Economía

Corn Flakes ya traen sello por exceso de calorías, pero sigue su personaje, denuncian

08/12/2021 - 2:33 pm

Los productos de alimentos y bebidas no alcohólicas deben tener sellos que indiquen si tienen excesos (de calorías, azúcares, sodio, colorantes), no utilizar animales o personajes animados, deben tener una lista clara de los ingredientes de los que está hecho y no tener doble frente en sus empaques.

Ciudad de México, 8 de diciembre (SinEmbargo).– Especialistas en etiquetado de advertencia e implementación de la NOM-051 en México expusieron que el cereal Corn Flakes de Kellogs presentó por primera vez el sello de “exceso de calorías“, pese a que la norma de los octágonos entró en vigor desde hace un año.

Por medio de la cuenta de Twitter de la NOM-051 (Norma Oficial Mexicana 051), la cual promueve y hace más estricto el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasadas, se dio a conocer que el cereal de granos de maíz al fin colocó el respectivo sello de advertencia sobre las calorías que contiene.

Sin embargo, señalaron que la incorporación del octágono no resuelve el problema del producto, pues tal como se puede ver en la fotografía que se compartió, aún no se retira el personaje animado del empaque, el cual en este caso es un gallo color verde con cresta roja y pico amarillo.

“Después de un año por fin vemos que este cereal presenta el sello de exceso de calorías que debe portar… aunque sigue incumpliendo con la #NOM051 al seguir presentando el personaje animado. #EtiquetadoClaroYa”, se lee en el tuit.

Tal como respondió la Revista del Consumidor a un usuario de la red social, quien cuestionó por qué no se puede poner personajes animados en ciertos productos, “debido a la nueva norma de etiquetado en México [NOM-051-SCFI/SSA-2010], donde especifica el etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasadas, los animales y otros personajes de alimentos para niños deben de retirarse de los empaques”.

Un detalle que incluye la Norma es la prohibición para incluir en los empaques figuras infantiles o personajes públicos dirigidos a atraer la atención de las personas sobre tales productos.

“Incluir en la etiqueta personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, elementos interactivos, tales como, juegos visual – espaciales o descargas digitales–, que, estando dirigidos a niños, inciten, promueven o fomenten el consumo, compra o elección de productos con exceso de nutrimentos críticos o con edulcorantes”, señala el artículo 4 de la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria.

En ese sentido, la cuenta de Twitter de la NOM_051 abrió un espacio para que se incluyan todas las denuncias posibles de productos que aún están incumpliendo de alguna forma con dicha legislación.

El pasado 6 de octubre del año en curso, en el espacio YouTube de Café y Noticias, noticiario matutino de SinEmbargo Al Aire conducido por Romina Gándara y Daniela Barragán, la coordinadora de El Poder del Consumidor, Alejandra Contreras, señaló que las leches saborizadas, quesos imitación y algunos panes dulces son unos de los productos que aún no cumplen con la norma 051.

Sobre las leches de sabores, la especialista refirió que dichos productos son dirigidos a infantes y puede llegar a ser considerado “bueno” cuando no tiene ningún sello de etiquetado frontal, pero tienen el aditivo lactosa, el cual sirve para hacer que los productos deslactosados tengan mayor sabor dulce pese a la reducción de azúcares.

“Estas lechitas que son dirigidas a niños vemos que a pesar de que no tienen ningún sello del etiquetado frontal y que si tienen personajes en sus empaques pues contienen este aditivo que es la lactasa para deslactosar la leche, pero el objetivo que con lo que le está haciendo la industria alimentaria es para que el producto sepa más dulce con menos cantidad de azúcar porque la lactasa ‘desdobla’ la lactosa, que el carbohidrato de la leche, en dos componentes la glucosa y la galactosa, entonces al sabor ese producto es más dulce sin necesidad de añadirle tanta azúcar. Es decir, le bajan el 50 por ciento de azúcar le añaden lactasa, tienen un producto dulce y le pueden poner el personaje”, instó en el programa de la mañana de SinEmbargo Al Aire.

Fue el pasado 1 de octubre de 2020 cuando el nuevo etiquetado mexicano de alimentos procesados entró en vigor, y aunque significó una victoria para especialistas de salud y defensores del consumidor, provocó un aumento de tensión entre el Gobierno y la industria.

La nueva Norma Oficial Mexicana 051, premiada por Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud (OMS), combate con advertencias frontales en envases la epidemia de obesidad de México, el segundo país con más sobrepeso del mundo.

“Muchas veces el consumidor no sabe que estos productos ultraprocesados no son buenos para la salud, entonces es una medida histórica que ahora se resuelva esta asimetría de información”, afirmó en aquel entonces José Luis Chicoma, director general de Ethos: Laboratorio de Políticas Públicas, para EFE.

¿CÓMO FUNCIONA LA NORMA?

La NOM 051, producto de una reforma a la Ley General de Salud del año pasado, consiste en etiquetas en forma de octágonos negros que alertan sobre “exceso de calorías” u otras sustancias como azúcares, sodio y grasas, y la presencia de edulcorantes.

“Es un etiquetado muy fácil de entender, muy claro, y el cual no requiere de toda esta complejidad de información nutrimental para tomar una decisión rápida en el momento de compra”, expone Paulina Magaña, investigadora de la Alianza por la Salud Alimentaria y el Poder del Consumidor.

El modelo se basa en uno adoptado en 2016 por Chile, donde cayó 25 por ciento la compra de bebidas azucaradas, 17 por ciento la de postres envasados y 25 por ciento el contenido promedio de azúcares en los productos, según un estudio de la Universidad de Chile y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

“Al ser tan claro, un consumidor puede elegir entre un producto u otro, vale la pena mencionar que no es una medida prohibitiva, sino una medida informativa y de advertencia para dar estas herramientas necesarias y poder elegir”, argumentó la especialista Magaña.

Hasta ahora, México se encuentra en la primera fase de implementación de este nuevo etiquetado, en la cual se especificó que al 1 de abril de 2021 las etiquetas deben cumplir con todos los requisitos de la NOM y los sellos se seguirán evaluando conforme a la primera fase, en este periodo también aplica el numeral en donde se prohíbe el uso de personajes, dibujos animados, etc. en los productos que contengan sellos o leyendas.

De acuerdo con la información, el 1 de octubre de 2023 entrará en vigor la segunda fase, que incluirá la tabla de perfiles que se usará para la evaluación de los sellos.

En la tercera y última fase, que iniciará en 2025, el 1 de octubre, se usará la tabla de 6 perfiles nutrimentales, así como las especificaciones que el numeral indica. En esta última fase ya se tomará en cuenta la composición química de los productos, ya no sólo los azúcares, sodio o grasa añadidos, evaluándose si contienen estos nutrimentos de manera intrínseca.

-Con información de EFE

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas