Hugo López-Gatell recordó que la mayor parte del daño económico es un fenómeno a nivel mundial, no local. Señaló que, cuanto más se alarga la epidemia, más necesario se vuelve reequilibrar la relación entre la protección de la salud y la protección económica.

Ciudad de México, 8 de agosto (SinEmbargo).- Hugo López-Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, aseguró que la modificación a la estrategia para atender la epidemia de COVID-19 no significa un “plan B”, sino un “lado B”, ya que es la segunda etapa de la misma estrategia.

En conferencia sobre la situación de la COVID-19 en México, López-Gatell explicó que la epidemia se va a seguir prolongando en todo el mundo, debido a que continuarán surgiendo rebrotes de COVID-19.

Advirtió que algunos medios y comunicadores han vinculado un ajuste a la estrategia con el número de casos acumulados o cifra de defunciones, “como suponiendo que se necesita un cambio de estrategia porque la previa fue equivocada”.

“(El ‘lado B’) se refiere a una parte dos, a una etapa en donde la Organización Mundial de la Salud ha expresado -porque es producto del análisis- la duración de la epidemia va a ser muy, muy larga en el mundo y en México. Lo hemos dicho en innumerables ocasiones, la frase ha sido: preparémonos para una epidemia larga”, expuso.

El Subsecretario recordó que la mayor parte del daño económico es un fenómeno a nivel mundial, no local. Señaló que, cuanto más se alarga la epidemia, más necesario se vuelve reequilibrar la relación entre la protección de la salud y la protección económica.

“Esto es una tendencia que tienen todos los países del mundo, porque la epidemia va a durar varios años, varios años, no necesariamente en México, pero en distintos países del mundo”, declaró.

Añadió que se han visto rebrotes en varios países del mundo, algunos incluso de mayor dimensión que la curva original. Subrayó que es un fenómeno que se seguirá experimentando, y en México también podría ocurrir.

“Entonces, el ‘lado B’, la segunda etapa, la ‘etapa B’, consiste en integrar de una manera más amplia los distintos elementos que ayudan a la reactivación económica”, reiteró.

López-Gatell resaltó que la epidemia larga en el país no ha sido una casualidad, sino producto de la estrategia iniciada desde enero, la cual ha seguido en todo momento las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

“Las dos actividades fundamentales de esa estrategia son la mitigación comunitaria para lograr una curva epidémica plana, pero irremediablemente larga. […] La segunda meta es que no se saturen los hospitales, de modo que tengamos, como se ve todas las noches, un amplio margen de disponibilidad de camas hospitalarias”, afirmó.

“Estamos planteando el ‘lado B’ de la misma estrategia. No hay ninguna ruptura ni hay un asunto de que hubiese fallado lo anterior, es que de aquí para adelante se necesita recalibrar el balance entre reactivación económica y protección directa en la salud”, finalizó.