“Antes de la crisis el sistema de salud tenía ya muchas deficiencias de capacidades técnicas y operativas. Ahora vamos a empezar a fortalecerlos desde una base muy alta”, aseguró el Secretario de Hacienda Arturo Herrera Gutiérrez, quien destacó un aumento de presupuesto al sector de 9.2 por ciento para 2021.

Ciudad de México, 8 de septiembre (SinEmbargo).– En el marco de la emergencia sanitaria por la COVID-19 que ha causado la muerte de casi 70 mil mexicanos, la Secretaría de Hacienda (SHCP) propuso un aumento de 9.2 por ciento al Ramo 12 de Salud, al pasar de 133 mil 246 millones de pesos este año a 145 mil 414 millones de pesos para 2021. Para avanzar en la implementación del “nuevo enfoque en materia de salud”, la suma de todos los recursos propuestos para este sector, incluyendo dependencias, entidades y ramos generales, es de 667 mil 236 millones 400 mil pesos.

“El presupuesto de sector salud tiene un crecimiento importante de 9.2 por ciento respecto al aprobado en el 2020 en términos reales. La crisis de la COVID-19 requirió reescalar los servicios de salud del país, reconvertir hospitales, apresurar a la construcción de unidades médicas y contratar a 50 mil nuevos profesionales de la salud”, destacó el Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, durante la entrega del Paquete Económico 2021 a la Cámara de Diputados.

“Una pregunta que se nos ha hecho con frecuencia es si una vez que desaparezca la crisis de la COVID –y eventualmente va a desaparecer– llevaremos el sistema de salud a la escala que tenía antes. Hemos decidido que no vamos a hacer eso. Antes de la crisis el sistema de salud tenía ya muchas deficiencias de capacidades técnicas y operativas. Ahora vamos a empezar a fortalecerlos desde una base muy alta. A partir de enero próximo, el país empezará a preparar el doble de especialistas de lo que se hace hasta ahora, ampliando los espacios para residentes en México y las becas al extranjero”, dijo.

En la exposición de los motivos, el documento plantea que las dependencias del sector salud requieren contar con la infraestructura y equipamiento adecuados con el fin de garantizar la continuidad de los servicios médicos. Durante 2020, se realizaron inversiones relacionadas directamente con la atención inmediata a la pandemia del COVID 19, por lo que para 2021 la prioridad será continuar reforzando las unidades médicas con el equipamiento necesario para su funcionamiento, además de estar preparados para la atención de aquellos padecimientos que tienen mayor incidencia en la población mexicana.

VAN 90 MIL MDP PARA MEDICINAS

Para reducir las carencias que persisten en el acceso al derecho a la salud, se impulsarán diversos programas con una asignación en el Proyecto de Presupusto de Egresos de la Federación 2021 de 151 mil 622 millones de pesos, incluyendo el Programa IMSS Bienestar (13 mil 607 millones de pesos).

El Programa IMSS Bienestar atiende a 12.3 millones de personas que habitan en más de 21 mil localidades de 19 entidades federativas, esto a través de 4 mil 071 unidades médicas de primer y segundo nivel de atención, las cuales incluyen Hospitales Rurales, Unidades Médicas Rurales, Centros de Atención Rural Obstétricos, Unidades Médicas Móviles y Brigadas de Salud.

Para abatir el desabasto, el Gobierno de México firmó un acuerdo para la adquisición de medicamentos, equipos médicos y vacunas con la Naciones Unidas, el cual permitirá la adquisición de medicamentos con estándares internacionales y esenciales como retrovirales y oncológicos. Para este gran esfuerzo en el PPEF 2021 se destinarán 90 mil 572 millones de pesos, que serán ejercidos por la Secretaría de Salud (8 mil 679 mdp), el Instituto Mexicano del Seguro Social (62 mil 086 mdp) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (18 mil 691 mdp).

Para el abastecimiento de medicamentos se destinarán 90 mil millones de pesos.  Foto: Cuartoscuro.

Por otra parte, las enfermedades no transmisibles como la diabetes, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares representan un reto importante para los sistemas de salud en México y demostraron ser el talón de aquiles frente a la pandemia.

Para fortalecer la atención primaria de la salud, con estrategias de prevención para el control de la obesidad, así como otras enfermedades crónico degenerativas asociadas, la propuesta de gasto de la Secretaría de Salud para el próximo ejercicio fiscal incorpora recursos por 567.7 millones de pesos dentro del programa Prevención y Control de Sobrepeso, Obesidad y Diabetes.

