México
La Verdad Juárez

Mexicanos y estadounidenses cruzan por tierra después del histórico cierre por COVID

08/11/2021 - 2:30 pm

Desde la noche de este domingo, los fronterizos juarense que fueron vacunados contra el COVID pueden cruzar a territorio estadounidense para actividades turísticas, de compras o recreativas, a casi 20 meses de las restricciones impuestas por Estados Unidos en los cruces terrestres desde México

Por Rocío Gallegos, Verónica Martínez e Iván Gómez

Ciudad Juárez, 8 de noviembre (La Verdad).- Estados Unidos reabrió su frontera a los mexicanos vacunados para viajes no esenciales, es decir, aquellos que tienen fines turísticos, de compras o recreativos.

A casi 20 meses de las restricciones impuestas en los cruces terrestres desde México, para frenar la COVID-19, Estados Unidos volvió a recibir a los turistas mexicanos desde las 00:00 horas tiempo de Washington, D.C.  (las 22:00 horas tiempo de Ciudad Juárez).

A esa hora comenzaron a cruzar los primeros ciudadanos con visas de turista vigente y su certificado de vacunación expedido por el Gobierno de México. La reapertura de la frontera se dio de manera simultánea en los cruces internacionales entre Ciudad Juárez y El Paso.

Entre ellos estaba un par de mujeres que llegaron con sus documentos en mano para mostrar a los oficiales de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) apostados en la joroba del puente internacional Paso del Norte.

Una residente juarense muestra su certificado de vacunación contra el COVID al cruzar a El Paso, Texas, tras la reapertura de la frontera de Estados Unidos con México. Foto: Rocío Gallegos, La Verdad

¿Ya están dejando cruzar? Preguntó una mujer que llevaba una impresión de su certificado en un folder trasparente. Su compañera se detuvo ante los agentes estadounidense para sacar de su bolso el documento de vacunación. Ambas pasaron sin problemas ese filtro migratorio.

De acuerdo con los agentes de CBP y personal de seguridad del puente en México, los primeros turistas mexicanos que cruzaron por el área peatonal hicieron fila después de las 20:00 horas, pero tuvieron que esperar la reapertura de la frontera en la joroba del cruce.

Una de las personas fue la mamá de Lulú, quien cruzó para reencontrase con su familia.

“Ella iba muy emocionada porque va a visitar a mi abuela y va a conocer a su nieto que nació en El Paso”, indicó la mujer que esperaba frente a las casetas del puente a que su mamá le confirmara con una llamada que ya estaba del otro lado de la frontera.

Narró que su familia casi no se vio desde que se cerró la frontera, debido a que los que viven aquí no podían cruzar y los que están en El Paso casi no vinieron por las largas filas que se hacen para ir y venir.

Mexicanos con visas de turista ingresan a Estados Unidos por el puente internacional Paso del Norte la noche del 7 de noviembre de 2021. Foto: Omar Ornelas, El Paso Times.

Este mismo panorama se observó en el área peatonal del cruce Córdova-América, conocido como Puente Libre, por donde cruzaron Vanessa Canales y su hijo.

La mujer de 37 años que esta en silla de ruedas espero hasta casi la media noche para intentar entrar a los Estados Unidos bajo los cambios de restricciones de viaje no esenciales.

“Nos imaginamos que habría mucha fila entonces preferimos venir a esta hora para cruzar más rápido”, dijo Canales cuya razón para cruzar era buscar refacciones necesarias para su silla de ruedas, pero más que nada ver a su abuela que vive en El Paso.

Para las 23:30 horas, los carriles del puente internacional Córdova Américas estaban libres de tráfico pero tres horas antes los vehículos de pasajeros llegaban hasta la avenida Benjamín Franklin frente al centro comercial Plaza de Las Américas.

Fila de ciudadanos en vehículos en las casetas de peaje en el Puente Paso del Norte para cruzar a Estados Unidos. Foto: Rocío Gallegos, La Verdad.

Usuarios de Facebook y miembros del grupo ‘Reporte de Puentes’ reportaron extensas filas desde las dos de la tarde con algunos pasajeras haciendo hasta más de dos horas de fila. Los fronterizos que comúnmente tienen que cruzar la frontera en horas pico, tomaron medidas anticipando las filas largas en los puentes.

Richard Arredondo cruza la frontera todos los días para ir a su trabajo en El Paso como asistente médico en una clínica de vacunaciones. Al no saber cuanto tiempo de fila podría ver el lunes por la mañana, Arreondo decidió cruzar un día antes para evitar llegar tarde.

“Por lo general yo cruzo todos los días, pero yo ahorita voy a cruzar para ya quedarme allá”, dijo Arreondo agregando que se quedaría toda la semana en casa de un primo en El Paso.

