En México, la tasa de incidencia por enfermedad mental se ha cuadruplicado desde 1973, y los padecimientos que se presentan con mayor frecuencia entre los mexicanos son: la ansiedad, con 14 por ciento; la depresión, con 9.1 por ciento, y las adicciones que alcanzan el 9.2 por ciento, de acuerdo con cifras aportadas por el especialista del Centro de Investigaciones del Sistema Nervioso Central (Cisne).

Depresión, ansiedad, esquizofrenia, trastorno obsesivo compulsivo, adicciones y demencia son los males que afectan al grueso de la población en México. “Las enfermedades mentales afectan ya al 28.6 por ciento de la población, cuya calidad de vida y relaciones se ven afectadas”, explicó la psiquiatra Marlette González.

Ciudad de México, 8 de octubre (EFE).- Un tercio de los mexicanos, unos 44 millones de personas, padecerá a lo largo de su vida enfermedades mentales que abarcan un amplio abanico de trastornos, coincidieron especialistas.

“Uno de cada tres mexicanos, a lo largo de la vida, será portador de una enfermedad mental”, dijo Edilberto Peña de León, director del Centro de Investigaciones del Sistema Nervioso Central (Cisne), quien destaca la importancia de prestar atención y superar al estigma que padecen los pacientes de enfermedades mentales.

Depresión, ansiedad, esquizofrenia, trastorno obsesivo compulsivo, adicciones y demencia son los males que afectan al grueso de la población en México.

“Las enfermedades mentales afectan ya al 28.6 por ciento de la población, cuya calidad de vida y relaciones se ven afectadas”, explicó la psiquiatra Marlette González.

El próximo 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, cuyo eslogan es “jóvenes en un mundo en transformación”.

Este año se ha puesto especial atención a la salud mental de los más jóvenes, ya que estos trastornos se presentan en promedio a los 14 años.

“El 50 por ciento de los trastornos se presentan en la adolescencia”, explicó González.

Existe además preocupación por el incremento en la tasa de suicidios que se ha registrado en el mundo.

Los suicidios son la cara más visible de este tipo de enfermedades. Se calcula que un 15 por ciento de los pacientes que padecen alguna enfermedad mental terminará suicidándose.

En México, la tasa se ha cuadruplicado desde 1973. Hoy se suicidan en el país 4.1 mexicanos por cada 100 mil habitantes.

En las naciones desarrolladas las cifras son mayores: en Japón 20 de cada 100 mil, en los países nórdicos, 30, y en Estados Unidos, 11.

“El 70 por ciento de las personas que cometieron un suicidio fueron a ver a su médico en las semanas anteriores”, detalló Peña, quien instó a los médicos del primer nivel de atención a que tengan una mejor capacitación en manejo de enfermedades mentales.

Estos padecimientos se presentan cada vez con mayor frecuencia entre los mexicanos: el 14 por ciento sufre de ansiedad, el 9.1 por ciento de depresión y las adicciones alcanzan el 9.2 por ciento, según cifras aportadas por el especialista de Cisne.

Por si fuera poco, los psiquiatras en el país son pocos. Existen en México 4 mil especialistas, uno por cada 300 mil mexicanos.

Pilar Pichardo, directora médica de Lundbeck, compañía especializada en el desarrollo de medicamentos para las enfermedades psiquiátricas y neurológicas, explicó que los tratamientos para las enfermedades mentales deben tener una “visión integral multidisciplinaria”, ya que esto “permite mejores resultados”.

Se calcula que para 2020 en México la depresión será la primera causa de discapacidad en el país.

En el mundo, según informa la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 80 por ciento de los casos de depresión se presentan en países de ingresos bajos.

Pese a la contundencia de las cifras, en 2017 sólo el 2.2 por ciento del presupuesto global de salud se dedicó a la salud mental, unos 2 mil 586 millones de pesos, según datos presentados por el neuropsiquiatra Peña.

Los ciudadanos con enfermedades mentales se enfrentan con frecuencia a estigmas sociales.

“El 87 por ciento de las personas con enfermedades mentales han sido afectadas por la discriminación; el 71 por ciento de los pacientes han sido victimizados o agredidos y el 41 por ciento ha sufrido de bullying”, explicó Walfred Rueda, psiquiatra de la Asociación Proyecto Mente Creativa, basándose en los resultados de una encuesta realizada por la Unidad Nacional de Salud Mental en el Reino Unido.

El costo de atender las enfermedades mentales es alto, ya que estos padecimientos son los más costosos, incluso por encima del cáncer. Además, muchos seguros médicos no las cubren.