La joven ingeniera se unió a un equipo conformado por estudiantes de otros estados como Hidalgo, Zacatecas y países como Canadá y Ecuador para presentar un proyecto relacionado con el uso de ferritas hexagonales de tipo M., un material cerámico químicamente estable cuya importancia reside en su posible empleo en un hábitat lunar.

Ciudad de México, 8 de noviembre (SinEmbargo).- Xochitl Verónica Silvestre Gutiérrez, estudiante de Ingeniería en Sistemas Computacionales del Tecnológico Nacional de México (TecNM) campus Durango forma parte del equipo internacional, compuesto por jóvenes científicos, que participaron en el Programa Internacional del Aire y del Espacio (IASP) de la NASA, obteniendo el primer lugar en el certamen.

La joven ingeniera se unió a un equipo conformado por estudiantes de otros estados como Hidalgo, Zacatecas y países como Canadá y Ecuador para presentar un proyecto relacionado con el uso de ferritas hexagonales de tipo M., un material cerámico químicamente estable cuya importancia reside en su posible empleo en un hábitat lunar.

“En su primera fase, se ha investigado el uso de la cerámica de tipo hexaferrita para la protección de la radiación ultravioleta (UV), así como su comportamiento en condiciones extremas de temperatura y presión atmosférica”, señaló a la agencia Notimex.

Además de su bajo costo, este material cristalino cuenta con propiedades magnéticas que permiten su utilización en aplicaciones industriales, tecnológicas, biomédicas y de construcción, entre otros.

Xóchitl Silvestre viajó a Hunstville, Alabama, al U.S. Space & Rocket Center, donde se llevaron a cabo diversas actividades relacionadas con el programa IASP, tales como asistir a un Space Camp y convivir con astronautas en ingenieros de la NASA, así como conocer el tipo de alimentación que éstos llevan a cabo en el espacio exterior, además de la competencia en la que su grupo resultó ganador.

#OrgulloGuinda

Posted by Instituto Tecnológico de Durango on Saturday, December 7, 2019

Finalmente, la alumna recalcó la importancia de la juventud para el desarrollo tecnológico de nuestro país: “Dormimos poco, pero valió la pena, estoy orgullosa de representar a mi país. México tiene un enorme potencial en los jóvenes para transitar hacia la independencia tecnológica”, declaró.

El proyecto de su equipo se analizará para averiguar su posible utilización en el programa “Artemisa”, de la NASA, para la exploración lunar en 2024.