Los activistas llevaron retratos a la protesta del domingo —cargándolos de cabeza para demostrar lo que consideran que es una hipocresía de Macron— para exigir una acción más enérgica del Gobierno en las conversaciones climáticas COP25 de la ONU, que actualmente se llevan a cabo en Madrid.

París, 8 de diciembre (AP).— Activistas climáticos franceses portaron retratos robados del Presidente Emmanuel Macron durante una manifestación el domingo cerca de la Torre Eiffel para presionar al Gobierno a que haga más por el cambio climático.

La protesta es parte de un inusual movimiento climático que este año se arraigó en Francia, donde los activistas han robado más de 130 retratos de Macron de ayuntamientos, desde los Alpes hasta el Atlántico.

Consideran que el centrista y proempresarial Macron no hace lo suficiente para reducir las emisiones de Francia, incluso cuando él mismo se da a conocer en el escenario global como el “Señor Clima”.

Emmanuel Macron, Presidente de Francia. Foto: AP.

Los activistas llevaron retratos a la protesta del domingo —cargándolos de cabeza para demostrar lo que consideran que es una hipocresía de Macron— para exigir una acción más enérgica del Gobierno en las conversaciones climáticas COP25 de la ONU, que actualmente se llevan a cabo en Madrid.

Pauline Boyer, del grupo ANV COP21, dijo que la manifestación tiene el objetivo de demostrar que “Emmanuel Macron utiliza un doble discurso al presentarse como el campeón climático, aunque no aplica una verdadera política en Francia que podría atacar el desafío ambiental”.

Los activistas están notablemente molestos de que Francia se haya demorado en sus compromisos internacionales para aumentar el uso de energía solar y eólica, y reducir las emisiones. Francia está muy por detrás de sus vecinos en cuanto al uso de energía renovable.