Detalló que en la primera semana de la campaña de vacunación se han aplicado alrededor de 300 mil dósis. Sin embargo, pidió a la población guardar la calma, ya que se espera que en los próximos días llegue un segundo lote del biológico contra la influenza.

Ciudad de México, 8 de octubre (SinEmbargo).- La Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa) anunció que el primer lote de la vacuna contra la influenza está por agotarse, por lo que sólo se aplicará a población en riesgo.

A través de un comunicado publicado el día de ayer la dependencia precisó que por el momento el fármaco sólo estará disponible para infantes menores a cinco años de edad, mujeres embarazadas, adultos mayores, personas con alguna comorbilidad y personal de salud.

Explicó que el agotamiento del primer lote se debe a la demanda del biológico, ya que la campaña cumplió con el objetivo y la población acudió a que le sumnistraran la dosis correspondiente.

“La demanda de biológico ha sido tal que quedan pocas dosis del primer lote que nos llegó de los países productores de las sustancias activas y los biológicos. Por lo tanto, se da prioridad a los grupos de riesgo. En este sentido, ofrecemos una disculpa a las personas que hayan acudido a su centro de salud, y no reúnen las características arriba mencionadas de grupos prioritarios”, se lee en el documento.

Detalló que en la primera semana de la campaña de vacunación se han aplicado alrededor de 300 mil dósis. Sin embargo, pidió a la población guardar la calma, ya que se espera que en los próximos días llegue un segundo lote del biológico contra la influenza.

“Cabe señalar que la distribución del biológico es un proceso global, hay una logística y un calendario de entrega de las dosis para todos los países que están por iniciar la fase invernal. En estos días esperamos otra entrega de biológicos contra la influenza. Así podremos regularizar la aplicación de vacunas”, añadió.

Según el comunicado, México debe esperar según la logística y calendarización de los países que producen el fármaco, por lo que se ven en la necesidad de sumnistrar muy bien las dósis.

La dependencia expuso que aunque anteriormente México producía el biológico contra la influenza, la industria fue desmantelada.

“Se desmanteló la industria y hoy dependemos de proveedores internacionales. China e India son los grandes productores mundiales de biológicos y sustancias activas, entre 70 y 90 por ciento, según el tipo de producto”, suscribió.

Finalmente, la titular de la Secretaría capitalina, Olivia López, ofreció una disculpa a toda la población que ha acudido a los centros de salud y que no pudo recibir la vacuna por el momento al no pertenecer a los grupos de alto riesgo.

Hace una semana, el pasado 1 de octubre, arrancó la campaña nacional de vacunación contra la influenza estacional, y culminará el 31 de diciembre.

La Sedesa espera que sean sumnistradas un millón 800 mil dosis de la vacuna en la capital, más las que se aplicarán en conjunto con los institutos nacionales de salud. En total, contempla aplicar 3 millones 291 mil dosis de manera gratuita.

Las vacunas se aplican de manera gratuita en los centros de salud, en los hospitales del IMSS, el ISSSTE, así como en los kioscos de la salud instalados en las 158 colonias de atención prioritaria por la COVID-19.

Las dosis se aplicarán en 206 puestos fijos, 976 puestos semifijos, mil 188 brigadas en recorridos casa por casa.

COVID-19 E INFLUENZA JUNTOS

El pasado 4 de octubre, Ricardo Cortés Alcalá, Director general de Promoción de la Salud, informó que los virus que provocan la influenza y la COVID-19 pueden convivir e infectar a la misma persona, por lo que hizo un llamado a la población a vacunarse contra la primera enfermedad.

En el informe de la COVID-19 en México, Cortés Alcalá detalló que, así como se han registrado casos de COVID-dengue, también puede haber casos de COVID-influenza. Detalló que se está llevando vacunas contra la influenza a las personas que tienen mayor riesgo de desarrollar complicaciones y fallecer.

Explicó que como cada año durante esta época, el personal de la salud que atiende casos de COVID-19 no va a estar expuesto sólo al SARS-CoV-2, sino también a la influenza.

No obstante, repitió el llamado para toda la población con riesgo de desarrollar complicaciones. “Si yo fuera una persona que vive con diabetes y me ofrecen la vacuna contra influenza, al menos tengo esa protección que me va a disminuir radicalmente el riesgo de complicarme de influenza”, dijo.

Aseguró que la vacuna está hecha con partículas del virus, por lo que es imposible que genere la enfermedad. “Si uno, después de aplicarse la vacuna, enferma es porque ya estaba… lo más probable es que ya estuviera en periodo de incubación de alguna enfermedad”, puntualizó.