Rocío Mata encaminó a su hija, Sahori Torres, hasta la mitad del puente. La adolescente de 16 años pasa los fines de semana con su madre y su hermana en Ciudad Juárez, pero durante la semana vive en casa de su padre en El Paso donde también asiste a la preparatoria. Para la madre e hija que suben el puente cada domingo, las filas que vieron este 7 de noviembre fueron excesivas.

Fila de ciudadanos en vehículos en el Puente Internacional Zaragoza esperan para cruzar a Estados Unidos. Foto: Iván Gómez Cruz, La Verdad.

“Por lo regular venimos a esta hora y casi siempre esta a la altura de la aduana mexicana”, dijo Mata.

Anticipando que durante los próximos días las esperas en los cruces internacionales podrían alargarse alargándose, Mata piensa que es mejor evitar cruzar la frontera.

“Si se pone muy pesada la fila yo creo que ella va a venir cada quince días. O nosotros vamos un fin de semana allá y ella viene el otro”, comentó Mata. “No voy a perder tanto de mi tiempo en una fila para ir a comer o para comprar. Sobrevivimos casi dos años, entonces no le veo el caso de gastar tu tiempo y tu carro.”

Las filas de vehículos y peatones también se observaron desde la tarde en el puente internacional Zaragoza.

Eduardo Sánchez, vendedor de nieves de garrafa en ese cruce, aseguró que el comportamiento del tráfico durante el domingo fue algo anormal.

Área peatonal en el puente internacional Zaragoza. Foto: Iván Gómez Cruz, La Verdad.

“Como que la gente que trabaja los lunes se previno para no cruzar el mero día durante el posible desastre que va a haber”, dijo el vendedor ambulante.

Por ese cruce pasaron Luz Elena Contreras y su esposo, quienes cruzaron para solicitar un permiso de internación para viajar al interior de Estados Unidos.

“Vinimos como a las 19:00 horas a preguntar, pero nos dijeron que podíamos cruzar para sacar el permiso hasta las 00:00 horas, y por eso regresamos ya a esperar, al cabo falta poquito. Nosotros usamos el puente nada más para hacer compras y visitar familiares, así que estamos tranquilos”, comentó Luz Elena.

Fernanda y sus hijos Ivonne y Enrique, adelantaron su cruce la noche de este domingo para anticiparse a las filas que esperan se registren durante este lunes para cruzar la frontera.

“Venimos para realizar compras, y vinimos desde esta hora porque queríamos evitar las largas filas que se harán más al rato. Estaremos cruzando aproximadamente cada 15 días para visitar familia”, dijo la madre de familia.

La mujer y su hija tenían desde poco antes del cierre fronterizo en marzo del 2020 sin viajar a Estados Unidos, Enrique, desde octubre de 2019. Los tres expresaron sentirse contentos de que sus visas no hayan expirado en durante los 20 meses del cierre.

Puente Internacional Paso del Norte, visto desde la presidencia municipal de Ciudad Juárez. Foto: Rey R. Jauregui.

Las restricciones a los viajes no esenciales en la frontera, impuestas desde el 21 de marzo del 2020, separó a Ciudad Juárez y El Paso, dos comunidades binacionales hermanas donde se estima que cohabitan unos 2.3 millones de personas.

Si bien los ciudadanos estadounidenses y los residentes legales permanentes de EU pudieron cruzar la frontera durante ese tiempo, a los ciudadanos con visa de turistas no se les permitió para actividades no esenciales.

Debido a eso, los residentes fronterizos mexicanos tuvieron que esperar casi 20 meses para que EU levantara las restricciones de viaje relacionadas con la pandemia de la COVID-19 para volver a cruzar a territorio estadounidense. Sin embargo, ahora al llegar a los puertos de entrada, los viajeros deberán presentar prueba de vacunación, atestiguar verbalmente su estatus de vacunación y la razón de su viaje.

De acuerdo con datos oficiales, las personas que recibieron las dosis de las siguientes vacunas aprobadas por el Centros para el Control y Prevención de Enfermedades y la Organización Mundial de la Salud (OMS) pueden ingresar a Estados Unidos:

Janssen/J&J
Pfizer-BioNTech
Moderna
AstraZeneca
Covishield
BIBP/Sinopharm
Sinovac
Un buen número de mexicanos han sido vacunados con dosis que no cuentan con la autorización de EU y de la OMS, como el Sputnik V, desarrollado en Rusia, o la vacuna CanSino de China.

Las autoridades estadounidense también señalo que pese a estos cambios en las restricciones de viaje se continuará expulsando a solicitantes de asilo bajo la autoridad del Título 42.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE LA VERDAD. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas