Un grupo de repartidores organizados llamó a manifestarse en México, como parte del paro internacional de este servicio. El movimiento se replicó en Estados Unidos, Colombia, Argentina, Ecuador, Bolivia, Perú, España, Francia, Italia, Alemania y Brasil.

La plataforma de organización “Ni Un Repartidor Menos” llamó a cuatro manifestaciones en la Ciudad de México; la movilización también se repitió en ciudades como Guadalajara, en el estado de Jalisco.

Ciudad de México, 8 de octubre (SinEmbargo).- Repartidores de aplicaciones móviles como Uber Eats, DiDi, Sin Delantal, Rappi, entre otras organizaron un paro de labores en México y en 12 países más. Denuncian la precarización laboral que este mercado les ofrece, así como la nula seguridad que tiene realizar estas tareas que, durante la pandemia de la COVID-19, incrementaron.

A través de redes sociales informaron que el paro se llevará a cabo en países como Estados Unidos, Colombia, Argentina, Ecuador, Bolivia, Perú, España, Francia, Italia, Alemania y Brasil. En México, llamaron a manifestarse desde cuatro puntos de la Ciudad de México, para encontrarse en la zona de Paseo de la Reforma, en el Ángel de la Independencia de la capital.

Quienes trabajan en el ramo del reparto de alimentos y otros insumos exigen que las empresas los consideren como sus trabajadores, además de contar con prestaciones y derechos que por ley les corresponden.

Después de las 14:30 horas, a las que fueron llamadas las concentraciones para partir en caravana, la Secretaría de Seguridad Ciudadana tenía planeado el trazo de los manifestantes. La plataforma de organización “Ni Un Repartidor Menos” transmitió en vivo su participación en la manifestación. La movilización también se repitió en ciudades como Guadalajara, en el estado de Jalisco.

El movimiento surgió luego de que un trabajador de este campo falleció por ser atropellado en una avenida de la Ciudad de México, hecho que causó indignación y alerta entre otras personas del sector. El auge que han tenido durante los últimos años también ha llevado a los repartidores a exigir garantías laborales en este campo.

“Hemos logrado que las aplicaciones nos escuchen, también canalizamos casos de compañeros que son despedidos injustificadamente, ellos hacen la revisión y rehabilitan al compañero. Con las Secretarías estamos viendo cómo organizarnos de mejor manera”, dijo Saúl Gómez, vocero de “Ni Un Repartidor Menos” en México, durante una conferencia de prensa el miércoles.

El movimiento se replicó este jueves en Colombia, donde repartidores de pedidos domiciliarios en Bogotá se unen a la jornada internacional de protesta para reclamar sus derechos como trabajadores. También en Chile se aglutinaron las manifestaciones.

AUMENTA LA DEMANDA

El sector de entrega de comida a domicilio (delivery) está registrando un crecimiento sin precedentes durante el confinamiento anunciado en gran parte del mundo por la pandemia por coronavirus COVID-19.

Con el inicio de la Fase 3 de la pandemia, cinco de cada 10 consumidores decidieron realizar sus compras en línea para evitar salir de su casa, reveló el segundo reporte sobre el Impacto de la COVID-19 en Venta Online en México, realizado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

La demanda de estos servicios ha hecho que empresas como DiDi Food crezcan a doble dígito en México y que Uber Eats haya sido, literalmente, el salvavidas de Uber durante el primer trimestre del año.

En dicho reporte, se detalló las categorías en las que los consumidores online han comprado más en este período: comida a domicilio, con 40 por ciento; moda, 30 por ciento; supermercado, 28; productos para el aseo del hogar, 26 y electrónicos, con un 24 por ciento.

Durante la contingencia sanitaria, 55 por ciento de los consumidores mexicanos ha adquirido productos y servicios vía online para evitar salir de casa.

-Con información de EFE y Economía Hoy