En esta tierra de Olmecas y Totonacas la fusión de la naturaleza con la mordernidad y el paso de la época colonial pintaron los más destacados paisajes que conforman un destino turístico único.

Ciudad de México, 8 de noviembre (SinEmbargo).– Fortín de las Flores es un municipio veracruzano que se encuentra en la zona central montañosa del estado, justo entre la barranca del Sumidero y la cima Monte Blanco, lo que genera contrastantes paisajes naturales.

Fortín de las Flores cuenta con una gran riqueza natural que se puede apreciar en su flora y fauna abundante, además cuenta con una reserva ecológica forestal federal y se cultivan flores como orquídeas, palmas de todo tipo y helechos; además cuenta con minerales como el acero.

En esta tierra, las culturas Olmeca y Totonaca se asentaron con el paso del tiempo, y tras la Conquista, la arquitectura colonial se fusionó con el entorno y su historia, dando pie a una serie de destinos turísticos imperdibles. En Mundano te compartimos algunos lugares y claves que no puedes perderte durante una visita a este bello lugar de Veracruz.

BARRANCA DE METLAC

Barranca de Metlac es uno de los centros turístico que destaca en Fortín de las Flores, inspiración de fotógrafos debido a que en sus bellos paisajes se conjuga el desarrollo urbano y grandeza natural. En este lugar se erigen cuatro puentes que corresponden a diferentes pasajes en la historia. El primero de ellos es el de San Miguel, que data de la época colonial. Le sigue el puente del ferrocarril Mexicano que funcionó desde 1873 hasta el año 1985, considerado como una de las grandes obras del siglo XX.

Barranca de Metlac. Foto: veracruz.mx

Finalmente se encuentran los puentes más recientes: el nuevo puente de ferrocarril y el de la autopista Córdoba Orizaba, llamado Ingeniero Mariano García Sela. A través de los miradores que estás en dichas obras se puede obtener una mirada extraordinaria del lugar.

La barranca se puede recorrer caminando o en bicicleta.

MUSEO DEL BONSAI TATSU GORO

Ubicado en el fraccionamiento Fortín, en el centro de la ciudad, el pasatiempo de Miguel Ros se convirtió en un mágico lugar que proyectó al Municipio a nivel nacional e internacional con su gran colección de bonsáis formada por aproximadamente 900.

El Museo del Bonsai se ubica en el Fraccionamiento Fortín, casi en el centro de la ciudad. Foto: veracruz.mx

De acuerdo con la página del museo, el señor Miguel Ros creció y se adaptó a la vida de la montaña y el campo por lo que desde joven la naturaleza ha estado presente en su vida. En uno de sus viajes de negocios se detuvo a comer en un restaurante en Atlixco, Puebla, en el lugar llamó su atención un pequeño bosque que alcanzaba a ver en la parte trasera del lugar y descubrió una pequeña colección de bonsáis del Ing. Emidgio Trujillo, a quien le compró un par de árboles pero no de los exhibidos ya que esos formaban parte de la colección del ingeniero.

“Desde ese momento el bonsái se volvió el principal hobbie del señor Miguel Ros y un arte que lo llevaría a sobrellevar cualquier situación de su vida”, se lee en su página oficial.

EX HACIENDA LA MONTE BLANCO

Este bello lugar fue construido en el año 1618 y es una de las ex haciendas más antiguas de la región que sirvió de cuartel al Ejercito Insurgente en la Independencia. En este lugar se cultivaba café, naranja y tabaco, productos que se exportaban en tren. La ex hacienda se encuentra ubicada en la Congregación de Santa Lucía Potrerillo.

Ex Hacienda la Monte Blanco. Foto: veracruz.mx

ANTIGUA VÍA DEL FERROCARRIL Y PUENTE DE METLAC

En Fortín de las Flores se puede disfrutar de un hermoso sendero en La Antigua Vía del Ferrocarril Mexicano, la cual está rodeada de vegetación. Este es un espacio para caminar y maravillarse con las paisajes naturales, muy recomendable para quienes gustan de tomar fotografías ya que se encontrarán con lugares espectaculares. A su paso encontrarás túneles que conducen hasta el puente de Metlac con una longitud de 135 metros, cuya construcción se realizo a finales del siglo XIX.

La antigua vía del ferrocarril mexicano está rodeada de vegetación. Foto: veracruz.mx

MONUMENTO “EL AGUILA”

Este monumento histórico fue elaborado en mármol de carrara, originario de Italia. “El Aguila” fue erguido en Honor al teniente coronel Félix Díaz, por la batalla contra los franceses. Se encuentra ubicado en el parque Venustiano Carranza, justo detrás del Palacio Municipal.

Monumento “El Aguila”. Foto: veracruz.mx

PARQUE DE FLORICULTURA

El mejor lugar para disfrutar del colorido paisaje que ofrece su gran variedad de flores, desde plantas exóticas, follajes, palmas, plantas de ornato, de sol, sombra, entre otras. El parque se encuentra abierto todos los días de 9:00 a 19:00 horas y podrás encontrarlo en la carretera federal fortin-huatusco, justo a un kilómetro y medio del centro de la ciudad.

Tulipanes. (Imagen ilustrativa) Foto: RJB, EFE

PARAPENTES “ADRENALINA EN EL AIRE”

Esta es una gran experiencia que se puede vivir durante los fines de semana en el Cerro de Las Antenas. Un viaje en las alturas enmarcado por un hermoso paisaje que incluye la vista de del Pico de Orizaba, la Sierra de Zongolica, los valles de El Naranjal, Villa Unión, Córdoba, Ixtac, Orizaba etc. Los pilotos están calificados y no es necesario contar con experiencia previa ya que el viaje en parapente, dura aproximadamente 20 minutos y se realiza como
pasajero.

Vuelo en parapente. (Imagen ilustrativa) Foto: veracruz.mx

FIESTAS Y GASTRONOMÍA 

Durante el mes de mayo se lleva a cabo la exposición regional de floricultura Expo-flor. Por su parte, el 3 de agosto se realiza la conmemoración cívica por haber alcanzado el grado de Municipio en 1930. Finalmente, el 12 de diciembre se celebra una fiesta religiosa en honor a la Virgen de Guadalupe.

Los platillos típicos del municipio se caracterizan por basarse en la harina, el maíz, salsas y chiles. Sin embargo, no te olvides de probar los dulces típicos del lugar como los jamoncillos, duquesas, palanquetas de piloncillo y semillas diversas; o bien un rico atole preparado con diferentes frutas de la región.