplido con todas las condiciones de su fianza.

“Se le ha impedido trabajar en su industria y entonces cuando intenta ganar dinero para sobrevivir, se le es negado por el tribunal”, dijo.