Respecto a la inversión en infraestructura, para 2021 se asignarán recursos en el PPEF 2021 por 3 mil 819 millones de pesos que serán destinados a apoyar el financiamiento de obras, programas y proyectos de inversión relacionados con la prestación gratuita de servicios de salud preferentemente en entidades federativas y municipios con mayor marginación social, a través del Fondo de Salud para el Bienestar, a cargo del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI).

PARA EL IMSS

Para el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que atiende a 82.3 millones de mexicanos, el gasto propuesto para 2021 suma 901 mil 687 millones de pesos, de los cuales aproximadamente 61.9 por ciento se destinará al pago de pensiones y prestaciones en términos de la Ley del Seguro Social.

Asimismo, se incluyen asignaciones para el programa de Atención a la Salud por 251 mil 731 millones de pesos. En el gasto de inversión que ejercerá el IMSS para el próximo ejercicio por 8 mil 690 millones de pesos, se destacan la construcción de nueve unidades médicas familiares y los proyectos para el fortalecimiento de infraestructura que se ejecutarán en diversas entidades federativas por un monto de mil 355 millones de pesos, así como adquisiciones por 7 mil 335 millones de pesos.

Para la atención de inmediata durante la COVID 19, durante este año se han comprado ventiladores mecánicos, unidades médicas móviles, monitores de signos vitales, camas de terapia intensiva, camillas, entre otros equipos para la atención de pacientes con este padecimiento. Con el presupuesto para 2021 se continuará con la sustitución del equipo a través de la compra de 71 mil 200 equipos médicos para 707 unidades médicas de primer nivel, 225 de segundo nivel y 28 de tercer nivel de atención a la salud, en beneficio de más de 54 millones de derechohabientes a nivel nacional del Instituto. Entre estos equipos destaca la adquisición de 21 mil 500 camas hospitalarias a nivel nacional y 30 equipos de tomografía.

Para proyectos de infraestructura social, se propone una asignación para el próximo año de 2 mil 183 millones de pesos y 10 millones de pesos a programas de estudios de preinversión, con el fin de contar con proyectos que cuenten con todos los elementos para iniciar su ejecución.

Con ello se planea ampliar y modernizar 13 unidades médicas hospitalarias de segundo y tercer niveles de atención, se crearán cinco unidades de terapia intensiva, se ampliarán áreas de hospitalización, urgencias, banco de sangre, quirófanos, entre otras áreas, en beneficio de 28 millones de derechohabientes en la Ciudad de México y los estados de Durango, Guanajuato, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo, Sonora y Veracruz.

También se seguirá con los trabajos de reconstrucción de instalaciones y unidades médicas afectadas en la Ciudad de México, Morelos y Puebla por los sismos de septiembre de 2017.

PARA EL ISSSTE

Para el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), que atiende a 13 millones de derechohabientes en el país, el gasto propuesto en el PPEF 2021 es de 373 mil 525 millones de pesos, de los cuales el rubro de pensiones y jubilaciones absorbe 70 por ciento de su gasto programable.

Para la atención y prestación de servicios médico quirúrgicos, en el programa Atención a la Salud se propone una asignación de 23 mil 871 millones de pesos. De igual manera, el gasto de inversión en infraestructura que ejercerá el ISSSTE por 2 mil millones de pesos, 6 por ciento más que en 2020, 820 millones se destinarán al fortalecimiento de la infraestructura de Hospitales de Alta Especialidad, así como la ampliación y rehabilitación de unidades de primer nivel.

Para la adquisición de equipamiento médico en unidades de primer y segundo nivel se asignarán mil 180 millones de pesos. Con el propósito de ampliar la red hospitalaria y mejorar la cobertura médica y la capacidad de los servicios médicos del segundo nivel de atención de la salud (cirugía general, medicina interna, gineco-obstetricia y pediatría, entre otras especialidades), el ISSSTE concluyó en 2020 la construcción de tres Unidades Médicas con la participación de inversionistas privados en Nayarit, Tabasco y la Ciudad de México.

El PPEF 2021 considera también mil 629 millones de pesos de gasto programable para atender los compromisos de pago de los nuevos proyectos de asociación público-privada y otorgar bajo este esquema servicios médicos a 191 mil 630 derechohabientes en los hospitales General “Dr. Daniel Gurría Urgel”, en Villahermosa, Tabasco; Hospital General “Aquiles Calles Ramírez”, en Tepic, Nayarit; y el Hospital General en la Delegación Regional Sur en la Ciudad de México.