Pese a la baja, México se coloca como la segunda economía más competitiva de América Latina, detrás de Chile, que se ubicó en el lugar 33 del ranking del Foro Económico Mundial.

Ciudad de México, 8 de octubre (SinEmbargo).– Pese a que México mejoró 0.3 puntos su calificación en el Índice Global de Competitividad 2019 del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), el país descendió dos sitios y ocupa el lugar 48 de 141 economías del mundo.

La baja de calificación se atribuyó a la tensión comercial del país con Estados Unidos y el país obtuvo las peores calificaciones en indicadores como el crimen organizado, la libertad de prensa y al visión gubernamental a largo plazo.

“Sobre México pesa la incertidumbre y las tensiones comerciales que surgen por la política comercial internacional de Estados Unidos, lo que son vientos en contra que impiden el desarrollo socioeconómico de México, lo que reduce las expectativas de los lideres de negocios y en consecuencia el atractivo a invertir”, señaló el WEF en un documento.

Algunos pilares en los que el país se mostró más bajo fueron el crimen organizado, donde alcanzó el lugar 140, en el rubro libertad de prensa se ubico en el 118 y en la visión gubernamental de largo plazo en el 114.

Pese a la baja, México se coloca como la segunda economía más competitiva de América Latina, detrás de Chile, que se ubicó en el lugar 33 del ranking.

El WEF destaca que México ha avanzado en pilares bajos como Instituciones (aumentó 0.6 puntos), Mercado Laboral (1.4 puntos); Habilidades (avanzó 0.4 unidades) y adopción de Tecnologías de la Información y Comunicación (3.7 puntos), pero, reconoció, estos avances no han sido suficientes para competir competir con otras economías.