Economía

FMI sube previsión de crecimiento de México a 6.2%, pero insta: falta mucho por hacer

08/10/2021 - 1:52 pm

El FMI también recalcó que la inflación ha estado por encima del rango meta de inflación, y aunque reconoció que esto es reflejo principalmente factores externos (inflación elevada de alimentos, energía y mercancías), también explicó que se debe a “desequilibrios locales” entre la oferta y la demanda a medida que la economía se reabre.

Ciudad de México, 8 de octubre (SinEmbargo).– El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que la economía de México logrará recuperarse de “su caída más profunda en décadas” gracias al crecimiento de Estados Unidos y al aumento en las tasas de vacunación contra la COVID-19“, por lo que previó que el Producto Interno Bruto (PIB) nacional crezca hasta un 6.2 por ciento en 2021 y un 4 por ciento en 2022.

En su reporte México: Declaración final del personal de la misión del Artículo IV de 2021, el FMI resaltó que las autoridades han logrado mantener “con éxito” la estabilidad externa, financiera y fiscal pese a afrontar la crisis desatada por el nuevo coronavirus.

“La fabricación y las exportaciones están por encima de los niveles prepandémicos, los servicios se están reabriendo y el empleo se está recuperando”, se lee en el artículo. Sin embargo, el organismo internacional indicó que México no se encuentra en una posición totalmente estable, ya que las cifras del empleo informal se encuentran en niveles por encima de los niveles prepandemia, el desempleo ha afectado a más de 4 millones y medio de personas, y los niveles de pobreza, “ya elevados”, han aumentado aún más.

Y resaltó: “el bajo crecimiento de la productividad y la alta pobreza siguen siendo los problemas clave de México. De cara al futuro, la economía se enfrentará a nuevos desafíos derivados de los cambios tecnológicos y los efectos del cambio climático”.

En ese sentido, el Fondo Internacional expuso que para contrarrestar la “holgura económica” México debe terminar de vacunar a la población económicamente activa lo antes posible, adoptar una postura fiscal favorable a corto plazo para asegurar la recuperación; dirigir apoyos fiscales hacia gastos de asistencia social, educación, salud e inversión pública bien diseñados, con lo cual se “aliviaría la carga de los más vulnerables de la sociedad y promovería un crecimiento más inclusivo”.

POLÍTICA FISCAL

El reporte del FMI reconoció que las autoridades mexicanas han mantenido una política fiscal “conservadora” durante la pandemia, enfocándose en contener la deuda pública. “Las autoridades han aumentado los recursos para salud, pensiones sociales (no contributivas) para ancianos, Pemex y proyectos de inversión pública, pero han restringido el gasto en otras áreas”, agregó. Pero consideró que México “tiene cierto espacio fiscal y disfruta de un cómodo acceso al mercado” que podría implementarse para limitar los costos humanos que ha traído la COVID-19.

“Específicamente, un aumento permanente en el gasto de alrededor del 1.5 por ciento del PIB en 2022 podría ayudar a aliviar las presiones sobre los vulnerables, mitigar las cicatrices y asegurar la recuperación”, recomendó el organismo económico.

Bajo esa directriz, el FMI pidió que se fortalezca la asistencia social “mejorando la focalización, reduciendo las superposiciones y las brechas de cobertura en múltiples programas”; también sugirió que aumento del gasto se acompañe de medidas que mejoren la educación pública: invertir en equipos e instalaciones educativas, mejorar la educación de la primera infancia y las instalaciones de cuidado infantil, frenar el ausentismo y orientar las inversiones del sector de la salud hacia áreas empobrecidas.

En su análisis el FMI consideró que se deben tomar medidas para promover la formalización del mercado laboral, reducir las brechas de género, aumentar la profundidad financiera y mejorar el estado de derecho y la gobernanza, lo cual fomentaría la productividad y la inclusión. Foto: Portal oficial del FMI.

Además enfatizó que no sólo se debe apoyar de Petróleos Mexicanos (Pemex) para el crecimiento y desarrollo energético, pues consideró que la inversión pública aún es baja y conviene invertir en proyectos de alta calidad para respaldar el crecimiento nacional.

“La realización de análisis de costo-beneficio rigurosos y transparentes, incluso a través de un proceso de revisión externa, ayudaría a asegurar una selección sólida de proyectos”, sostuvo el FMI.

Sobre la mayor empresa estatal de México también comentó que sus pérdidas están recayendo en la sociedad y “desplazando otros usos más productivos de los recursos fiscales”.

El FMI también dijo que si bien México ha sido uno de los primeros en adoptar políticas de mitigación del cambio climático, se necesita más para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y promover el crecimiento sostenible. Foto: Portal oficial del FMI.

“Las pérdidas de Pemex están colocando una carga sobre los contribuyentes y desplazando otros usos más productivos de los recursos fiscales. Los escándalos de corrupción pasados ​​subrayan la importancia fundamental de fortalecer los procesos de gobernanza y adquisiciones dentro de la empresa. El apoyo adicional a Pemex debe ir acompañado de una nueva estrategia que priorice los objetivos financieros (por ejemplo, centrarse en campos rentables, vender activos no esenciales, posponer nuevos planes de refinería y reformar su costoso esquema de pensiones) y aumenta la transparencia. La asociación con empresas privadas aprovecharía la experiencia especializada y ayudaría a administrar los costos”, consideró.

REFORMAS SOBRE LA OFERTA

El FMI explicó que aunque el Gobierno de México ha desplegado una “estrategia de crecimiento inclusivo”, pesan en exceso los esfuerzos para privilegiar energéticas estatales -Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE)- y revertir reformas de anteriores administraciones o cancelar ciertos proyectos de inversión. “Esto ha pesado sobre la inversión y el riesgo de compensar los beneficios de crecimiento de otras medidas”.

También señaló que México debería aprovechar la “amplia y diversa” base de recursos de energía renovable y alentar la participación del sector privado en la generación de electricidad, la distribución de hidrocarburos y el fortalecimiento de la red eléctrica, con lo que México tendría un sector energético “más barato, más confiable, sostenible y competitivo”. E insistió: “es necesario reformar el plan de negocios de Pemex”.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas