“Eta” ocasionó 158 interrupciones en los tramos carreteros, 11 puentes destruidos y 11 afectados severamente, lo que ha dejado tres comunidades incomunicadas.

Tuxtla Gutiérrez (México), 8 nov (EFE).- El número de muertes creció a 27 este domingo en el sureste mexicano por el paso del ciclón “Eta” y las lluvias de frentes fríos después de confirmarse dos nuevos decesos en Chiapas, que acumula 22 fallecidos, además de cinco en Tabasco.

Las autoridades de Chiapas reportaron a Efe un herido, cuatro desaparecidos, 37 mil 079 personas afectadas, 12 regiones dañadas, con 8 mil 033 familias damnificadas en 54 municipios con un total de 16 mil 077 viviendas con daños, de las que 4 mil 010 están inhabitables y 255 colapsadas.

En cuestión de infraestructura también informaron de 158 interrupciones en los tramos carreteros, 11 puentes destruidos y 11 afectados severamente, lo que ha dejado tres comunidades incomunicadas.

Asimismo, notificaron que existen 11 redes de agua potable dañadas y 87 desbordamientos de ríos y arroyos.

Habitantes de San Juan Chamula intentan rescatar algunas pertenencias. Foto: Carlos López, Cuartoscuro

Por ende, se activaron 13 refugios en municipios con alta población indígena, como Juárez, Ocosingo, Ixhuatán, Ixtapangajoya, San Cristóbal de las Casas, Tumbalá, Pantepec, Solosuchiapa, Larráinzar y Santiago El Pinar.

Horas antes, Andrés Manuel López Obrador, había confirmado tres decesos más en su natal estado de Tabasco, para un total de cinco.

El mandatario se trasladó desde el día anterior de emergencia a Tabasco, ante los reclamos de ayuda de cerca de 80 mil  damnificados.

“Desgracias humanas, pues relativamente pocas, se ha salvado a mucha gente”, afirmó este domingo junto al gobernador de Tabasco, Adán Augusto López.

Fallecidos por inundaciones. Foto: Carlos López, Cuartoscuro

El sureste de México, junto al Caribe y Centroamérica, resiente los efectos de “Eta” esta semana, además del frente frío número 9 y el 11.

“Eta” tocó tierra el pasado martes en Nicaragua como un poderoso huracán y tras arribar a Honduras como depresión tropical finalmente el viernes salió de Centroamérica, aunque ha dejado cientos de desaparecidos, y al menos 27 muertos en Guatemala, 25 en Honduras y otro más en El Salvador.

Ante la emergencia, la Embajada de Alemania en México anunció este domingo un apoyo de 50 mil euros para la compra de insumos elementales para los damnificados.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) también agradeció un donativo no especificado de la Embajada de Dinamarca.

En Tabasco, todavía hay más de 7 mil personas en refugios, mientras que continúan los planes de emergencia DN-III del Ejército y otro de la Marina, indicó el Presidente.

También prometió que habrá recursos para la reparación de daños pese a desparecer hace un mes el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

“Estamos pidiéndole a la gente que siga refugiada en albergues, no les va a faltar la comida, no les va a faltar lo indispensable, y lo que hemos calificado como criterio, lo material se repone, lo que hay cuidar es la vida”, advirtió en un vídeo desde el sitio.

Mientras el Gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, puntualizó que en el municipio de Macuspana existen “severos daños”, así como “muchas comunidades afectadas”.

Agregó que en esta zona, El Ejército, la Marina, la Guardia Nacional y Protección Cividl trabajan coordinadamente en apoyo a la población.

A la par, dijo que hasta las 20:00 horas del domingo, la presa Peñitas tenía un ingreso de 948 milímetros cúbicos por segundo y su extracción o desfogue es de mil 200 milímetros cúbicos por segundo.