Esta es la oportunidad perfecta para que el hijo de la leyenda demuestre que aún tiene mucho que ofrecer en el boxeo y que puede regresar a las grandes carteleras mundiales.

Ciudad de México, 8 de noviembre (La Opinión).- No hay mañana: Julio César Chavez Jr. echará toda la carne al asador en su próxima pelea ante Daniel Jacobs. No habrá título de por medio, pero el hijo de “El Gran Campeón Mexicano” prácticamente estará jugándose su carrera.

La pelea ya fue confirmada por DAZN y se realizará el próximo 20 de diciembre en el Talking Stick Resort Arena de Phoenix, Arizona. El encuentro está pactado en las 168 libras, peso que conoce a la perfección Chavez Jr. y que representará un reto para Daniel Jacobs, ya que tendrá que ascender a dicha categoría.

Esta es la oportunidad perfecta para que el hijo de la leyenda demuestre que aún tiene mucho que ofrecer en el boxeo y que puede regresar a las grandes carteleras mundiales. En caso de ganar se mantendría por buen camino; en caso de perder le daría la razón a sus detractores, quienes piensan que ya está acabado pese a la victoria contundente contra Evert Bravo hace tres meses.

“Estoy muy feliz de estar aquí y de esta oportunidad que me dieron. Voy a estar listo y voy a entrenar duro para esta pelea“, opinó al respecto el boxeador mexicano.

Cabe mencionar que esta pelea tuvo que moverse a Arizona, ya que Chávez Carrasco fue suspendido en Nevada, luego de negarse a los controles antidopaje en esa entidad, argumentando que los oficiales de dicha comisión nunca se identificaron.

Algo que tienen en común estos pugilistas es que ambos fueron vencidos por Saúl “Canelo” Álvarez y que desde esa derrota a los dos les ha costado trabajo levantarse en el mundo del boxeo.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA OPINIÓN. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.