El Secretario de Salud de la entidad destacó que Guerrero está logrando detener los contagios en municipios clave como Acapulco.

Ciudad de México, 08 octubre (SinEmbargo).- La fase III de la prueba clínica de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por CanSino Biologics  dio inicio en el estado de Guerrero, informó la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE).

Durante el lanzamiento de la prueba estuvieron presentes el Gobernador de la entidad, Héctor Astudillo Flores, el Secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos, y la Subsecretaria de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Martha Delgado.

“Hoy recibimos en el estado el producto de investigación del laboratorio CanSino Biotech para iniciar la fase III de las pruebas en voluntarios”, señaló Astudillo Flores.

Asimismo, exaltó que una vez superada esa fase, se convertirá en la vacuna contra COVID-19.

Lanzamiento de la fase III de la vacuna. Foto: Gobierno de México

Los participantes, son personas mayores de 18 años, sanos y que deben cumplir con una serie de características especificas.

Por su parte el Secretario de Salud de la entidad destacó que Guerrero está logrando detener los contagios en municipios clave como Acapulco.

Guerrero también ha iniciado ya una campaña de vacunación contra la influenza.

En tanto, la Subsecretaria Delgado exaltó la coordinación entre las entidades internacionales y los gobiernos locales para el avance de la fase III de la vacuna.

El Gobierno mexicano ha llevado a cabo una estrategia diplomática de combate contra COVID-19 fortaleciendo los vínculos de solidaridad internacional.

Dicha estrategia incluye donaciones internacionales que han sido gestionadas por la SRE.

México participa con un organismo adscrito a la Organización Mundial de la Salud (OMS) llamado COVAX con el que se han establecido acuerdos con gobiernos y laboratorios con protocolos promisorios; como AstraZeneca, Pfizer y CanSino.

La vacuna que ahora comenzará su aplicación en Guerrero ha pasado ya un riguroso proceso de pruebas de su fases I y II con éxito.

Así también, los centros de salud que participan en su fase III pasaron por un riguroso proceso de evaluación liderado por la Comisión Federal de Riesgos Sanitarios (Cofepris).